Martes 17 de octubre de 2017
Elecciones 2016

Coaliciones: partidos 'se blindan' rumbo a elecciones

Coalición PAN-PRD
2016-03-18 19:32:22 por Antonio Caporal
Foto: Cuartoscuro

Rumbo a la jornada electoral de junio próximo, los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática han acordado hasta ahora postular candidatos comunes a la gubernatura para enfrentar al Revolucionario Institucional en cinco de las doce entidades que elegirán nuevo gobernador en 2016.

Y no es un asunto menor: lo cierto es que cuando ambos partidos han encabezado coaliciones para contender por dicho cargo, han obtenido resultados en poco más de 50% de los casos.

De hecho, en siete de las 13 ocasiones en que han ido en coalición por una gubernatura en los últimos 25 años, PAN y PRD han logrado derrotar al PRI.

Es ya una práctica que dichas fuerzas políticas llevan a cabo desde hace cinco lustros para ser competitivos ante los candidatos del PRI y la cual hace seis años les dio los mejores resultados que hayan tenido: ganaron juntos las gubernaturas de Sinaloa, Oaxaca y Puebla.

Panistas y perredistas —más otros aliados— justifican sus coaliciones con el argumento de que lo importante es propiciar la alternancia, en tanto que los priistas las critican señalando que no solo son incongruentes ambos partidos al aliarse sino que sus administraciones (encabezadas por un gobernante que triunfó vía la coalición) no garantizan la gobernabilidad.

Asimismo, desde 1989 a la fecha 23 entidades han tenido alternancia en la gubernatura y la mayoría de las ocasiones en que ello ocurrió los triunfos no fueron producto de una coalición entre PAN y PRD.

En el desarrollo de los actuales procesos electorales en doce entidades que renovarán gubernatura este año, el tema de las coaliciones ha sido central, propiciando acercamientos y alejamientos entre los propios panistas y perredistas e incluso motivando críticas al interior de sus propias filas.

Aquí presentamos una radiografía de cuáles han sido las llamadas coaliciones opostitoras que se han conformado en un cuarto de siglo, sus resultados y su evolución electoral, así como en qué entidades irán de nuevo en alianza los tradicionales partidos de oposición, PAN y PRD.

Recuento histórico

La primera coalición encabezada por PAN y PRD para postular un candidato común a la gubernatura y enfrentar al PRI se conformó en San Luis Potosí en 1991; a ellos se sumó el Partido Demócrata Mexicano y se denominó Coalición Demócrata Potosina.

En 1992 ambos partidos volvieron a unirse en Tamaulipas. En ambas elecciones los resultados no le fueron favorables a la coalición opositora.

Fue hasta 1999 cuando panistas y perredistas volvieron a coaligarse para postular un candidato común a una gubernatura: lo hicieron en Nayarit y en esa ocasión sí tuvieron éxito; seis años después, en 2005, los priistas recuperaron el gobierno estatal ya sin enfrentar una coalición de PAN y PRD.

En 2000 se conformó una gran coalición opositora en Chiapas encabezada por PAN y PRD y esta ganó al PRI la gubernatura; en 2006 PRD-PT-Convergencia la ganaron, ya sin el PAN, y en 2012 la recuperó el PRI.

Panistas y perredistas repitieron el triunfo en una coalición en 2001 en Yucatán, pero en 2007 contendieron por separado y los priistas recuperaron el gobierno estatal.

Luego, en 2004, panistas y perredistas conformaron coaliciones para contender por las gubernaturas de Chihuahua, Oaxaca e Hidalgo: ninguna alcanzó el triunfo.

Para los comicios de 2010 se formaron cinco coaliciones entre PAN y PRD para enfrentar al PRI en Durango, Hidalgo, Puebla, Sinaloa y Oaxaca; en estos tres últimos estados alcanzaron el triunfo y dichas gubernaturas estarán en juego en 2016.

La más reciente coalición de panistas y perredistas se dio en 2013 en Baja California y en esa entidad ganaron los comicios a los priistas.

Elecciones de 2016

Para los comicios de gubernaturas en doce estados este año, PAN y PRD se habían planteado la posibilidad de conformar coaliciones y así enfrentar al PRI y sus habituales aliados (Partido Verde y Panal), pero por diversas causas solo irán juntos en los cinco estados que a continuación enumeramos.

Durango

La entidad es gobernada por el PRI y nunca ha tenido alternancia.

En 2004 el PRI ganó los comicios para gobernador con 52% de los votos, mientras que el PAN logró 31 y la coalición PRD-Convergencia-PT consiguió 10% de la votación.

En 2010 el PRI repitió su triunfo con 46% de los sufragios; en tanto que la coalición PAN-PRD-Convergencia llegó a 44% de la votación; el PT obtuvo 4% de los votos.

Para este año panistas y perredistas volverán a contender en coalición, pero no han sumado a Movimiento Ciudadano ni al PT o algún otro partido.

La coalición PAN-PRD postula como candidato a la gubernatura de Durango al panista José Rosas Aispuro, quien enfrentará a Esteban Villegas Villarreal, del PRI-PVEM-Panal-PD.

Oaxaca

En 2010 la gubernatura pasó del PRI a la coalición opositora conformada por PRD, PAN, Convergencia (hoy Movimiento Ciudadano) y PT.

Este año panistas y perredistas lograron ponerse de acuerdo en la conformación de la coalición: el PRD designó a José Antonio Estefan Garfías. Cabe señalar que en esta ocasión ni PT ni Movimiento Ciudadano formarán parte de la alianza. Por su parte, el PRI-PVEM-Panal postulará a Alejandro Murat Hinojosa.

Quintana Roo

El estado es gobernado por el PRI y en él nunca ha habido alternancia. En los comicios para gobernador de 2005 el PRD obtuvo 35% de los votos y el PAN logró 22%; a su vez el PRI ganó con 41% de los sufragios.

En la elección constitucional de 2010 el PRD se quedó en 27% y el PAN en 17%, en tanto que el PRI ganó con 55% de la votación.

Este año PRD y PAN postularán a Carlos Joaquín González —quien recién renunció a su militancia priista— para contender contra el seguro representante del PRI-PVEM-Panal, Mauricio Góngora Escalante, quien al cierre de la edición era el único que se había registrado como precandidato de su partido a la gubernatura.

Veracruz

Es gobernado por el PRI y esta entidad nunca ha tenido alternancia: en los más recientes comicios de 2010 el PRI ganó con 43% de la votación, en tanto que los votos de PAN y PRD (sin coalición) sumaron más de 53 por ciento.

Asimismo, en 2004 los candidatos del PAN y del PRD (sin coalición) sumaron 62% de los sufragios, mientras que el del PRI alcanzó el triunfo con apenas 35% de los votos.

Panistas y perredistas no han logrado sumar a su alianza a Movimiento Ciudadano ni al PT, partidos con los que el PRD formó coaliciones en pasados comicios para gobernador en la entidad.

Este año PAN y PRD postularán al panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien competirá contra Héctor Yunes Landa, del PRI-PVEM-Panal-PT.

Zacatecas

El estado es gobernado por el PRI, partido que recuperó el Ejecutivo local en 2010 luego de dos administraciones consecutivas del PRD, el cual ganó los comicios de 1998 y 2014 en coalición con PT y Convergencia.

Este año panistas y perredistas lograron conformar una coalición, pero no han conseguido sumar a otras fuerzas políticas.

PRD y PAN postularán al perredista Pedro de León Mojarro, quien competirá contra Alejandro Tello Cristerna por el lado de PRI-PVEM-Panal.

En los más recientes comicios de 2010 el PRI, en coalición con Partido Verde y Panal, ganó con 43% de los sufragios, mientras que el PRD en coalición con Convergencia consiguió 23% y el PAN 17% de los votos.

Como es evidente, en algunos comicios la suma de los votos de panistas y perredistas es superior a los de los priistas; en otros, el voto priista —y de sus aliados— es superior incluso a la suma de los sufragios de la oposición.

Razones

Sobre las coaliciones que han formado panistas y perredistas, el presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, expresa: “En el PRI construimos alianzas que garantizan gobernabilidad y estabilidad en las entidades donde las concretamos y llevamos al poder. El PRI no teme ni a las candidaturas independientes ni a las alianzas de otros partidos, pero nuestra apuesta es por la gobernabilidad que México necesita para continuar con un proceso de transformación”.

También sobre las coaliciones opositoras, el priista señala que su partido es diferente a aquellas fuerzas que practican la “política de cambalache, es decir, aquellos que intercambian un estado por otro, o por dos, según el desprecio que sienten por cada entidad y por sus militantes en ellas, sin importar incluso si llevan como candidato a un fugado del PRI”.

Agrega que “se trata de alianzas que consideran a sus simpatizantes como moneda de cambio y, cuando llegan a ganar, solo generan inestabilidad e incertidumbre”.

Respecto de las críticas a las coaliciones entre panistas y perredistas Agustín Basave, presidente nacional del PRD, responde: “Pero nada más hay que ver quiénes lo dicen: los líderes y cuadros priistas que viven en una gelatina ideológica, una cosa que se mueve para todos lados. De repente ellos dicen que son muy estrictos en la ideología y cuestionan cómo es posible que se junten PAN y PRD”.

El perredista añade: “Todos sabemos que al gobierno priista las alianzas no les causan miedo sino pánico, porque saben que tienen muchas posibilidades de perder frente a una alianza”.

En tanto Ricardo Anaya, presidente nacional del PAN, comenta: “Las alianzas no únicamente responden a un interés electoral, sino que buscan propuestas de gobiernos que garanticen resultados y rindan cuentas a la gente”.

El panista también indica: “Es una gran oportunidad de sumar fuerzas para sacar del gobierno al PRI autoritario y lograr un cambio que no ha sido posible en 80 años en sitios donde siempre ha gobernado el PRI con corrupción, atraso, falta de empleo e inseguridad”.

Sobre las coaliciones electorales Luis Carlos Ugalde, director de la Consultoría Integralia, publicó a su vez en su página de Facebook:

“La única razón certera detrás del ánimo de las coaliciones es impedir que el PRI gane mucho, para que no llegue tan fuerte a la elección de 2018. Y para eso las coaliciones sí pueden ser eficaces”.

“Es simplista, ingenuo y engañador mantener el discurso de ‘sacar al PRI de Los Pinos’ como la llave para el progreso democrático. Ese argumento ya lo usó Vicente Fox en 2000 y los cambios fueron marginales. Se usaron en 2010 en varias entidades que hoy renovarán poderes locales y los cambios han sido escasos o incluso regresivos”.

Desgaste

Gilberto Flores, de la asociación civil Mexicanos Creando Conciencia, expone:

“La alianza PAN-PRD es vista por algunos analistas y actores políticos como una estrategia electoral que sacrifica la postura ideológica de ambos en pos de un bien mayor, con la esperanza de que logrando la alternancia en los estados dominados por el PRI se presente una plataforma reformista conjunta que permita la transición a una democracia madura y verdaderamente incluyente”.

Para el experto, la alternancia no ha reflejado de ninguna manera la intención, la voluntad o el compromiso de ninguno de los partidos políticos por cambiar el statu quo.

También te puede interesar:

El dilema de las alianzas entre el PAN y el PRD

PAN y PRD van juntos en elecciones de Durango y Zacatecas

Elecciones 2016: están en juego 1,365 cargos (Infografía) 

Aumenta gasto electoral en consejos locales (Infografía)

#elecciones 2016
# elecciones de gobernadores
# que se elige en 2016
# eleccioens 2016 estados
# elecciones 2016 mexico

Acerca del Autor
Antonio Caporal
Sin descripción