Sábado 18 de noviembre de 2017
Hueconomía

El Naufragio del Tilanic

Ilustración
2017-11-10 14:49:20 por Guillermo Fárber
L. Vargas

Jim Willie es un analista geofinanciero que me fascina por conspiranoico. En su boletín de octubre (Hat trick letter) dice esto del jaloneo comercial que tiene al filo de la butaca al gobierno mexicano (resumo): El TLCAN está a punto de colapsar debido a demandas absurdas de Washington.

Parece que el gobierno de eu quiere abortarlo porque está sesgado contra la economía norteamericana y sus trabajadores.

Posiblemente tanto México como Canadá se resisten a seguir vendiendo su petróleo a cambio de dólares.

NAFTA ha sido criticado por Trump muchas veces y sus demandas, consistentes con el objetivo de Make America Great Again, pueden hundir al tratado: quizás eso es justamente lo que quiere.

“La posición de EU tiene un sesgo claramente proteccionista”.

El nafta no ha servido a la economía de eu sino solo para aumentar las ganancias de las automotrices.

Y aún hay más

El colapso del tratado tendría repercusiones más allá de Norteamérica toda vez que el comercio dentro de la unión se ha más que cuadruplicado.

Ese crecimiento es impresionante pero ha causado enormes pérdidas de empleos y abandono de cientos de fábricas en EU.

Estados Unidos parece buscar un repudio total del tratado, cosa que los sindicatos yanquis del sector automotor seguramente festejarían.

El bando gringo insiste en insertar una cláusula sunset que forzaría una renegociación cada cinco años, lo que plagaría de incertidumbres las decisiones de inversión a largo plazo.

El negociador de EU, Robert Lighthizer, calificó al nafta de “desequilibrado” a favor de México y Canadá, y a su ver necesita urgentes cambios a fin de rebalancearlo.

“El presidente Trump ha prometido repatriar empleos e inversiones a EU: exactamente eso es lo que nos proponemos hacer”.

El antecesor de Lighthizer en el cargo, Robert Zoellick, estima que las probabilidades de que Trump descarte del todo el NAFTA son 50-50.

Zoellick declaró que el objetivo de Trump de arreglar el déficit comercial bilateral con México no es posible en las actuales condiciones: es simplemente demasiado grande. EU necesita emprender un esfuerzo de reindustrialización que le llevará al menos una década.

“Yo (Jim Willie) he detestado el nafta (por sus siglas en inglés) desde su nacimiento hace 24 años”. El NAFTA fue impuesto por las grandes corporaciones de EU, sobre todo las automotrices, expulsadas por los enormes costos de la mano de obra exigidos por los sindicatos.

Estos debieron hacer lo que los sindicatos alemanes, que aceptaron reducir sus salarios 15% a cambio de que las plantas se quedaran en Alemania. Así Alemania retuvo su poder, conservó sus fuentes de creación de riqueza y mantuvo en marcha su aparato de generación de capital.

Los negociadores mexicanos y canadienses luchan contra las demandas de eu que pretenden alterar de fondo el tratado. 

#economia
#trump
#guillermo farber
#washington
#jim willie

Acerca del Autor
Guillermo Fárber

Hueconomía