Domingo 16 de junio de 2019
Gobierno Federal

LORENZO CÓRDOVA, EJEMPLO DE ABUSO

Foto: Especial
2019-03-25 11:09:46 por Antonio Caporal
Foto: Especial

Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), presentó un amparo para que sus percepciones salariales no sean reducidas y, en consecuencia, no esté sujeto a las medidas de austeridad implementadas y aceptadas por todos los servidores públicos de los poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo, incluido el propio presidente de la República, quien puso el ejemplo al bajar su sueldo.

Con ello Córdova parece dar muestras de falta de sensibilidad y solidaridad social en un momento de ajuste financiero en el que se aspira a que las instituciones del Estado “hagan más con menos”.

Para diversos analistas pretender “mantener privilegios” demuestra que el consejero presidente “no leyó bien el resultado de las elecciones de 2018”, es decir, no entendió que los mexicanos reclaman un cambio sustancial en el manejo del presupuesto de la administración pública.

Presentar un amparo para mantener su alto salario, dicen los expertos, “tiene razón jurídica” pero de ninguna manera “es ético ni moral”.

Asimismo consideran criticable el hecho de que con chantajes quiera “mantener a la democracia como rehén”.

Lo que queda en claro con esta situación es que algunos “utilizan el juicio de amparo para defender derechos fundamentales; otros, para mantener privilegios”, puntualizan los especialistas.

Y coinciden en que hoy el presidente del órgano electoral es un ejemplo de abuso.

“Sin ética ni moral”

 

El pasado 12 de marzo Lorenzo Córdova presentó un juicio de amparo ante el Juzgado Primero en Materia Administrativa del Primer Circuito, con sede en la Ciudad de México, para evitar una reducción a su salario.

El recurso impugna el acuerdo que aprobó el Manual de Remuneraciones para los Servidores Públicos de Mando, la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos y el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2019.

La demanda que presentó el funcionario expone: “Tales actos vulneran en mi perjuicio diversos derechos laborales y sociales, como son el de seguridad jurídica e irreductibilidad salarial reconocidos, entre otros, en los artículos 123, apartado B), y 127 de la Constitución”.

El juez primero de Distrito, Jonathan Bass Herrera, anunció que se declaraba incompetente para conocer de este juicio: “La litis en este juicio de amparo tiene por objetivo la preservación de un derecho laboral, como lo es el interés que tiene el quejoso para que los ingresos que recibe con motivo de los servicios que presta no sean disminuidos”; en consecuencia lo turnó a un juez de Distrito en Materia de Trabajo.

Las críticas hacia el consejero Córdova no se hicieron esperar.

El presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción de la Cámara de Diputados, Óscar González Yáñez, afirmó que el amparo que interpuso Lorenzo Córdova Vianello para evitar reducción salarial “tiene razón jurídica, pero no ética ni moral”.

Al respecto el legislador del PT agregó: “Creo que ahí a Lorenzo Córdova le está faltando leer bien la elección de 2018; creo que nada más está viendo números; debería hacer un análisis sociológico de la elección, no solamente numérico”.

Al respecto precisó: “La sociedad no únicamente elige gobernantes sino también envía mensajes; y el que envió es muy claro: no quiere corrupción ni altos salarios de los funcionarios”.

Dijo que el haber establecido que “nadie gane más que el presidente, porque es el funcionario número uno con mayor responsabilidad en todo el país. Ya es un avance. Y después es el llamado a la moral y a la ética; nadie te obliga, pero lo tienes que hacer, porque si no pierdes autoridad moral y no puedes conducir una sociedad”.

Reconoció que el consejero del INE cuenta con autonomía, “hasta en su pensar. Una vez nombrados, no tenemos ninguna responsabilidad sobre ellos”.

A su vez, el académico John M. Ackerman señaló que “Lorenzo Córdova solicita amparo para evitar reducción a su salario. Algunas personas recurren al juicio de amparo para defender sus derechos fundamentales, otros lo utilizan para proteger sus privilegios”.

El presidente del órgano electoral no es el único funcionario que ha interpuesto un juicio de amparo a fin de evitar que le reduzcan su salario. Y sobre este tema la secretaria de la Función Pública, Irma Sandoval Ballesteros, refirió: “Es muy llamativo que se estén amparando los funcionarios para que a ellos no les aplique la Ley de Percepciones de los Servidores Públicos. Hay mucha resistencia política, hay mucha resistencia de los intereses que están en juego”.

Por su lado Xóchitl Nashielly Zagal, diputada de Morena, aseveró: “Los funcionarios ganan salarios muy altos y ya es tiempo de que se ajusten el cinturón”.

Tonatiuh Bravo, diputado de Movimiento Ciudadano, precisó a su vez: “Está suspendida la aplicación de la ley, pero no está suspendida la aplicación constitucional del 127; entonces, es ineludible la disposición constitucional” de reducir los altos sueldos de los funcionarios públicos.

El precio de la democracia

El Instituto Nacional Electoral y los partidos políticos recibirán en 2019 un presupuesto de 15 mil 363 millones de pesos, a pesar de que este año no se celebrarán elecciones federales y habrá tan solo seis elecciones locales, de las que únicamente en dos se elegirá gobernador.

Aun así los consejeros electorales se inconformaron con los recursos que les asignaron y advirtieron que se ha puesto en riesgo el cumplimiento de sus responsabilidades, entre ellas la organización de los procesos locales, con lo cual en opinión de diversos analistas políticos “pretenden tomar como rehén a la democracia”.

Como recordamos el 28 de noviembre pasado los consejeros electorales aprobaron el Anteproyecto de Presupuesto para el Ejercicio Fiscal 2019 por un monto de once mil 303 millones de pesos (más cuatro mil 965 millones de prerrogativas para los partidos), al cual calificaron como “el más bajo de toda su historia”.

El consejero presidente, Lorenzo Córdova, aseguró que los recursos pedidos eran 37% menores a lo solicitado en 2018, cuando el organismo recibió 18 mil 36 millones de pesos (más seis mil 788 millones de prerrogativas para los partidos).

En efecto, el monto de este año es inferior al de 2018, pero lo que no precisó el consejero presidente es que el año pasado el instituto organizó la elección federal y coadyuvó en la organización de los 30 procesos locales.

En conjunto, en 2018 se votó por 18 mil 311 cargos de elección popular, entre ellos la Presidencia de la República, 128 senadurías, 500 diputaciones federales, nueve gubernaturas, 927 diputados de 27 Congresos locales y mil 613 alcaldes de 25 entidades… mientras que en este 2019 no hay comicios de cargos federales, y se votará solo por dos gubernaturas, 60 alcaldes de cuatro estados y 86 diputados de tres Congresos locales; es decir: 148 cargos o bien 0.77% del número de cargos de elección del año anterior.

El hecho es que los consejeros justificaron su solicitud de recursos públicos: el presidente del organismo argumentó que con los recursos solicitados “se atenderán las responsabilidades que la ley mandata al INE en la organización de los procesos electorales que se desarrollarán en 2019; se garantiza el mantenimiento y actualización de la base de datos del Padrón Electoral; la expedición del mecanismo de identidad gratuita de los mexicanos; la administración de los tiempos del Estado en materia electoral y la fiscalización de los gastos ordinarios de los partidos políticos y candidaturas”.

El consejero Ciro Murayama expresó que “para asegurar la salud democrática el INE solicita 20 centavos de cada 100 pesos del gasto público federal”; recursos que “serán auditables y transparentes invertidos en derechos y democracia, invertidos en estabilidad política, económica y social”.

La consejera Adriana Favela recordó que el INE “ha mantenido una política de austeridad y sensibilidad social y ha dado muestras de ser una institución consciente y comprometida con la sociedad; como en 2017, cuando decidió la suspensión de la construcción de las instalaciones proyectadas en las oficinas centrales en Viaducto Tlalpan y reintegró mil 70 millones de pesos a la Tesorería de la Federación”.

Recorte

El 22 de diciembre la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados dio a conocer el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, donde se establecía un recorte de 950 millones a los recursos solicitados por el instituto.

En respuesta el día 23 de diciembre el INE expuso: “La propuesta de recorte que dictaminó la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados para el Instituto Nacional Electoral, misma que asciende a 950 millones de pesos, es no solo la más grande sino la más grave que ha sufrido en su historia”.

El órgano electoral también se quejó de que “el recorte afectará únicamente tareas sustantivas del instituto ya que en su presupuesto se incluyen cuatro mil 968 millones de pesos que corresponden al financiamiento a los partidos políticos que no pueden ser disminuidos por esta autoridad electoral porque se encuentran amparados por el texto constitucional”.

Y remató: “Por lo tanto, de concretarse el recorte se pone en riesgo el cumplimiento de la responsabilidad constitucional del INE de realizar las elecciones locales en los estados de la República”. Además, afirmó, “se pone en riesgo la continuación de los servicios gratuitos de credencialización para los más de 15 millones de ciudadanos que se prevé requieran este servicio en 2019”.

Al respecto el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, comentó que los funcionarios de cualquier dependencia u organismo autónomo debían tomar su ejemplo y apegarse a las medidas de austeridad.

Y concretamente sobre el INE dijo: “No puede ser que tengamos un organismo para organizar elecciones, que es el más caro del mundo. ¿Qué, es tan complicado organizar una elección limpia y libre? Vamos ventilando todos estos asuntos porque el dinero no es del gobierno, el dinero no es de los funcionarios: el presupuesto es dinero del pueblo, de los ciudadanos”.

Todos a la austeridad

El Presupuesto de Egresos de la Federación aprobado por la Cámara de Diputados establece 15 mil 363 millones de pesos para el INE, que incluyen diez mil 397 millones 209 mil 394 pesos para su gasto operativo y cuatro mil 965 millones 828 mil 351 pesos para el financiamiento público de los partidos políticos nacionales.

Luego de la aprobación del presupuesto el presidente del INE refirió: “El recorte presupuestal que aprobó la Cámara de Diputados coloca al Instituto Nacional Electoral en una situación crítica para poder cumplir con sus obligaciones constitucionales, como es su participación en las elecciones locales en Aguascalientes, Baja California, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas”.

Asimismo el consejero presidente sostuvo: “Lamento mucho que en esta decisión de recortar el único ámbito afectado sea el de la operación del instituto, porque el monto de los partidos políticos no se tocó ni en un centavo”.

Al respecto añadió: “El problema es que no se consultó al INE si el recorte ponía en crisis o no su participación en las elecciones”.

Sobre las quejas de diversos consejeros del órgano electoral el presidente de la República apuntó: “Acerca de lo del presupuesto del INE, eso ya está autorizado. Son elecciones locales las que se van a celebrar. Puede haber apoyo del INE pero considero que en la nueva etapa de austeridad, manejando bien el presupuesto, les va a alcanzar, a todos les va a alcanzar”.

A su vez el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, sentenció: “Aquí nadie se va a salvar de la austeridad republicana, porque es lo que está pidiendo la gente, que se cuiden más los recursos públicos, que no haya desperdicio de los mismos. Estoy seguro de que el INE podrá hacer un ejercicio de revisión de todo su presupuesto y con austeridad salir adelante”.

El coordinador de Morena en San Lázaro explicó que “el INE tuvo un presupuesto muy grande en 2018 porque fue año electoral federal”, pero en este año en que no habrá procesos federales el organismo “tendrá que revisar sus procesos, costos y medidas de austeridad”.

“Chantajes”

Desde el año pasado la mayoría de los consejeros electorales han justificado su inconformidad con el presupuesto que se les asignó: “El déficit no puede ajustarse porque significaría la cancelación o el incumplimiento de obligaciones fundamentales del instituto”, aseveran.

Sin embargo, el consejero José Roberto Ruiz sostiene una opinión diferente a la de sus compañeros. Para él, el recorte presupuestal ofrece “áreas de oportunidad al interior del INE” para contar con un organismo más austero.

El 29 de enero pasado el órgano electoral dio cuenta de que “la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitió a trámite la demanda de controversia constitucional presentada por el INE (el 23 de enero) para impugnar el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 aprobado por la Cámara de Diputados, respecto de la reducción de 950 millones de pesos efectuada al presupuesto originalmente planteado por el instituto”.

De acuerdo con los consejeros, “al aprobarse esa reducción se vulneró la autonomía e independencia del instituto”.

Si bien es cierto que la SCJN admitió “a trámite” la referida controversia, el máximo tribunal consideró que debía seguir “surtiendo efecto la decisión de la Cámara de Diputados hasta en tanto se determine en definitiva si la reducción presupuestal aprobada en perjuicio del INE es constitucionalmente válida”.

Por lo pronto, Lorenzo Córdova Vianello busca conseguir su amparo a fin de seguir percibiendo un sueldo anual bruto cercano a los cuatro millones de pesos entre “sueldo base”, “compensación garantizada”, “seguro de separación individualizada”, “aguinaldo” y “prima vacacional”; eso sin contar los recursos que se le asignan para cubrir gastos de alimentación, hospedaje, vuelos en avión, vehículo para traslados, telefonía celular y seguro de gastos médicos: la austeridad no es lo suyo sino el abuso.

Presupuesto anual del INE*

(en millones de pesos)

201515,880Con elecciones federales intermedias

201613,301Sin elecciones federales

201711,902Sin elecciones federales

201818,036Con elecciones federales

201910,397Sin elecciones federales

(*No incluye prerrogativas de los partidos políticos)

 

2018 vs. 2019

(en millones de pesos)

201818,036

Se votó por 18 mil 311 cargos de elección popular

201910,397

Se votará por 148 cargos de elección popular

 

Lorenzo Córdova y su salario privilegiado (2018)

El salario del consejero presidente se compone de “sueldo base” más “compensación garantizada”, lo que equivale a 264 mil 136 pesos mensuales brutos.

A ello se suman:

Seguro institucional: suma asegurada básica de 40 meses. Potenciación hasta 108 meses.

Seguro de gastos médicos mayores: le serán asignados 295 salarios mínimos generales mensuales en la Ciudad de México.

Seguro de separación individualizado: el INE aportará por cuenta y en nombre del servidor público un monto igual al que aporte este, que será de 2, 4, 5, 8 o 10% del sueldo tabular.

Prima vacacional: cinco días de sueldo base cuando menos, que se otorgan por cada periodo vacacional.

Prima quinquenal.

Aguinaldo: 40 días de sueldo tabular, cuando menos.

Vacaciones: 20 días hábiles al año, en dos periodos de diez días cada uno.

Vehículos: uno.

Gastos de alimentación: con un monto de hasta 11 mil 970 pesos mensuales.

Fuente: INE

 

#gobierno federal
#lorenzo
#cordova
#abuso
#amparo
#antonio caporal

Acerca del Autor
Antonio Caporal
Sin descripción