Lunes 19 de agosto de 2019
Bienestar

ENFERMEDAD DE CHAGAS, GRAVE PARASITOSIS EN MÉXICO

Foto Especial
2019-05-24 13:48:40 por Lorena Ríos
Foto Especial

El mal de Chagas es una de las 20 enfermedades que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como desatendidas y afecta a diez millones de personas en el planeta.

En México se estima que existen 876 mil 458 sujetos afectados por la infección, causada por un parásito que transmite la chinche “besucona” o “chupadora”, que en las etapas iniciales no presenta síntomas sino que los efectos se traducirán al paso de los años, diez o más, en una insuficiencia cardiaca o problemas digestivos graves, advierten especialistas.

Hasta hace poco se consideraba que el problema solo se encontraba en los estados del sur del país, en especial Yucatán, Quintana Roo y Nayarit, pero ya se han reportado casos en la CDMX, específicamente en la alcaldía Tláhuac, puesto que al parecer el insecto ha migrado y se adaptó fácilmente al medio ambiente, como producto de la migración de personas.

“El causante de la enfermedad de Chagas es el parásito Trypanosoma cruzi, transmitido por el insecto; existen cinco formas de contagio: vectorial (a través de las heces del insecto), vertical o congénita (de madre a hijo, durante el embarazo), por transfusión sanguínea o trasplantes de órganos, por vía oral y a través de accidentes de laboratorio”, explica Adolfo Chávez Mendoza, de la Clínica de Insuficiencia Cardiaca del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS.

“Lo malo de este padecimiento es que en la mayoría de los casos, en la fase aguda, es decir, cuando un número importante de parásitos circula en sangre, los síntomas no existen o son muy leves, poco específicos; lo grave sucede después, en la fase crónica, cuando ya existe un impacto en el corazón y músculos digestivos. De hecho, no pensábamos que estábamos entre los países endémicos, como Brasil y Argentina”, señala.

Este mal “ocasiona trastornos cardiacos —como Insuficiencia Cardiaca (IC)— en 30% de los pacientes y alteraciones digestivas, neurológicas o mixtas en 10% de los casos. La infección puede conducir eventualmente a la muerte súbita debido a arritmias cardiacas o IC progresiva”, expone el especialista de la Sociedad Interamericana de Cardiología.

Añade que la forma más común de transmisión es cuando el insecto pica a una persona para alimentarse de su sangre y en el proceso defeca cerca de la picadura; en las heces se encuentra el parásito, que ingresa a la sangre cuando la persona se rasca. En algunas ocasiones las heces pasan a través de las mucosas; por ejemplo, si la picadura fue cerca de los ojos, por lo que se presenta una inflamación importante de la zona.

Chávez Mendoza comenta que “no se transmite la enfermedad de la madre al feto; esto solo sucede  en 3% de los casos. Por eso al nacer, si la madre es portadora, a los bebés se les realizan pruebas y estudios para determinar si ha sido infectado, incluso en los casos en que el nacimiento se haya registrado fuera de las zonas endémicas de América Latina”.

En relación con los trasplantes de órganos y donación de sangre el especialista explica que el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea desde 2012 ya recomendó la utilización de pruebas en los bancos de sangre para detectar la infección en donadores y evitar un mayor contagio.

Insuficiencia Cardiaca

Cuando el corazón poco a poco pierde su capacidad para bombear sangre oxigenada al organismo, la cual llega a acumularse en diversas partes —como tracto gastrointestinal, brazos y piernas, hígado, pulmones, entre otras—, es lo que se conoce como Insuficiencia Cardiaca, enfermedad prolongada, duradera y potencialmente mortal.

“En México se estima que existen 1.6 millones de personas con IC. De ellas, 50% morirá después de cinco años de haber recibido su diagnóstico clínico, puesto que con esta patología la mayoría de los decesos se deben a causas cardiovasculares, principalmente muerte súbita”, puntualiza Viviam Ubiarco López, gerente médico de una reconocida empresa farmacéutica.

Al ser la IC una enfermedadincapacitante y potencialmente mortal el foco del tratamiento se centra en el control de los síntomas, que son dificultad respiratoria, apnea del sueño, dolor en el pecho, cabeza y espalda, fatiga intensa y poca tolerancia al ejercicio. Con tratamiento farmacológico se busca mejorar el estado clínico y capacidad funcional del paciente para que realice con normalidad sus actividades, así como prolongar la cantidad y calidad de vida.

La IC es un síndrome, es decir, un conjunto de signos, síntomas y complicaciones vinculadas a cualquier enfermedad que afecte de manera directa o indirecta al corazón, por lo que su atención oportuna, personalizada e integral es fundamental para los pacientes con enfermedades cardiovasculares, agrega el médico internista.

Atención a pacientes

El presidente ejecutivo de la Asociación Pacientes del Corazón AC (PACO), Carlos Castro, dice a su vez que les preocupa el funcionamiento del sistema nacional de salud, la reducción de recursos, el acceso gratuito a los medicamentos, a la atención médica especializada… en resumen, a una reforma en salud “que se ha quedado en palabras. No hay recursos suficientes para stents coronarios, marcapasos o medicamentos, a pesar de que hay muchos enfermos del corazón”.

Por ello “buscamos sensibilizar e incidir en las políticas públicas en materia de salud. Es posible prevenir enfermedades del corazón al cambiar el estilo de vida, alimentación, actividad física, limitar el consumo de sal, entre otras cosas. Un paciente informado es un paciente empoderado”, concluye.

 

#bienestar
#salud
#chagas
#grave
#parasitosis
#mexico
#lorena rios

Acerca del Autor
Lorena Ríos
Sin descripción