Lunes 18 de noviembre de 2019
Medio Ambiente

EL PULMÓN DEL PLANETA ARDE

Foto: Especial
2019-09-04 10:53:40 por Martha Mejía
effesphoto

Grandes territorios del Amazonas, principalmente en Brasil y Bolivia, se han convertido de manera literal en un infierno para la flora, la fauna y las poblaciones que viven en las zonas afectadas por incendios que este año se incrementaron en más de 80% respecto de 2018, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE).

Los más de 83 mil puntos de fuego que afectan a la selva tropical más grande del mundo —con 6.7 millones de kilómetros cuadrados y que se expande por nueve países de Sudamérica— dejarán graves consecuencias no únicamente en los ecosistemas del lugar sino en todo el mundo, afirman los expertos.

Importancia 

“La selva de la Amazonia es uno de los últimos refugios de la Tierra para jaguares, águilas, perezosos, monos araña y ranas exóticas. Aquí viven una de cada diez especies conocidas en la Tierra, 40 mil especies de plantas, tres mil especies de peces de agua dulce y más de 370 tipos de reptiles. Desde 1999 se han descubierto en este lugar más de dos mil nuevas especies de plantas y vertebrados”, explica en entrevista José Antonio Benjamín Ordóñez, investigador del Tec de Monterrey experto en cambio climático.

El Amazonas también aloja más de 30 millones de personas, incluidos 350 grupos indígenas y étnicos, quienes viven y dependen de la naturaleza para la agricultura, la vestimenta y las medicinas tradicionales.

No obstante, indica el también catedrático de la Facultad de Ciencias de la UNAM y director de la asociación civil Servicios Ambientales y Cambio Climático (SACC), su importancia se extiende más allá de los servicios ecosistémicos a la zona. “La salud del planeta entero depende de esta región ya que aporta entre 16 y 23% del oxígeno; en ella se generan de 90 mil a 140 mil millones de toneladas métricas de carbono, lo que ayuda a estabilizar el clima tanto local como global”.

Además el río Amazonas bombea al año alrededor de siete billones de toneladas de agua y sus bosques reciclan de 50 a 75% de la lluvia anual en la región.

Fuego enemigo

¿Qué dio origen a estos incendios que generaron una ola internacional de críticas a la política ambiental del presidente brasileño, Jair Bolsonaro?

“El Amazonas enfrenta muchas amenazas, incluida la deforestación por la ganadería extensiva y la expansión agrícola, la infraestructura mal planificada, la extracción ilegal e insostenible de recursos naturales y el cambio climático. Sin embargo el origen de estos incendios proviene del hombre”, relata Benjamín Ordóñez.

Señala que desde los setenta en Latinoamérica comenzó una política de introducción de sistemas agropecuarios dentro de las reservas naturales. “Por fortuna a lo largo del tiempo muchos de los países que conforman el Amazonas han entendido que vivir en armonía con el ambiente les genera mayores beneficios que carencias. Sin embargo la destrucción de la Amazonia en Brasil se incrementa rápidamente desde que el presidente Jair Bolsonaro, de extrema derecha y ex militar, asumió el cargo y su gobierno redujo los esfuerzos para combatir la tala, la ganadería y la minería ilegales”.

De acuerdo con el diario local Folha do Progresso, de la localidad de Novo Progresso, en Pará, el 10 de agosto “hacendados decidieron crear el Día del Fuego e incendiar los bosques para abrir paso y colocar pastos para el ganado, tener espacio en tierras públicas para mostrarle al presidente Bolsonaro que estarían trabajando y por lo tanto merecerían la amnistía prometida para el crimen que cometían en ese momento”. El diario publicó esta noticia junto con un testimonio anónimo de un productor.

Para el especialista de la UNAM Bolsonaro “considera que la selva no tiene valor y desconoce completamente la parte ecosistémica y funcional de los organismos que habitan ahí; entonces este año en menos de 16 días empiezan a ocurrir incendios, muchos de estos dirigidos ya que se usaron precursores químicos como gasolina y otras cosas. La causa se relaciona con el hecho de que China acaba de devaluar su moneda para pagar menos aranceles y Brasil quiere alcanzar el mercado oriental con trampas y a costas del pulmón de la humanidad”.

A pesar de que estos incendios no fueron causados por el cambio climático, este puede empeorarlos. “Los árboles en llamas también lanzan más carbono a la atmósfera, los fuegos pueden arder a mayores temperaturas y extenderse más rápidamente en condiciones de más calor y sequía”, comenta.

En este caso, apunta Benjamín Ordóñez, el daño ambiental producto de la quema del Amazonas ha dado lugar a la emisión de más de 52 millones de toneladas de CO2 de forma atípica.

S.O.S.

Luego de 16 días de fuego continuo y de críticas por parte de los líderes mundiales el presidente Bolsonaro autorizó operaciones de 43 mil militares en siete estados para combatir el fuego en la región, después de las solicitudes de sus gobiernos locales. Sin embargo más allá de la provincia de Rondonia el gobierno brasileño todavía no da a conocer detalles sobre los operativos en otros estados.

También afirmó que aceptaría los 20 millones de dólares ofrecidos por el Grupo de los Siete (G-7) para combatir el incendio amazónico pero con condiciones, es decir, únicamente si el presidente francés, Emmanuel Macron, se disculpa por presuntamente haberlo llamado mentiroso. 

“Primero el señor Macron debe retirar los insultos que hizo contra mi persona. Primero me llamó mentiroso y después, por informaciones que tuve, dijo que nuestra soberanía en la Amazonia es una cuestión abierta”, declaró.

A su vez el presidente boliviano, Evo Morales, expresó que su país está abierto a recibir la ayuda internacional para combatir los incendios forestales que continúan en el oriente de su territorio y anunció la suspensión de la campaña electoral para su reelección, a menos de dos meses de los comicios generales.

Y mientras tanto el biólogo Christof Schenck, director ejecutivo de Frankfurt Zoological Society (FZS), una organización ecologista alemana que trabaja en Sudamérica, declaró que “los responsables de esta catástrofe global son aquellos que inician el fuego, aquellos que se benefician de la tierra quemada y quienes permiten estos incendios desde el punto de vista político. La comunidad mundial tiene que mantenerse unida ahora. Esto va más allá de la soberanía de un país: esto tiene consecuencias globales”.

Cuándo se recuperará

De acuerdo con los especialistas, aunque es difícil hacer una estimación del tiempo que tardará la selva dañada en recuperarse, sí está claro que no será en los próximos años.

“Los incendios modifican drásticamente la estructura de la vegetación de un determinado lugar. Y esto, a su vez, afecta a las especies que viven en el área”, indica Benjamín Ordóñez.

Otro dato que hay que tener en cuenta para entender cuán difícil será recuperar las zonas afectadas, añade, es que los incendios en la selva amazónica no ocurren naturalmente. En muchas partes del mundo el fuego es parte del ecosistema. Pero en la selva tropical los árboles no están preparados, nunca han experimentado incendios. “Sudamérica es una de las regiones que se recupera más lentamente de estos siniestros”, dice.

Según estudios, incluso tres décadas después de ser golpeados por un incendio los bosques quemados tienen 25% menos carbono que aquellos que no fueron blanco de llamas. Y es que el Amazonas no tiene mecanismos de protección contra el fuego y esto genera que la mortalidad de los árboles sea mucho más alta.

“Esto muestra el tamaño de la catástrofe por la que estamos pasando: necesitamos mínimo 50 años o incluso cientos de años para que los bosques se recuperen de un incendio de esta magnitud”, explica Benjamín Ordóñez.

Cómo ayudar

Si estás preocupado por los más de 30 millones de organismos calcinados y por la noticia de que las llamas siguen avanzando a la tasa más alta desde 2013 y quisieras hacer algo el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y Greenpeace tienen algunas recomendaciones.

Dona Diversas organizaciones piden donaciones para ofrecer apoyo a las comunidades que lo necesitan, pedir leyes más estrictas e identificar las áreas más afectadas y las comunidades que más requieren acción.

Infórmate y habla“Comparte tu opinión o indignación en las redes sociales. Habla con tus amigos y familiares al respecto. Depende de todos nosotros hacer que esto sea social, económica y políticamente inaceptable, y ayudar a evitar que vuelva a suceder en el futuro”, señala WWF. Desde que la noticia llegó a los titulares mundiales celebridades, políticos y organizaciones se han apoderado de las redes sociales para exigir acción e incluso muchos de ellos donan cantidades importantes de dinero para apoyar. Los hashtags #PrayforAmazonia y #amazonasenllamas son tendencia.

Reduce tu consumo de carneDe acuerdo con WWF la alta demanda por comida, sobre todo carne, lleva a Brasil a consolidarse como “el mayor exportador de carne y el segundo exportador mundial de soya, que se usa para alimentar al ganado. Más y más bosques son cortados para hacer espacio para pastoreo y cultivos de soya”.

Greenpeace Brasil indica que si reducimos el consumo de carne menos áreas serán deforestadas. Si no quieres o no puedes dejar de comer carne la opción es evitar comer proteína animal por uno o dos días a la semana.

VotaEn redes sociales encontrarás peticiones que puedes firmar para que el WWF u otras organizaciones las presenten ante las autoridades. También Greenpeace Brasil tiene en su página una petición que puedes firmar para detener la destrucción del Amazonas.

 

 

Otros tesoros naturales en riesgo

Glaciares

Entre 1961 y 2016 han perdido nueve billones de toneladas de hielo. De seguir esta tendencia la mayoría de los glaciares en Europa, Canadá y Estados Unidos desaparecerán en la segunda mitad del siglo XXI.

Gran barrera de coral

Experimentó una ola de calor marina extendida en 2016 que causó la decoloración o blanqueamiento masivo y posterior muerte de corales.

Cuenca del Congo

Es la segunda selva tropical más grande del mundo, luego del Amazonas. Hasta dos terceras partes del bosque y fauna podrían perderse para 2040 a menos que se tomen medidas eficaces para protegerla.

Especies en peligro de extinción

La reducción del hábitat, el cambio climático y la contaminación son las principales causas de la pérdida de especies y amenazan con la extinción a más de 40% de los anfibios y más de un tercio de todos los mamíferos marinos.

Fuentes: IPBES, ONU y Nature

#medio ambiente
#pulmon
#planeta
#arde
#amazonas
#incendios
#brazil
#martha mejia

Acerca del Autor
Martha Mejía
Sin descripción