Item Aside Banner
Jueves 02 de abril de 2020
Mundo

ELECCIONES 2020: RETO PARA LA DEMOCRACIA EN EL MUNDO

Foto: Especial
2020-01-29 13:15:11 por Arturo Moncada
Foto: Especial

Actualmente hay en el mundo más sistemas democráticos y más alternancias democráticas de gobierno que nunca: el número de países democráticos en distintas fases de consolidación aumenta demostrando que la democracia se ha convertido en el sistema de gobierno con mayor legitimidad.

Sin embargo Ignacio Ramonet, catedrático y politólogo español, afirma que al presente existe un rechazo respecto del funcionamiento actual de la democracia. “Nunca se habían registrado tantos descontentos con la democracia. Los síntomas de este malestar son cada día más visibles. El número de posibles electores que deciden no votar es cada vez mayor y en muchos Estados democráticos se observa también el resurgimiento de partidos de tradición antiparlamentaria, en su mayoría de derecha o izquierda populista o de extrema derecha”.

Y agrega: “La confianza en los representantes políticos y en los partidos se erosiona porque el sistema representativo parece incapaz de dar respuesta a las nuevas exigencias políticas”.

No obstante señala que la democracia sigue siendo el modelo que mejor promueve el debate y el diálogo como mecanismos de resolución de los conflictos sociales, por lo que es importante su impulso y cuidado.

Y es que la vida en democracia es un logro de la civilización en tanto que permite una forma de gobierno legítimo en la medida en que se cumplan algunas condiciones, como elecciones limpias, participación sin restricciones de personas y partidos, y libertad de expresión y de prensa, entre otras.

Procesos electorales

Durante 2020 se celebrarán a nivel internacional 81 elecciones que incluyen ejercicios de democracia directa, como referéndum constituyente o de independencia.

El futuro de muchos rincones del planeta dependerá de los resultados de estos comicios, aunque los ojos del mundo se concentrarán sin duda en el proceso electoral de Estados Unidos, que cobra mayor relevancia por el juicio político contra Donald Trump.

Cabe resaltar que si bien EU se considera por muchos el pilar de la democracia, en los últimos años y sobre todo durante el mandato de Trump los cimientos democráticos en esa nación se han visto atacados.

En su reporte sobre Libertad en el mundo 2019, por ejemplo, la organización Freedom House destaca que si bien los grandes desafíos que enfrenta la democracia estadunidense no comenzaron con la toma de posesión de Trump, sí se intensificaron.

Según el organismo “ningún presidente en memoria viva ha mostrado menos respeto por sus principios, normas y valores. Trump ha atacado a instituciones y tradiciones esenciales, incluida la separación de poderes, una prensa libre, un Poder Judicial independiente, la entrega imparcial de justicia, salvaguardas contra la corrupción y, lo que es más preocupante, la legitimidad de las elecciones”.

Freedom House explica que meses antes de su propia victoria en 2016 el candidato Trump comenzó a alegar fraude electoral y advirtió que podría no aceptar los resultados si perdía. Incluso después de ganar insistió en que se habían emitido millones de votos fraudulentos en su contra.

Bajo ese marco de ataque a la democracia el presidente de EU se juega su reelección tras una administración polémica y accidentada donde, a pesar de sus constantes traspiés, hay crecimiento económico y niveles de alto empleo en su país.

Del lado de quienes pretenden desplazar al presidente es aún incierta la estrategia para vencerlo. Hay quienes optan por una apuesta moderada, como la del ex vicepresidente Joe Biden, quien busca explotar su experiencia al ser la mano derecha de Barack Obama por ocho años, pero que en algunos círculos representa la política de siempre, algo que Trump se encargó de desacreditar en su campaña antipolítica y de outside. Este podría conquistar el voto de derecha que no quiere a Trump pero no motiva al ala izquierdista del partido, que puede mostrarse apática.

Por otra parte hay candidatos como el senador de Nueva Jersey, Cory Booker, o el alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, quienes proponen políticas más progresistas, sin llegar a ser radicales. Estos generan entusiasmo en votantes jóvenes, logran cautivar al ala de izquierda demócrata, pero puede que no convenzan al republicano desencantado con Trump y que tiende a la derecha.

Finalmente están los populares senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, quienes le hablan al votante más de izquierda, pero generan miedo en los moderados y para quienes es virtualmente imposible conquistar a independientes o desencantados del bando de Trump.

Estos tres bandos pretenden desbancar al polémico mandatario, quien además enfrenta una dura prueba en el Congreso: un juicio político bajo cargos de presunto abuso de poder y obstrucción al Congreso.

América Latina

De 2017 a 2019 la región latinoamericana vivió 15 procesos electorales que reconfiguraron el mapa político de la región. De estos nueve países optaron por un cambio, solo tres por la continuidad —en uno de los casos, Ecuador, se mantuvo el partido mas no el estilo de gobierno—, dos forzaron la permanencia y en uno, Bolivia, hubo una reelección calificada de fraudulenta y una renuncia presidencial.

A diferencia de otros momentos la realidad política de la región es mucho más difusa.

Algunos países decidieron optar por gobiernos de derecha, como Colombia, Chile, Uruguay o Brasil. Sin embargo entre estos hay abismales diferencias. Por ejemplo entre el estilo polémico de Jair Bolsonaro y el de la nueva coalición de gobierno de distintos tonos conservadores en Uruguay. Otros optaron por la izquierda, como Argentina o Paraguay.

De esta manera en 2020 Latinoamérica registrará menos comicios pero habrá de reconfigurar el paradigma democrático que se ha venido construyendo en las últimas tres décadas.

En Bolivia las elecciones generales se realizarán el 3 de mayo, mientras que en Chile, en vista de las multitudinarias protestas y un descontento generalizado, habrá un plebiscito el 26 de abril para decidir si se elabora una nueva Constitución.

También en Perú se llevará a cabo una elección extraordinaria de 130 congresistas este domingo 26 de enero.

Otro país con actividad electoral es la Venezuela de Nicolás Maduro, que tendrá elecciones parlamentarias el 6 de diciembre para renovar todos los escaños de la Asamblea Nacional mediante votación universal, directa, personalizada y secreta con representación proporcional. Los 167 diputados electos durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones.

Oriente Medio

En otros rincones no menos importantes para la salud democrática y estabilidad global 2020 también traerá elecciones.

Por una parte el 2 de marzo los votantes israelíes tendrán una tercera oportunidad de acudir a las urnas y dar a algún partido suficientes escaños o alianzas para armar gobierno. Esto porque en los comicios de abril y en la repetición de septiembre pasados ningún partido logró afianzar mayoría. Estas elecciones ponen en juego la estabilidad del siempre convulso Oriente Medio porque los votantes deberán elegir entre el primer ministro actual, Benjamin Netanyahu, quien ofrece una salida más agresiva a los otros conflictos en la región, y la coalición Azul y Blanco del general Benny Gantz, la cual propone una plataforma de derechas pero con un enfoque más moderado.

En el mismo tenor las elecciones legislativas en Irán del 21 de febrero serán un buen termómetro para la popularidad del presidente Hassan Rohani y sus aliados. Las tensiones y disputas con Estados Unidos, la fragilidad del Acuerdo Nuclear de 2015, una profunda crisis económica y la creciente tensión social interna pueden movilizar al electorado más conservador y nacionalista.

Europa

Otra elección que puede resultar interesante es la de Polonia, donde el presidente Andrzej Duda no buscará la reelección, dando fin a un mandato de derecha que ha coqueteado con el nacionalismo y se ha acercado a líderes populistas como el presidente húngaro, Viktor Orbán, o a líderes cuestionables de la ultraderecha como la francesa Marine Le Pen, el británico Nigel Farage o los partidos Amanecer Dorado de Grecia o Alianza por Alemania.

Una victoria contundente de un bando más moderado podría traer consigo un cuestionamiento a los crecientes movimientos de derecha radical en un continente que hace 75 años apostó por el multilateralismo y la cooperación, no por el aislacionismo, como la salida a sus principales problemas y los cuales han marcado duros ataques contra los valores democráticos.

Por su parte el 7 de mayo Reino Unido realiza elecciones locales. Buen momento para medir el grado de apoyo a los principales partidos políticos tras la inminente salida de Reino Unido de la Unión Europea.

África 

Este año muchos países africanos se juegan su consolidación como democracias o un retroceso hacia el autoritarismo. Habrá que prestar atención a elecciones en más de diez naciones de la zona, incluidos principalmente Etiopía, Ghana, Camerún y Burkina Faso.

Durante el primer semestre del año Egipto realizará elecciones legislativas. El presidente Al-Sisi buscará garantizar que la nueva cámara esté dominada por un bloque más leal a sus intereses. Los comicios se celebrarán en un contexto de inestabilidad interna, tras la oleada de protestas registrada en el país durante el segundo semestre de 2019.

En tanto el 9 de febrero hay elecciones legislativas y locales en Camerún. Estas vendrán marcadas por el clima de inestabilidad política y social del país y por el aumento de la inseguridad y los enfrentamientos armados en la región anglófila del mismo. El principal partido de oposición anunció que no participará en este proceso electoral, denunciando la pérdida de derechos civiles.

Asia

Esta región inició elecciones el pasado 11 de enero en Taiwán, donde la presidenta Tsai Ing-Wen logró la reelección por otros cuatro años al imponerse con una victoria aplastante sobre su rival más próximo, el conservador populista Han Kuo-Yu, del Kuomintang. Con 100% de los votos escrutado y la mayor participación desde 2008 (75.2%), Tsai logró ocho millones 170 mil votos (57.1%), frente a cinco millones 500 mil (38.6%) de su competidor.

En noviembre hay elecciones parlamentarias en Myanmar. Si las elecciones de 2015 fueron determinantes respecto de la transferencia de poder, las de este año deben decidir si se profundiza en la democratización y se apuesta por una gobernanza más inclusiva, especialmente con las minorías étnicas, o bien se retrocede a un periodo de fuerte inestabilidad interétnica y social. 

Corea del Sur va a las urnas el 15 de abril. El Partido Demócrata, que dirige el actual presidente Moon Jae-in, podría no tener garantizada una victoria en las elecciones legislativas por las continuas crisis políticas en su gobierno ante escándalos de corrupción. 

El panorama electoral este año es amplio y como señala Freedom House, en cualquier democracia es el papel de jueces y fiscales independientes defender la supremacía y la continuidad del derecho constitucional contra excesos de los funcionarios electos, garantizar que los derechos individuales no sean abusados por mayorías hostiles u otros intereses poderosos, y evitar la politización de la justicia para que las partes en competencia puedan alternar en el cargo sin temor a represalias injustas.

Si bien no está exenta de problemas la promesa de la democracia sigue siendo real y poderosa. Ampliar su alcance es una de las grandes causas de nuestro tiempo.

 

Erosión global de las normas democráticas

Elecciones En los últimos años los procesos electorales han disminuido más que cualquier otra medida de libertad.

Limpieza étnica Hay más instancias de cambios forzados en la composición étnica de un país que en 2005.

Seguridad de expatriados Casi la mitad de ciudadanos en países considerados no libres se han dispersado a otras naciones en los últimos 13 años.

Límites de plazo para ejecutivos Líderes de 34 países han revisado los límites de término de sus mandatos en los últimos 13 años, teniendo éxito 31 veces.

Libertad de expresión La libertad de expresión, que ya estaba en declive, sufrió una fuerte caída en los últimos seis años.

Derechos de migrantes Desde que surgió la crisis migratoria en 2015 las democracias han disminuido debido al trato del gobierno a los migrantes.

Fuente: Freedom House

Países bajo la mira democrática

Los siguientes países vieron desarrollos importantes en 2018 que afectaron su trayectoria democrática y merecen revisión. 

Armenia La alianza reformista de Nikol Pashinyan ganó la elección después de que el impopular Serzh Sargsyan intentó sin éxito extender su gobierno.

Brasil El candidato de derecha Jair Bolsonaro obtuvo la Presidencia con una retórica cargada de desdén hacia los principios democráticos.

Camboya El líder Hun Sen aseguró un poder casi total en unas elecciones desiguales celebradas después de que las autoridades disolvieron el principal partido de oposición y cerraron los medios independientes.

Camerún El presidente Paul Biya extendió su gobierno mediante elecciones profundamente amañadas, mientras que la actual crisis anglófona amenaza con derivar en una guerra civil.

China Más de un millón de uigures étnicos y otros fueron detenidos y llevados a campamentos de reeducación.

Etiopía El nuevo primer ministro reformista Abiy Ahmed levantó el estado de emergencia, liberó a presos políticos y permitió un debate político más abierto.

Irak A pesar de acusaciones de fraude y un recuento de votos controvertido las elecciones condujeron a una transferencia pacífica del poder.

Polonia El partido gobernante conservador arrasó el marco legal del país en su intento de ejercer control sobre el Poder Judicial.

Sri Lanka El despido unilateral del primer ministro por parte del presidente Maithripala Sirisena amenazó los recientes avances democráticos, aunque la Corte Suprema declaró que la medida era inconstitucional.

Tanzania El gobierno arrestó a líderes de oposición, sofocó protestas e impulsó leyes para consolidar aún más el dominio del partido gobernante.

Fuente: Freedom House

 

Avances y movimientos por la democracia

En 2018 los avances positivos en diversos países del mundo demostraron que la promesa universal de democracia todavía tiene poder.

Angola El nuevo presidente João Lourenço tomó notables acciones contra la corrupción y la impunidad, reduciendo la influencia de la familia de su predecesor.

Ecuador El presidente Lenín Moreno desafió las expectativas rompiendo con las prácticas antidemocráticas del ex presidente Rafael Correa. 

Malasia Los votantes expulsaron al primer ministro Najib Razak y a una coalición política que había gobernado desde la independencia en 2009, despejando el camino para un nuevo gobierno.

Fuente: Freedom House

 

#mundo
#elecciones
#reto
#democracia
#arturo moncada
#entorno
#global

Acerca del Autor
Arturo Moncada
Sin descripción