Item Aside Banner
Viernes 03 de abril de 2020
Economía

URGE ACTUAR PARA PROTEGER FUENTES DE EMPLEO

Foto: Especial
2020-03-25 10:17:38 por Lorena Ríos
Cuartoscuro

A 62 días de que se compartieron los datos del genoma del coronavirus de Wuhan o COVID-19, responsable de la pandemia mundial que provocó ya más de 220 mil casos y más de diez mil muertes en 168 países, científicos de la industria farmacéutica de Estados Unidos, Canadá, Francia, Suiza, Alemania y China participan en una carrera contrarreloj para descubrir la vacuna que detenga el avance de la nueva enfermedad.

Se trata de un hecho sin precedente en la historia de la humanidad.

En esta labor titánica participan firmas biotecnológicas, investigadores, genetistas, organismos reguladores, así como importantes inversionistas financieros para acelerar el tiempo y lograr un biológico seguro y eficaz.

Normalmente la inversión promedio para el desarrollo de un nuevo fármaco conlleva un costo de alrededor de dos mil 600 millones de dólares y un tiempo estimado de entre ocho a diez años, pero ante la pandemia del COVID-19 la industria farmacéutica espera tener lista una vacuna en un periodo de entre doce y 18 meses.

De igual forma el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó que el pasado 18 de marzo se confirmó el arranque del primer ensayo clínico de un vacuna que permitirá prevenir neumonías o bronquitis graves en la población mundial, derivadas de la infección del nuevo virus.

Por ello se dio el banderazo de salida al estudio denominado Solidarity, donde participan Argentina, Bahrein, Canadá, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, España, Suiza y Tailandia. 

El representante de la OMS afirmó que para suprimir y controlar el coronavirus los países “deben aislarse, hacer pruebas, tratar a los pacientes y rastrear a los contactos”, como columna vertebral de las medidas frente al virus.

De no hacerlo las cadenas de transmisión pueden continuar a un nivel bajo, pero luego resurgir una vez que se levanten las medidas de distanciamiento físico, advirtió.

Competencia mundial

En una carrera contra el tiempo, y en forma paralela a la OMS, investigadores de Seattle, Estados Unidos, llevan a cabo los primeros ensayos en humanos de una vacuna contra el nuevo coronavirus. Los científicos de los institutos nacionales de salud estadunidenses y la empresa de biotecnología Moderna, en Massachusetts, trabajan en la vacuna mRNA-1273 con el respaldo del gobierno de Donald Trump. La vacuna se probará en un grupo de 45 voluntarios sanos y se prevé que esté lista en año y medio.

De igual forma en China el Ministerio de Defensa aseguró que desarrolló “con éxito” una vacuna y ya se autorizaron las pruebas en humanos. La epidemióloga Chen Wei, líder de ese grupo de investigadores, afirmó que está lista para “una producción a gran escala, segura y efectiva”.

En la competencia mundial también participa la Asociación Alemana de Empresas Farmacéuticas Basadas en Investigación (VFA) con un total de 39 proyectos en todo el mundo y con el apoyo de la Coalición para las Innovaciones en Prevención Epidemiológica (CEPI), que financia y coordina el desarrollo de vacunas contra las enfermedades infecciosas emergentes, señaló Siegfried Throm, funcionario de la VFA.

La lista actual de receptores de CEPI incluye a la compañía farmacéutica alemana CureVac, junto con firmas estadunidenses como Inovio, Moderna y Novavax. También se apoyan proyectos de vacunas dirigidos por la Universidad Australiana de Queensland y la Universidad de Oxford, en Gran Bretaña.

Sin embargo investigadores y sus partidarios rechazaron los intentos de compañías, individuos o incluso gobiernos (Trump) de asegurarse derechos exclusivos para curas de coronavirus potencialmente exitosas.

Casos de éxito

Mientras se diseña una vacuna contra el avance implacable del coronavirus en el orbe, países como Corea del Sur, Japón, Tailandia, así como las ciudades de Taiwán, Singapur y Hong Kong pusieron en práctica medidas que lograron contener el brote y que pueden servir de experiencia para el mundo.

El epidemiólogo Tolbert Nyenswah, profesor de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins (EU), indicó que “no se pueden tomar acciones ni conocer el impacto real del virus si no sabemos a cuántas personas ha afectado”, por lo que a dichos gobiernos les funcionó realizar pruebas para saber quiénes tienen la infección por coronavirus.

De hecho el director de la OMS, Tedros Adhanom, consideró que facilitar las pruebas a cualquier persona con síntomas de haberse contagiado es una “columna vertebral para detener la propagación de la pandemia”. El funcionario alertó que muchos gobiernos realizan exámenes únicamente a los pacientes más graves, lo que no solo puede falsear la estadística sino además propiciar que personas con síntomas más leves continúen propagando el virus.

Otro de los beneficios de las pruebas es que permiten aislar a los enfermos para evitar que se propague el virus entre un mayor número de personas y abren la posibilidad de detectar los casos que han sido contagiados pero que no presentan síntomas. “Corea del Sur y China han realizado un excelente trabajo en el rastreo, pruebas y contención entre sus ciudadanos”, señaló Tolbert Nyenswah.

“A las personas con fiebre les aplican la prueba y cuando dan positivo al COVID-19 se les aísla en hospitales de cuarentena para evitar que infecten a sus familias”, describió.

Y añadió que en Taiwán y Singapur fueron más allá ya que buscaron a las personas que tuvieron contacto con el enfermo para aplicarles la prueba y determinar si habían sido infectadas para, de ser así, enviarlas a un periodo de cuarentena.

Fase uno

México se mantiene en la fase uno y la población en su conjunto sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias sobre evitar abrazos, besos, procurar estornudar en el antebrazo, toser con pañuelos desechables, así como la constante higiene de manos, del lugar de trabajo y el hogar con agua, jabón y cloro, además de la aplicación de gel desinfectante, colocación de cubrebocas (en caso de estar enfermo) y mantener una sana distancia.

Los mexicanos ya tienen experiencia con la pandemia de influenza AH1N1, pero esto no significa bajar la guardia ante la nueva amenaza. Al contrario, esa experiencia debe ser acicate para redoblar esfuerzos y seguir todas las recomendaciones de cuidado y prevención.

En tanto más de 32 millones de estudiantes en el país se encuentran ya en sus casas por instrucciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), como medida preventiva ante la expansión de contagios, el cual será del 20 de marzo al 20 de abril. Diversas escuelas y universidades decidieron incluso suspender actividades desde el martes 17. El objetivo es el autoaislamiento y la sana distancia para evitar un mayor número de contagios por el COVID-19.

En tanto el Consejo de Salubridad General (CSG) realizó la primera sesión extraordinaria 2020 en Palacio Nacional, donde reconoció la gravedad de la pandemia y clasificó la situación como “grave de atención prioritaria”, lo que permitirá liberar recursos y logística para combatirla.

El CSG acordó autorizar a las instituciones de salud de todo el país a iniciar la reconversión de hospitales y expandir su capacidad para garantizar la atención oportuna para todos los contagiados. El organismo reconoció que el COVID-19 es “causa de emergencia” y “atenta contra la seguridad nacional”.

La Secretaría de Salud, como cabeza de sector, establecerá las medidas necesarias para la prevención y control de la epidemia de coronavirus; en consenso con las dependencias y entidades involucradas en su aplicación se definirán las modalidades específicas, las fechas de inicio y término de las mismas, así como su extensión territorial.

Desde el 27 de febrero y hasta el cierre de esta edición en el país se habían registrado un total de 118casos confirmados de coronavirus, un fallecido y tres personas en estado grave, según informó el titular de la dirección general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, quien expuso que se cuenta con 120 mil reactivos para todos los estados, los cuales servirán para 35 mil pruebas.

La subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud descartó que el primer deceso por coronavirus ameritara incrementar la fase de alerta en el país. “Nos impresiona siempre la parte más dolorosa de los fenómenos de salud y de enfermedad, que es la pérdida de vidas humanas, pero en términos de lo que representa un fenómeno poblacional masivo es un significado diferente”, expuso dicha subsecretaría y señaló que México se mantiene en la fase uno de contingencia porque los casos son importados, de personas que viajaron y en el extranjero adquirieron el virus.

Llamó a la población a que mantenga la calma ante la emergencia, la cual se puede combatir empezando por tomar medidas de higiene y prevención básicas.

Equipamiento suficiente

El director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, Ruy López Ridaura, insistió en indicar que México cuenta con equipamiento suficiente para atender los casos graves que podrían presentarse en el peor escenario, en el cual calculó que podrían ser hasta diez mil 500 pacientes infectados a lo largo de doce o más semanas que dure la temporada de virus en el país. “Se ha calculado que serían entre mil 500 y mil 800 las personas que requerirían estar hospitalizadas, por lo que la capacidad de insumos y equipamiento sería suficiente”, dijo.

Además detalló que se cuenta con un total de 121 mil 435 camas de hospitalización en todos los niveles del sector salud, incluyendo las instituciones privadas. Para el servicio de urgencias, en los servicios estatales se cuenta con mil 500 camas de cuidados intensivos, dos mil 53 ventiladores y cinco mil 335 monitores. “Sin embargo se siguen rectificando con algunos estados los datos”, apuntó.

En relación a los medicamentos el funcionario explicó que se analizaron alrededor de 78 claves, de las cuales un grupo importante son antibióticos para el riesgo de pacientes con complicaciones de infecciones bacterianas, así como fármacos para tratar el posible descontrol de diabetes e hipertensión, entre otros, para personas que por sus condiciones crónicas tienen mayor riesgo de gravedad.

¡México, listo!

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “tenemos un plan de atención a enfermos; los espacios, las camas suficientes en centros de salud; los medicamentos necesarios, y si se requiere ya se está preparando un Plan DN-III con este propósito. Vamos a contar, como siempre, con el apoyo del Ejército, de la Marina, con todo su personal médico, con sus instalaciones. Está todo el gobierno preparado, de modo que estamos haciendo las cosas”, afirmó.

De igual forma el mandatario anunció que se mantendrán los programas sociales y se anticiparán dos meses de la pensión de adultos mayores, por lo que en el próximo pago recibirán cuatro meses de ayuda y les recomendó administrar los recursos.

“Esto lo informo para que el adulto mayor sepa, los que tienen su cuenta, que en vez de recibir dos mil 670 pesos van a recibir el doble, pero consideren que estamos incluyendo dos bimestres. Ya ellos son gente responsable pero no está de más decirles que administren”, recomendó.

En tanto Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno de la Ciudad de México, instó a los capitalinos a quedarse en casa ante la crisis que se vive en el mundo por la pandemia del COVID-19 y en caso de presentar síntomas de la enfermedad enviar un mensaje de texto con la palabra “covid19” al 51515, además de tener reposo y aislamiento para no contagiar a más personas.

Aseguró que el pánico no ayuda a la prevención, mientras que la información veraz sí. Añadió que las personas más vulnerables son los adultos mayores y quienes padecen enfermedades crónicas. “Vamos a salir adelante. Somos una gran ciudad, ejemplo de solidaridad, apoyo y responsabilidad mundial”, aseveró.

Esparcimiento en casa

Seguir al pie de la letra las medidas indicadas por las autoridades del sector salud, mantener la calma y ocupar el tiempo en actividades relajantes y divertidas dentro de casa son algunas de las recomendaciones de la Jornada Nacional de Sana Distancia, que incluye la protección y cuidado de las personas mayores, afirmó Olga Georgina Martínez Montañez, coordinadora de Bienestar Social del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Cuando sabemos que existe una nueva enfermedad y que se presenta un número inusual de casos y defunciones, nos podemos sentir estresados o ansiosos de diferente manera”, precisó.

“Al estar en casa por aislamiento ante la pandemia se estará más expuesto al estrés, por lo cual es imprescindible aprender a manejarlo a través de actividades de relajación y hábitos saludables física y mentalmente”, recomendó.

Resaltó la importancia de establecer reglas de convivencia para toda la familia, que tengan que ver con cosas tan básicas como quién tiene el control de la televisión, cuáles son los volúmenes máximos del sonido que se pueden permitir en casa o también las que tienen que ver con la distribución equitativa de las labores ya que ello hará más agradable la estadía.

De suma importancia es el crear rutinas con cortes de tiempo para así generar nuevos hábitos en espacios reducidos de convivencia.

Salud emocional

Especialistas del Departamento de Sicología de la Universidad Iberoamericana señalan que durante el periodo de distanciamiento social, cuarentena o aislamiento, se puede experimentar miedo, ansiedad y preocupación por el riesgo de transmisión a los familiares y conocidos. 

Los especialistas sugieren mantener una rutina diaria que puede ayudar a adultos y niños a preservar un sentido de orden y propósito en sus vidas. Intente incluir actividades diarias regulares, como trabajo, ejercicio o aprendizaje, incluso si deben ejecutarse de forma remota.

Las mascotas pueden ayudar como apoyo emocional, pero se recomienda restringir el contacto con ellas si se contrae el COVID-19, hasta que se conozcan los riesgos de transmisión entre humanos y animales. Se recomienda dormir lo suficiente, comer bien y hacer ejercicio en casa. Evitar el uso de alcohol o drogas como una forma de lidiar con el estrés del aislamiento y la cuarentena. Examinar las preocupaciones para saber si son reales.

Por último evitar pensamientos catastróficos y, en cambio, concentrarse en lo que se puede hacer y aceptar las cosas que no se pueden cambiar. Una forma de hacerlo es optar por descargar aplicaciones que ofrecen ejercicios de mindfulness y relajación.

 

 

Recomendaciones

Importante realizar frecuentemente las medidas de prevención que consisten en:

Lavar las manos con la técnica correcta, utilizando agua y jabón; o gel con base de alcohol en concentración de al menos 70 por ciento.

Tosido y estornudo de etiqueta, cubrir la boca y nariz con la cara interna del codo doblado; o con un pañuelo de papel que debe desecharse de inmediato y lavarse las manos.

No escupir, si es necesario hacerlo con un pañuelo de papel y desecharlo inmediatamente, y enseguida lavarse las manos.

No tocar la cara, la nariz, la boca y los ojos con las manos sucias.

En cualquier persona que presente síntomas no saludar de beso, ni de mano.

Evitar aglomeraciones y mantener una distancia mínima de un metro ante personas que tengan síntomas respiratorios.

Alimentación saludable, que incluya alimentos ricos en vitamina C y A.

Fomentar la limpieza y desinfectar superficies y objetos de uso común en casa, el trabajo, centros de reunión y sitios cerrados.

 

Pruebas de laboratorio

Las autoridades de la SSA informaron que la prueba confirmatoria para el COVID-19 se puede realizar en el sector público de todo el país sin ningún costo. A esto se sumaron dos instituciones privadas: el Centro Médico ABC, campus Observatorio, y el Hospital Ángeles Interlomas, que han sido validados.

Las instituciones a las que las personas pueden acudir a realizarse la prueba validadas por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (Indre) incluyen a todos los Laboratorios Estatales de Salud Pública de las 32 entidades federativas, así como a los institutos nacionales de Enfermedades Respiratorias (INER) y de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán; los hospitales General de México, 20 de Noviembre del ISSSTE y el General La Raza del IMSS.

#economia
#mexico
#morena
#amlo
#lorena rios oms
#contactos
#pacientes
#coronavirus covid19

Acerca del Autor
Lorena Ríos
Sin descripción