Olas en muelle de  Gulf State Park por causa de huracán Sally
Foto: AP
16 septiembre, 2020
Redacción
Internacional

El huracán Sally toca tierra en Alabama, inundando casas

Al menos 50 personas fueron rescatadas de sus viviendas

Pensacola, Florida, 16 de septiembre. Con fuerza de categoría 2, el huracán Sally tocó tierra esta madrugada en Alabama, inundando casas y atrapando a la gente en la marea alta a lo largo de la costa del Golfo de México.

El vórtice del meteoro seguía avanzando tierra adentro —a 5 kilómetros por hora (km/h)), tan lento como el caminar de una persona—, por lo que podría causar inundaciones peligrosas desde la franja noreste de Florida a Mississippi y hasta zonas más al interior durante los próximos días.

El huracán tocó tierra a las 4:45 a.m. cerca de Gulf Shores, Alabama, después de golpear la costa durante horas desde Pensacola Beach, Florida, hacia el oeste hasta Dauphin Island, Alabama.

Los funcionarios de emergencia en Alabama y Florida reportaron inundaciones repentinas que anegaron muchos hogares. Se registraron más de 61 centímetros de lluvia cerca de la Estación Aérea Naval de Pensacola, y el Servicio Nacional de Meteorología informó una inundación de casi un metro en las calles del centro de Pensacola.

Sally es el segundo huracán en azotar la costa del Golfo en menos de tres semanas y el último golpe en una de las temporadas de huracanes más ajetreadas jamás registradas, tan frenética que los pronosticadores casi han ocupado todo el alfabeto de los nombres de tormentas cuando todavía faltan dos meses y medio para que termine. Al comienzo de la semana, Sally fue una de las cinco tormentas que giraban simultáneamente en el Atlántico, como amuletos en un brazalete.

Al igual que los incendios forestales que asolan la costa oeste, la avalancha de huracanes ha centrado la atención en el cambio climático, que según los científicos está provocando tormentas más lentas, con más lluvia, más poderosas y más destructivas.