Senadores de EU piden a Biden que hable con autoridades mexicanas sobre violaciones al T-MEC en área energética
(Archivo).
21 julio, 2021
Redacción
Internacional

Senadores de EU piden a Biden que hable con autoridades mexicanas sobre violaciones al T-MEC en área energética

Los legisladores advierten que las prácticas del presidente López Obrador son proteccionistas

Washington.- Varios senadores de Estados Unidos hicieron un llamado al Presidente Joe Biden para que trate con el gobierno mexicano las violaciones en materia enegética al T-MEC.

“Le pedimos que aborde estas violaciones cuando participe en conversaciones diplomáticas con el presidente López Obrador. El T-MEC está destinado a brindar a los inversores certeza y fomentar un entorno comercial y de inversión mutuamente beneficioso en América del Norte, sin embargo, los cambios recientes de la Administración López Obrador en las regulaciones y la legislación establecen un campo de juego sin nivelar para los inversionistas privados frente a las empresas estatales de México, Pemex y CFE, y por lo tanto, crean una gran incertidumbre para las empresas energéticas estadounidenses con inversiones existentes y para aquellas que buscan invertir en México (...) y amenazan la viabilidad de la inversión a largo plazo”, apuntan en una carte dirigida al mandatario estadounidense.

Con la rúbrica de 20 senadores recordaron que los cambios recientes que el Gobierno mexicano ha implementado, como las reformas a las leyes de hidrocarburos e industria eléctrica, consolidan las políticas proteccionistas a las empresas del Estado y limitan el acceso de las empresas estadounidenses.

“Los mercados energéticos de Norteamérica se han entrelazado cada vez más durante las últimas décadas, una relación que el T-MEC ha fortalecido aún más. Desde que las reformas constitucionales de 2013 en México permitieron la participación privada en el sector energético mexicano, hemos visto a empresas estadounidenses invertir miles de millones de dólares en infraestructura energética en el País, algo positivo para los fabricantes, los trabajadores, el medio ambiente y la seguridad energética de América del Norte”, expone la misiva.