Lunes 18 de noviembre de 2019
Entretenimiento

Sugerencias para Semana Santa

Isla mujeres
2016-03-23 22:19:28 por Yolanda Trejo
Foto: NTX

Cada estación del año posee un encanto especial. Ahora el invierno finaliza su ciclo anual y da paso a la primavera: el aumento de temperatura resulta muy adecuado para realizar actividades al aire libre, incursionar por áreas verdes y zonas boscosas, organizar días de campo, conocer alguna playa, hacer ejercicio y/o viajar por un río.

El turismo de Sol y playa se mantiene en el gusto del viajante porque incluye espléndidos paisajes marinos, bellos atardeceres y numerosas actividades acuáticas: pesca, buceo, natación, clavados, paseos en lancha, velero o barco, etcétera.

Los puertos de Acapulco y de Veracruz, Zihuatanejo y Huatulco se mantienen entre los destinos favoritos del viajero nacional y extranjero.

Por otro lado, existen comunidades que han crecido rápidamente, mejorado su infraestructura y diversificado sus servicios, especialmente cerca de ríos, presas y lagos.

Se conservan además sitios paradisiacos lejos de las zonas turísticas, que propician el contacto con la naturaleza, recrean los sentidos, favorecen el descanso y aumentan la creatividad.

Cabe destacar que el Equinoccio de Primavera 2016 congregará a miles de personas en las principales zonas arqueológicas del país: cada año se organizan ceremonias y rituales que permiten a los visitantes acceder o acercarse a ciertos espacios para “cargarse de energía”. Es una oportunidad especial para acercarse al origen y desarrollo de las antiguas culturas mesoamericanas y tomar conciencia sobre la importancia de preservar el patrimonio arqueológico del país.

Conviene mencionar que los centros ceremoniales del México Antiguo son ricos en historia y están considerados como espacios sagrados donde hay mucha energía. La disposición y orientación de sus templos, plazas y estructuras se relacionan, según estudios recientes de arqueoastronomía, con los astros y la bóveda celeste.

Otro sitio con gran afluencia de visitantes el 21 de marzo es la Peña de Bernal, localizada en el municipio de Ezequiel Montes, en Querétaro. Cabe destacar que este monolito es uno de los más grandes del mundo, el tercero en su tipo.

Por otro lado, y con motivo de la Semana Santa, muchos creyentes católicos se concentran en templos y parroquias para participar en diferentes oficios religiosos, especialmente el jueves y el viernes. Los turistas, por su parte, observan el interior de los inmuebles y advierten los cambios realizados con motivo de la Cuaresma. Se llevan a cabo escenificaciones para revivir los pasajes de la pasión y la muerte de Cristo.

En esta temporada prevalece la costumbre de colocar el Altar de Dolores en algunos templos e incluso en museos y casas particulares. Vale la pena leer algunas de las descripciones que hicieron los cronistas del siglo XIX o bien los estudiosos contemporáneos dedicados al rescate de las tradiciones mexicanas.

Hay familias que destinan la Semana Mayor a visitar las zonas costeras del Pacífico, del Golfo y del sudeste de México (área maya). Ya sean dos o más días de descanso, el lapso resulta adecuado para hacer un alto en las actividades cotidianas y conocer un sitio nuevo. Encontrará promociones aéreas y paquetes turísticos que incluyen recorridos muy interesantes. Le sugiero tener paciencia en los sitios muy concurridos y comparar precios.

Es importante que verifique que los servicios turísticos están autorizados por la Secretaría de Turismo federal o local, o bien por alguna agencia o touroperador acreditados.

Tradición religiosa

Para el mundo católico la Cuaresma inicia el Miércoles de Ceniza, dura 40 días y es un tiempo de preparación para la Pascua.

A partir de esa fecha se impone en los templos el morado, color que indica penitencia y reflexión. En épocas anteriores los santos y los altares se cubrían por completo con telas de ese color; hoy esa costumbre ha caído en desuso, especialmente en la capital del país. Al respecto subsisten crónicas y descripciones de historiadores, viajeros y cronistas. En el interior de los templos se colocan adornos muy austeros, especialmente con flores moradas (siempreviva o estate) y discreto follaje.

Otra tradición que ha ido disminuyendo con el paso del tiempo es el montaje de altares dedicados a la Virgen María —en su advocación de Dolorosa—, con el rostro entristecido y bañado en lágrimas.

Se confeccionaban con varios tablones para formar distintos niveles a fin de colocar una cruz y varias imágenes religiosas. Se adorna con velas de cera, banderas de papel de diferentes colores, jarras que contienen agua de diferentes colores (representan las lágrimas de la virgen), y figuras de barro recubiertas con semillas de chía.

Entre los sitios que han alcanzado fama por el fervor y religiosidad de las tradiciones de Semana Santa están Huehuetoca, Estado de México; Taxco, Guerrero; y las ciudades de Querétaro y de San Luis Potosí.

Los oficios religiosos se preparan con varias semanas de anticipación. Se habilitan los templos e incluso calles, plazas y plazuelas, y se convoca a decenas de voluntarios para realizar diversas tareas: mantener limpios los espacios, formar ramos de manzanilla, contar piezas de pan, repartir folletos, entre otros.

En la Ciudad de México es famosa la escenificación de la Judea o de la Pasión de Cristo que congrega a miles de espectadores en la Delegación Iztapalapa, una de las más populares y de mayor tradición.

Fervor popular

El Domingo de Ramos se vive con gran entusiasmo en muchos poblados de México. Misas, rezos y procesiones están presentes.

En la Ciudad de México tiene gran arraigo la visita a las Siete Casas o templos (el Jueves Santo), especialmente en el Centro Histórico, donde hay un buen número de inmuebles religiosos.

El Viernes Santo se conmemora la Pasión y Muerte de Jesús; además, se lleva a cabo la Procesión del Silencio.

En Taxco destaca de manera especial la presencia de los encruzados (penitentes encapuchados, anónimos) que van en procesión cargando sobre sus espaldas zarzas de espinas. Únicamente el doblar del tambor rompe el silencio de la dolorosa marcha.

En la ciudad de Querétaro son tradicionales las procesiones donde participan diferentes hermandades y cofradías. Los participantes usan un capirote que cubre el rostro como símbolo de humildad, algunos portan una cruz de mezquite. El paso de la procesión está acompañado por el ruido de cadenas en el adoquín del Centro Histórico.

El Sábado de Gloria cierra con la quema de “los judas” (figuras hechas con cartón).

Las actividades concluyen con el Domingo de Pascua.

Recreación y antojitos

Esta temporada vacacional ha dado lugar a que se diversifique la oferta turística, especialmente en ciudades como Querétaro, donde se espera una afluencia de 100 mil visitantes, además de una derrama de 486 millones de pesos, lo que beneficiará a hoteleros, restauranteros y prestadores de servicios. Entre los sitios de mayor interés: el municipio del Marqués, a través del Pueblo de La Cañada, donde llegan mascareros y artesanos.

Como atractivos culturales y naturales le sugiero visitar Pinal de Amoles y San Joaquín, Querétaro, dos municipios famosos por sus concursos de baile de huapango huasteco. En Ezequiel Montes podrá practicar en actividades de ecoturismo y rapel; también hay balnearios y temazcales.

Nada mejor que unos días de diversión en las playas de Acapulco, donde además puede admirar a los clavadistas en La Quebrada y disfrutar de algunos espectáculos acuáticos.

Otra opción es viajar al puerto de Veracruz y caminar por el malecón. La entidad veracruzana cuenta con sitios interesantes como San Juan de Ulúa (antigua cárcel), la ciudad de Antigua, las playas de Tecolutla, Papantla (centro productor de vainilla) y la zona arqueológica de El Tajín (nombre totonaco que significa trueno).

Cabe mencionar que en esta temporada se prepara una comida especial con base en vegetales y pescados, en lugar de aves y carnes rojas. Destacan el caldo de habas, nopales con huevo, charales, romeritos con mole, chiles poblanos, calabacitas capeadas y tortas de papa, entre otros.

La gastronomía de la Cuaresma resulta muy variada y ha dado lugar a sofisticados platillos preparados por chefs de renombre internacional. Entre los platillos preferidos están la trucha empapelada o el huachinango a la veracruzana.

Acérquese a conocer las tradiciones de Semana Santa, lleve un equipaje ligero y disfrute de unos días de descanso en algún destino turístico de México.

#semana santa en mexico
# vacaciones de semana santa
# aplicaciones para movil

Acerca del Autor
Yolanda Trejo

De paseo