Martes 27 de junio de 2017
D.F.

Busca la CDMX orden y energía en la basura

Bordo Poniente
2017-03-13 11:54:55 por Norberto Vázquez
Foto: Cuarto Oscuro.

El sucio problema de la basura en la Ciudad de México (CDMX) tendrá por fin una solución estructural de largo plazo: se trata de uno de los proyectos más novedosos de la administración que encabeza el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, que se dará mediante la licitación para edificar las plantas de termovalorización y biodigestión con las cuales la urbe procesará sus desperdicios a través de tecnología de punta.

Esta ha sido ya probada en diversos países con gran éxito, que aquí se busca incluso generar la energía que utilizan las doce líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Con la construcción de esos sendos centros de manejo de basura y producción de energía se estaría dando solución, por primera vez en México, a una de las problemáticas más importantes en materia ambiental que se ciernen en todo el país: los tiraderos a cielo abierto (inclusive clandestinos), puesto que desde la capital se dejaría de enviar parte de las doce mil 893 toneladas de basura que cada día llegan a rellenos sanitarios del Estado de México y Morelos.

El plan se aplicará de manera integral: el gobierno capitalino, a través de la Agencia de Gestión Urbana (AGU), lanzará en breve las licitaciones, mientras que la Asamblea Legislativa (ALDF) supervisará las fases de edificación y la iniciativa privada participará en la construcción de esas centrales, donde se prevé una inversión cercana a los 20 mil millones de pesos por ambos proyectos.

Inconvenientes

De acuerdo con el Inventario de Residuos Sólidos de la CDMX, se detectó que los más de ocho millones y medio de habitantes, más otros diez millones de población flotante de diversas entidades del país —que se trasladan a la capital a laborar, estudiar o por recreación— generan en promedio doce mil 893 toneladas de basura diarias con diversos orígenes. (Recuadro 1)

Esta cifra se dio a conocer como parte del Programa General de Gestión Integral de los Residuos Sólidos para la Ciudad de México 2016-2020, publicado en la Gaceta Oficial y cuyo propósito establece que la administración local considera una gestión integral de residuos a través del establecimiento de objetivos, metas y líneas de acción que logren avanzar en la instrumentación y operación de alternativas tecnológicas con visión megalopolitana.

Y es que el 22 de noviembre de 2010 se firmó el convenio entre la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Gobierno de la CDMX para el cierre de la cuarta etapa del relleno sanitario Bordo Poniente, siendo el 19 de diciembre de 2011 el anuncio de la clausura definitiva de dicho sitio de disposición final: ese día se dejaron de recibir residuos.

Después la capital del país enviaba cerca de seis mil 250 toneladas diarias de sus desperdicios a cuatro depósitos: La Cañada y el Milagro, en Ixtapaluca, además de otros dos ubicados en Cuautitlán Izcalli y Chicoloapan, los cuales fueron cerrados por la Procuraduría Ambiental del Estado de México.

Hoy son cinco los basureros que reciben los desperdicios capitalinos y entre ellos figura el de Cuautla, Morelos, llamado La Perseverancia.

Cabe señalar que la recolección domiciliara de residuos es responsabilidad y atribución de la administración pública de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México.

Esta actividad consiste en recolectar los residuos domiciliarios y de pequeños establecimientos mercantiles, así como aquellos recolectados por barredores del servicio de limpia de las demarcaciones territoriales, para su traslado a las estaciones de transferencia. (Recuadro 2)

Según este Inventario de Residuos Sólidos los objetivos de las acciones programadas para los próximos años se centran en llevar a cabo el concepto “basura cero”, que busca la incorporación de tecnologías de tratamiento y aprovechamiento de residuos sólidos.

“La implementación de estas permitirá un mejor y mayor tratamiento de los residuos con nuevos beneficios; por ejemplo, hoy en la ciudad la fracción orgánica de los residuos se trata mediante compostaje, pero de acuerdo a la experiencia de países desarrollados el tratamiento de la fracción orgánica también puede realizarse a través de un proceso de biodigestión anaeróbica”, señala el documento.

Detalla que “se tienen identificadas diversas tecnologías para el aprovechamiento de residuos, pero solo se utilizarán aquellas que tengan experiencias exitosas y cuyas características sean similares a las de la ciudad. Asimismo, es necesario implementar la normatividad que garantice la correcta operación y elimine impactos ambientales negativos. Se sabe que a mayor tecnología mayor costo. Y aunque esto puede representar un factor que impida la implementación de las acciones ‘basura cero’, se buscarán diferentes estrategias que puedan hacer viable la instalación de la nueva infraestructura de tratamiento y aprovechamiento de los residuos”.

Proyecto

Jaime Slomianski Aguilar, titular de la Agencia de Gestión Urbana de la CDMX, detalla los pasos y beneficios de los proyectos y asevera que con las plantas de termovalorización y biodigestión se logrará dar a la urbe la viabilidad que requiere en lo que respecta al manejo y uso final de residuos sólidos.

“El objetivo en corto, mediano y largo plazo es modernizar el proceso de disposición final de residuos de la Ciudad de México y, al mismo tiempo, dejar de depositar la basura capitalina en los rellenos sanitarios”, explica.

Afirma que con lo anterior “se podrá transitar hacia una política ambiental responsable, una necesidad impostergable, y cambiar los costos económicos y ambientales que se tienen al enterrar la basura en los cinco rellenos particulares, sitios que sin dudad son ‘finitos’”.

Y acota Slomianski Aguilar: “La basura es un problema de todos, y una de las soluciones es utilizar la tecnología eficiente que hoy existe en el mundo para cumplir con la visión del gobierno: basura cero, lo cual significa cero basura en rellenos sanitarios”.

El titular de la AGU explica que “actualmente la licitación de la planta de termovalorización está en curso y la licitación para la de biodigestión se abre a finales de marzo o principios de abril. Las obras de construcción pueden tardar un año o dos, para inmediatamente iniciar operaciones”.

Sobre su posible ubicación, afirma que “el objetivo es que las dos plantas se instalen en los terrenos de lo que fue el relleno sanitario Bordo Poniente y que a través de la energía que se genere con la planta de biodigestión se administre la energía eléctrica que el Sistema de Transporte Colectivo Metro utiliza para mover sus doce líneas”.

Sobre los costos que tendrán los proyectos, menciona: “Se utilizará el presupuesto que hoy la capital utiliza para enviar la basura a los rellenos sanitarios, así como el presupuesto que se gasta en la energía eléctrica del Metro; por lo anterior, no se tendrá un gasto extra para su construcción y manejo posterior”.

Slomianski confía en que la iniciativa privada se interese en los proyectos “pese a los recortes presupuestales. Las licitaciones serán en pesos, para evitar problemas con la inestabilidad del dólar, y se estiman inversiones por 20 mil millones de pesos por ambos proyectos”, confirma.

Este proceso será supervisado por la ALDF, donde ya se instalaron mesas de trabajo. Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno, destaca la importancia de dichas reuniones: “Así se podrá transparentar la información, se despejarán las dudas de todos los legisladores y se conocerán los beneficios, el manejo de recursos y los impactos reales de estos proyectos”.

Revela que todos los involucrados serán consultados. “Es de interés de la ALDF saber la opinión de los especialistas, también queremos saber qué opinan los trabajadores de limpieza de la ciudad y, sobre todo, dar seguimiento a las fases de trabajo”, afirma Luna.

Para Xavier López Adame, del Partido Verde y titular de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático de este organismo legislativo, la meta es transitar hacia una ciudad sustentable que obligue a todos a saber cómo adoptar nuevas tecnologías y cómo cambiar paradigmas.

“Actualmente la Ciudad de México genera todos los días 13 mil toneladas de residuos sólidos, de los cuales ocho mil son llevados a cinco rellenos sanitarios, cuatro de ellos ubicados en el Estado de México y uno más en Morelos”, explica.

Al respecto, Jesús Padilla, presidente de la Coparmex-CDMX, hace énfasis en señalar la importancia de aprovechar las nuevas tecnologías para resolver los problemas cotidianos de la ciudad y al mismo tiempo generar desarrollo sustentable y sostenible.

El presidente del organismo cúpula capitalino advierte incluso que “ambas plantas permitirán a la capital convertirse en una ciudad más inteligente al aprovechar las nuevas tecnologías para generar inversiones y desarrollo en armonía con el medio ambiente”.

Finalmente, el dirigente empresarial ofrece el respaldo de sus asociados para apoyar las labores de la AGU, “a fin de coordinar esfuerzos para elevar la competitividad de la ciudad”.

De esta manera, un proyecto sustentable de largo plazo se cocina en la capital del país, donde el gobierno central, asambleístas y empresarios ven con agrado la llegada de plantas de termovalorización y biodigestión para reducir los residuos sólidos que produce la capital y de los que actualmente se recicla solo 5%, proyecto que encabezado por Miguel Ángel Macera puede convertirse en modelo a seguir para todo el país en materia ambiental.

 

 

Origen de la basura en la CDMX

43% hogares.

23.5% comercios.

10.4% mercados.

10.6% parques.

1.3%  hospitales.

11.2% otras actividades incluida la industria.

Fuente: Inventario de Residuos Sólidos de la CDMX

 

Residuos por delegación

Demarcación territorial

Generación de residuos estimada

(toneladas por día)

Álvaro Obregón

650

Azcapotzalco

519

Benito Juárez

686

Coyoacán

812

Cuajimalpa

180

Cuauhtémoc

1,325

Gustavo A. Madero

1,709

Iztacalco

472

Iztapalapa

2,274

Central de Abasto

585

Magdalena Contreras

254

Miguel Hidalgo

806

Milpa Alta

117

Tláhuac

366

Tlalpan

839

Venustiano Carranza

855

Xochimilco

444

Total CDMX

12,893

Fuente: Inventario de Residuos Sólidos de la CDMX

 

#cdmx
#licitaciones
#basura
#plantas
#tiraderos
#termovalorizacion
#biodigestion

Acerca del Autor
Norberto Vázquez
Sin descripción