Foto: Especial
Biblioteca Mundial Digital UNAM
25 marzo, 2020
Hector González

A DISFRUTAR EN FAMILIA: CINE, LIBROS, MANUALIDADES, ETC

Te ofrecemos diversas y atractivas opciones para hacer de esta cuarentena una experiencia diferente..

La presencia del coronavirus nos lleva a mantenernos en casa ya que por ahora es lo mejor y más responsable.

Hay algunos países, como España, donde el confinamiento va acompañado de campañas como #YoMeQuedoEnCasa; en México el exhorto a evitar salir a la calle lleva por nombre Jornada Nacional de Sana Distancia.

En cualquier caso pasar tiempo en el hogar es una necesidad a fin de detener la propagación del COVID-19.

No obstante nuestra estancia lejos de vivirla como una reclusión puede ser una oportunidad para alternar el tiempo de trabajo con actividades en familia o en solitario, según sea el caso.

Con el objetivo de hacer de este periodo de cuarentena una experiencia divertida y de conocimiento, diversas instituciones, organizaciones, dependencias, empresas y artistas han diseñado actividades de todo tipo y para todas las edades y gustos.

Museos

Google Arts & Culture, en colaboración con más de dos mil 500 museos y galerías alrededor del mundo, creó un servicio gratuito para que todos los usuarios puedan hacer un recorrido virtual a través de algunos de los museos más prestigiosos del orbe.

Los paseos son tan amables, que incluso se agradece poder evitar multitudes. 

A quienes tenían entre sus planes ir a la exposición Van Gogh Alive, por ejemplo, les tenemos una buena noticia: el Museo Van Gogh, en Ámsterdam, es uno de los participantes en esta iniciativa.

El recinto tiene más de 200 pinturas, 500 dibujos y más de 750 cartas. La exposición virtual está bien documentada y ofrece piezas de ensueño.

Famoso entre otras cosas por sus museos, Madrid participa con espacios como el Museo Thyssen-Bornemisza y el Museo Reina Sofía. Ambos cuentan con un acervo imbatible. El segundo, por ejemplo, tiene el Guernica, de Pablo Picasso.

Cambiemos de país y vámonos —de manera virtual, claro— al Museo Guggenheim en Nueva York. El periplo lo traslada casi como si estuviera in situ. Desde la comodidad de su sillón podrá subirlas icónicas escaleras de caracol y visitar las obras de arte moderno y contemporáneo, así como una buena colección del Impresionismo. 

Sigamos en la Unión Americana, pero ahora vamos al Museo Getty, en Los Ángeles. Su arquitectura es impresionante y sus espacios también. Su acervo incluye pintores europeos del Impresionismo, así como escultura, dibujos y hasta fotografía norteamericana.

Volvamos al Viejo Continente y específicamente a la National Gallery, en Londres. Entre el acervo digital encontraremos una exposición de Claude Monet.

A paso de click viajemos al parisino Musée d’Orsay, ubicado a las orillas del Sena, en París. El espacio fue construido en una estación de tren y tuvo tanto cuidado que su construcción es una obra de arte por sí misma. El recorrido en pantalla explica todo el proceso de la creación del museo y el arte que aloja.

Cerremos esta muestra con una visita al Museo Nacional de Tokio. Aquí podremos disfrutar de pinturas antiguas sobre la vida en Japón hace cientos de años. Tan solo en un mapa de un parque en Kioto veremos decenas de detalles explicados con preciosas viñetas.

Nos faltarían páginas para seguir hablando de museos pero por ahora es suficiente.

Literatura para todos

En casa y sin el trajín del tráfico las condiciones están dadas para la lectura. Editoriales como Anagrama, Errata Naturae o Planeta se solidarizan con sus lectores y ofrecen a través de sus páginas de internet títulos para descarga gratuita. Autores como Mariana Enríquez, Juan Pablo Villalobos y Dan Brown son algunos de los seleccionados. Todo es cuestión de navegar en sus sitios y encontrar las obras. 

En la misma línea de apoyo a la causa podemos ubicar a la Universidad Complutense de Madrid, institución que pone a nuestro alcance más de 130 mil títulos de su Biblioteca Digital, por supuesto de manera gratuita. El acervo incluye filosofía, ciencia, literatura, derecho y arte, entre otras disciplinas.

No podemos menos que agradecer la disposición de la UNESCO para liberar el acervo y en formato multilingüe de su Biblioteca Digital Mundial.

Se trata de una colección con alrededor de 20 mil artículos provenientes de 194 países en 145 idiomas, recursos de relevancia cultural acerca de cada nación integrante del organismo.

Los contenidos proceden de bibliotecas y otras instituciones culturales de África, Asia, Europa y América del Norte y del Sur, en colaboración con 26 instituciones de 19 países, incluyendo las principales instituciones culturales como museos, universidades y bibliotecas nacionales de las naciones más grandes de habla árabe, china, inglesa, francesa, portuguesa, rusa y española del mundo.

Imágenes y fotografías, periódicos, libros, manuscritos, diarios y revistas, mapas, grabaciones de sonido y películas son los materiales que se pueden consultar en este repositorio digital creado con el objetivo de promover el entendimiento internacional e intercultural y ampliar la variedad de contenidos culturales en internet.

Los temas de consulta giran en torno de la filosofía y la sicología, ciencias naturales, matemáticas, tecnología (ciencias aplicadas), literatura y retórica, historia y geografía, bellas artes —de este último se pueden hacer consultas sobre urbanismo y paisajismo, arquitectura, artes plásticas, fotografía, música—, entre otros.

Esta biblioteca se caracteriza, además, por ofrecer metadatos consistentes, referentes a datos geográficos, temporales y temáticos, así como descripciones de cada artículo para ofrecer un contexto esencial de las obras.

En México una de las primeras instituciones en sumarse a esta tendencia es El Colegio Nacional, instancia que traslada su programación a su página de internet y a su canal de YouTube. Desde ahí podrás tener acceso a algunas de las mentes más relevantes del país. 

Para no descuidar a los niños IBBY México, organización dedicada a promover la lectura entre menores y adolescentes, puso a través de su sitio de internet materiales para niños, maestros, padres de familia y público en general con el objetivo de exhortar a la comunidad a seguir disfrutando de la actividad literaria desde el hogar.

Sus contenidos incluyen recomendaciones de libros, lecturas en voz alta, tutoriales, videolibros en lengua de señas, actividades en vivo, entre otras.

También se prevé que algunos escritores, ilustradores y mediadores de lectura se sumen a esta iniciativa.

Asimismo impulsará a través de su portal y redes sociales, cursos, tutoriales y foros de consulta. La iniciativa se mantendrá hasta que la SEP, en coordinación con la Secretaría de Salud, recomienden que los niños pueden reanudar sus actividades normales.

Coherente con su vocación de promoción cultural el Hay Festival ofrece acceso gratuito a su plataforma Hay Player: solo es cuestión de registrarse para acceder al archivo histórico de audio y video de varios de sus eventos en todas sus sedes. A la voz de ya el encuentro ofrece un conversatorio gratuito y semanal. Entre los ponentes se encuentran figuras de la talla de Chimamanda Ngozi Adichie, Margaret Atwood, Lydia Cacho, Mircea Cărtărescu, Roberto Emparan, Diego Luna, Leonardo Padura, Zadie Smith, Ida Vitale y muchos más.

Música, cine y más entretenimiento

Una de las industrias culturales más afectadas por la pandemia de coronavirus ha sido la musical. De Oriente a Occidente se han cancelado festivales y conciertos. Pero como bien dicen, si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Juanes, Alejandro Sanz y Laura Pausini son algunos de los artistas que hasta el momento han realizado conciertos virtuales para sus miles de fanáticos.

Artistas de distintas latitudes han retomado su ejemplo y en breve el legendario roquero Neil Young hará lo propio desde su estudio.

Asimismo Bruce Springsteen subió a YouTube su épico concierto de 2009 en Hyde Park. Quienes gusten del rock de alto octanaje no se podrán perder la actuación de El Jefe.

Si lo suyo es la ópera y la música de concierto la compañía de la Ópera de Viena anunció que ofrecerá de manera gratuita y on line grandes funciones de sus montajes grabados en los últimos años, esto a través de la plataforma staatsoperlive.com. “Para que los amigos de la música en todo el mundo no tengan que renunciar al arte”.

Su archivo incluye las grabaciones del ciclo de cuatro óperas de El anillo del nibelungo, de Richard Wagner; una Tosca, de Puccini, con el barítono español Carlos Álvarez; Romeo y Julieta, protagonizada por el peruano Juan Diego Flórez, y el Falstaff, de Verdi, con Zubin Mehta como director.

Por si fuera poco el músico Todd Clouser diseñó una iniciativa para impartir clases en línea y gratuitas, en colaboración con colegas como Alex Mercado, Aaron Cruz, Jorge Servín y Felipe Deckers.

“En tres días me cancelaron más de 32 conciertos en dos meses. Una gira completa en Europa con Klezmerson, festivales en México, shows en Universidades en Estados Unidos, lanzamientos de nueva música, sin ninguna compensación. Pensé: ¿qué podemos hacer?, ¿cómo vamos a seguir colaborando, tener algo de ingresos, y buscar nuevas maneras de crear y compartir lo que hacemos?”, dice Clouser. 

Así fue como bajo el patrocinio de la fundación Music Mission ideó unas clínicas por medio de Facebook Live.

Cada uno de los músicos/profesores tendrá libertad de ofrecer la lección a su estilo. Las sesiones serán abiertas a músicos y público en general. Para consultar horarios basta con ingresar a la página Ropeadope Sur.

Para nadie es un secreto el éxito de plataformas como Netflix, Amazon Prime o Apple TV. Desde ahí tenemos acceso de forma inmediata a decenas de series y películas de los cinco continentes.

En paralelo a estas multipublicitadas casas hay otras que ofrecen contenido legal, gratuito y de calidad para esta época de cuarentena. 

Retina Latina es una página con un amplio acceso al catálogo de largometrajes, cortometrajes y mediometrajes latinoamericanos.

Específicamente de México, Filmin Latino, perteneciente al Instituto Mexicano de Cinematografía, cuenta con un acervo de más de 500 producciones entre largo, medio y cortometraje de nuestro país, además de series y documentales sobre cine, arte y música.

Por último estos días de aislamiento son una oportunidad para atender a las decenas de tutoriales en YouTube o aplicaciones como Pinterest para perfeccionar el arte de las manualidades y la cocina.

No estaría mal tampoco aplicarse a los videos de la japonesa Marie Kondo y encontrar tips para arreglar y reacomodar la casa.

Igualmente podemos encontrar en las redes infinidad de cuentacuentos que harán las delicias de niños y adultos.

Si hasta ahora el pretexto era la falta de tiempo podemos estar tranquilos: ahora lo tenemos y de sobra.

¿Habrá alguien que todavía se atreva a decir que la cuarentena será aburrida? Seamos conscientes y responsables, pero sin dejar de divertirnos. Usted decide por dónde empieza.