unnamed.jpg
Unnamed
19 noviembre, 2020
Redacción
Bienestar

Terapias con varios antibióticos antes del primer año de edad podrían aumentar riesgo de asma

La microbiota nasal evoluciona a lo largo de los dos primeros años de vida

La exposición a antibióticos durante los primeros meses de vida podría asociarse con el desarrollo posterior de asma, enfermedad inflamatoria del aparato respiratorio en cuyo desarrollo podrían verse involucradas las microbiotas intestinal y nasal.

Mediante una investigación con 697 niños, un equipo de científicos la Universidad de Finlandia estudió la relación entre la exposición a antibióticos antes de la edad de un año y el desarrollo de asma a la edad de siete años. En total, la mitad de los niños recibió antibióticos entre los 0 y 11 meses de edad y casi 8% de ellos desarrollaron asma posteriormente.

De acuerdo con este mismo estudio –recuperado por el Biocodex Microbiota Institute–, esta proporción ascendió a más de 11% en los niños tratados con dos o más antibióticos antes de los 11 meses de edad, esto es, un aumento de 4% del riesgo de desarrollar asma respecto a niños no tratados con antibióticos.

Los hallazgos del equipo de investigadores encabezado por Laura Toivonen, del Hospital general de Massachusetts indican que la microbiota nasal evoluciona a lo largo de los dos primeros años de vida y que la administración de antibióticos antes del primer año de edad afecta dicha evolución y más aún cuando aumenta el número de tratamientos.

En particular, la escasez en la nariz de la bacteria Moraxella –frecuentemente asociada con enfermedades respiratorias– parece caracterizar a los niños que habían recibido dosis importantes de antibióticos a una edad temprana, lo que confirma que su uso antes del primer año de edad podría tener efectos nocivos a largo plazo en la microbiota nasal, facilitando la cascada de acontecimientos que conducen al desarrollo del asma.

Aunque haya otros factores implicados –como el hecho de que la diversidad de la microbiota intestinal tiende a disminuir cuanto mayor es el número de tratamientos antibióticos prescritos en bebés y cuanto menor es la edad de prescripción, lo que tendría un impacto negativo en su sistema inmunitario3–, estos resultados concuerdan con las recomendaciones que fomentan el uso racional de antibióticos, sobre todo en lactantes y niños pequeños.

Del 18 al 24 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de Antimicrobianos –entre los que se incluyen los antibióticos, antivíricos, antimicóticos y antiprotozoicos–, con el doble objetivo de promover el uso responsable de estos medicamentos, así como de sensibilizar acerca de la amenaza que representa la resistencia a estos fármacos a consecuencia de su uso indiscriminado.

El Biocodex Microbiota Institute es un centro de conocimiento que pone información científica sobre la microbiota a disposición del público en general y los profesionales de la salud.