APTOPIX Tokyo Olympics
Kiichiro Sato
20 julio, 2021
Cristopher Rivera
Columnas

¡QUE COMIENCE LA FIESTA OLÍMPICA!

“Serán unos juegos atípicos, distintos, fuera de lo normal”.

No hay plazo que no se cumpla ni fecha que no llegue: luego de un agónico año de espera y entre la tensión que causa todavía la pandemia por fin esta semana se inauguran los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020.
Y si bien debo aceptar que me siento emocionado por estos juegos la realidad es que primero que nada quisiera compartirle que para mí no se deberían desarrollar. Creo que las condiciones sanitarias aún son críticas y más en Japón, donde se encuentran en estado de emergencia.
Estos juegos entraron con calzador, y se entiende, pero no lo justifico. Está claro que el comité organizador, es decir, las autoridades de Tokio, ya perdió una barbaridad de millones de dólares gracias a que no estarán presentes en el evento aficionados extranjeros y locales, mismos que iban a dejar una importante derrama económica para el país. Ahora lo poquito que habrá de ganancia no piensan sacrificarlo.
Por cierto, en el caso del Comité Olímpico Internacional (COI) por concepto de derechos de transmisión cobrará brutalidades de millones de billetes verdes. ¡Era imposible dar marcha atrás a los juegos!
Insisto en que no estoy de acuerdo con la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio, pero se desarrollarán y no nos queda más que disfrutarlos, puesto que al final para los que amamos el deporte los próximos 17 días serán especiales.
¿A quiénes seguir?
Para los Juegos Olímpicos de Tokyo ya no estarán estrellas como Usaín Bolt y Michael Phelps. El primero de ellos con nueve medallas de oro en tres Juegos Olímpicos y el segundo con 28 metales de los que 23 fueron de oro, tres de plata y dos de bronce. Todos ganados a lo largo de cuatro procesos olímpicos.
Ahora hay nuevos deportistas que pintan para ser verdaderas estrellas del deporte y si me lo permite le sugiero no pierda de vista en estos Juegos Olímpicos a atletas como la gimnasta norteamericana Simone Biles, los nadadores Katie Ledecky y Caeleb Dressel, también de Estados Unidos, y la jamaicana Shelly-Ann Fraser-Pryce en atletismo. Ellos, para mí, pintan para tener unos olímpicos de ensueño.
Por parte de la delegación mexicana reitero lo escrito en mi última publicación: en los juegos de conjunto creo que puede haber esperanzas de medallas olímpicas. Me refiero a beisbol, softbol y futbol soccer. También me da la sensación de que en tiro con arco hay muchas posibilidades de medalla. Y lo mismo en el golf con nuestros representantes Gaby López, María Fassi, Abraham Ancer y Carlos Ortiz.
Serán unos juegos atípicos, distintos, fuera de lo normal, pero a pesar de ello esperemos signifiquen una fiesta deportiva exitosa en todos los sentidos. ¡Disfrútelos!