Screen Shot 2021-06-03 at 1.16.11 PM.png
03 junio 2021
Daniela Suárez Roel
Columnas

EMPATÍA FEMENINA

“Las niñas exhibieron un comportamiento más empático que los niños”.

Creo que todos tenemos empatía. Puede que no tengamos el coraje suficiente para mostrarlo.

Maya Angelou

De acuerdo con la Real Academia Española empatía significa “tener la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos”. Cotidianamente sería algo como “ponerse en los zapatos de los demás”. Quizá no algo totalmente de inmersión donde nos convertimos en la otra persona y absorbemos sus sensaciones sino más bien algo de observación: ser capaces de ver lo que le sucede al otro, comprenderlo y tratar de entender aquello por lo que pasa.

No sé si la empatía es algo que se pueda aprender o más bien algo que ya traemos integrado, como un chip que actúa en automático.

De acuerdo casi con la mayoría si tratamos de afirmar categóricamente qué género es más empático (sin tomar un lado en especial) muchos pensarían que somos las mujeres. Y no solo es opinión sino que hay estudios que respaldan esto, aunque se trate de reportes personales de autopercepción.

Si bien se piensa que las mujeres reportamos más empatía no porque la sintamos de inmediato sino porque creemos que la sociedad nos lo exige, ahora un nuevo estudio publicado por Scientific Reports obtuvo evidencia de que aun cuando piensen que nadie las está viendo o les está pidiendo ayuda las mujeres en efecto muestran más empatía que los hombres.

Joyce F. Benenson, en la Universidad de Quebec y sus colegas, pusieron en parejas a niños de cinco a siete años. En cada pareja un niño sufriría un pequeño accidente con unos bloques de construcción mientras que el otro lo observaría. Los integrantes del estudio se conocían, es decir, los 32 pares de mujeres y los 23 pares de hombres habían convivido, pero no necesariamente eran amigos o enemigos. Los expertos hicieron las parejas de niñas con niñas y niños con niños porque en estudios previos encontraron que los participantes mostraban más empatía hacia su mismo sexo, así que cualquier diferencia en ser empáticos o no sería más fácil de observar.

Resultados

Para el ejercicio llevaron a cada pareja a un salón de clases. El espacio estaba vacío, excepto por dos canastas con bloques de plástico para construir figuras y una mesa en el fondo. Los niños debían llevar los bloques a la mesa y hacer una torre con ellos. Antes de que iniciara el ejercicio el investigador en turno les mencionó a los niños que una de las canastas probablemente se podría romper y en este caso debían recoger los bloques del piso, llevarlos con sus manos a la mesa y construir la torre.

Cámaras escondidas grabaron los ejercicios y los investigadores se fijaron en las acciones de los niños que podrían ser indicadores de empatía: mirar a la víctima más de tres segundos, dejar de hacer su propia actividad por más de un segundo, dejar de hacer su torre hasta que el otro niño comenzara a hacer la suya y activamente ayudar a su compañero a recoger los bloques.

Los resultados demostraron que ocho niñas y ningún niño se involucró con los cuatro indicadores, aunque siete niñas y cinco niños no se involucraron con ningún indicador.

Esto dice a grandes rasgos que significativamente más niñas que niños se involucraron con la víctima. “Las niñas exhibieron un comportamiento más empático que los niños. Esto indica que es más probable que las mujeres sí experimenten más sentimientos empáticos que las motivan a comportarse con más preocupación por las víctimas”, comentó el equipo de investigadores. El estudio no es concluyente pero sugiere que la diferencia radica en la capacidad que tenemos las mujeres de sentir empatía de manera inmediata.

¿Y tú qué tan empático eres?