suarez-1068.jpg
07 septiembre 2021
Daniela Suárez
Columnas

INTELIGENCIA EMPRENDEDORA

“La inteligencia emocional predice fuertemente el éxito de un nuevo negocio”.

La inteligencia busca, pero quien encuentra es el corazón.

George Sand

Convertirse en emprendedor toma mucho tiempo y es un paso difícil que de repente necesita de un empujón para llevarse a cabo, además de muchos otros factores como decisiones, análisis y gastos inesperados. Pero ¿qué hace que un emprendedor sea exitoso?

De acuerdo con un metaanálisis publicado en el Strategic Entrepreneurship Journal donde revisaron y compararon data de más de 65 mil negocios la inteligencia emocional es sumamente importante para tener éxito en una nueva empresa.

El estudio encontró que la inteligencia emocional predice fuertemente el éxito de un nuevo negocio incluso más que la habilidad mental general. Y con habilidad mental general los expertos se refieren a las habilidades cognitivas necesarias como razonamiento y resolución de problemas. Inteligencia emocional, por el contrario, se describe como la habilidad de reconocer, entender y manejar de manera efectiva las emociones propias.

Mientras que la habilidad mental general es de lo más importante para obtener éxito dentro del ambiente laboral, el autor del estudio, Jared S. Allen, y sus colegas proponen que la inteligencia emocional es más importante si eres emprendedor.

Para probar su teoría los expertos condujeron un metaanálisis de 40 distintos estudios realizados a los dueños de negocios. En total analizaron los casos de 65 mil 826 emprendedores. Los expertos midieron el éxito de los negocios de acuerdo a diferentes dimensiones, por ejemplo: éxito financiero, crecimiento del negocio, tamaño del negocio y éxito subjetivo, entre otras cosas.

Habilidades

Al analizar la data, los expertos encontraron que tanto la habilidad mental como la inteligencia emocional son factores que ayudan al éxito, pero la inteligencia emocional salió evaluada más alta (89.1%) para predecir el éxito, mientras que la habilidad mental salió con 10.9%. Incluso los expertos se percataron de que en los casos donde se controló el tipo de éxito (por ejemplo, el éxito financiero, el crecimiento de la empresa) la inteligencia emocional siguió siendo un factor de predicción del éxito más fuerte que la capacidad mental.

Allen y sus colegas afirmaron que el contexto de la actividad empresarial difiere de los entornos laborales típicos en aspectos que podrían explicar sus resultados. Por ejemplo, establecer relaciones comerciales, hacer frente a pérdidas inesperadas y mantener la motivación a pesar de los altibajos son realidades cotidianas para los empresarios y todas ellas son habilidades que requieren de una inteligencia emocional.

De hecho, otros estudios sugieren que las personas con un alto nivel de inteligencia emocional son mejores para establecer relaciones positivas con los demás y también son más resistentes frente al estrés y están más motivadas.

Si consideras que tu fuerte no es la inteligencia emocional no estás solo y de hecho ¡no te preocupes!, porque los autores del estudio indican que esta se puede aprender.

Así que si estás en vías de comenzar un negocio, fíate de tus habilidades mentales pero échale más ojo a tu capacidad para manejar tus emociones.

¿Y tú estás listo para ser emprendedor?