Screen Shot 2021-09-24 at 9.28.25 AM.png
24 septiembre 2021
Víctor Sánchez Baños
Columnas

NERVIOS ATRACTIVOS

“Esto no es un impedimento sino, por el contrario, nos hace parecer más atractivos”.

Las cuerdas que están siempre tensas terminan desafinando.

Paulo Coelho

Habemos personas que nos ponemos nerviosas sin tener alguna razón aparente. Pareciera que todo nos hace temblar y que hagamos lo que hagamos el nerviosismo es algo que nos cuesta trabajo superar. Hay otras personas que al hablar en público encuentran su detonador de los nervios y es lo que aparentemente les cuesta más trabajo. También existen aquellas a las que la mera idea de ir a una fiesta donde no conocen a nadie les provoca un nervio incesante y una ansiedad inigualable. Y seguramente si formas parte del grupo de los nerviosos de cualquier escenario anterior lo que más nervio te puede dar es que alguien te presente a una persona como prospecto de pareja o que te haga una cita a ciegas.

Sin duda ya al hablar con aquella persona que nos gusta nos ponemos muy nerviosos, pero no estamos solos y, afortunadamente, gracias a una nueva investigación, podemos asegurar que somos más atractivos cuando estamos ansiosos y de hecho mucho más que al aparentar arrogancia.

Esta es para muchos de nosotros una excelente noticia, ya que al interactuar con personas por primera vez, sobre todo aquellas que nos parecen atractivas, podemos sentirnos agobiados, con mariposas en el estómago, sonrojados y dar respuestas en automático en vez de pensarlas. Pero de acuerdo con la investigación esto es bueno, porque las respuestas auténticas y no premeditadas pueden ser más interesantes y atractivas.

La sicóloga Susan M. Hughes estudió los comportamientos nerviosos en respuesta a la atracción interpersonal y encontró que las personas usan reacciones nerviosas para evaluar si alguien muestra signos de atracción hacia ellos. Y como varios de nosotros ya sabemos, cuando nos ponemos nerviosos nuestro tono de voz cambia, pero esto resulta que no es malo ya que, por ejemplo, de acuerdo con la autora las mujeres al estar nerviosas solemos subir el tono de voz y esto nos hace sonar más atractivas.

En otro sentido, la sicóloga hace hincapié en que al estar nerviosos cuando hablamos con alguien que nos gusta nos comunicamos de manera más ansiosa y esto hace que la comunicación sea más efectiva.

Señales

Por otro lado, la experta encontró en su estudio que las personas ansiosas tienen una apariencia de ser más amables, más receptivas, más interesantes y hablan más, lo cual representa distintos rasgos que incrementan el deseo. Por ejemplo, si alguien muestra reacciones nerviosas durante un primer encuentro o cita puede ser señal de que podría ser una buena pareja a largo plazo, ya que demuestra que posee rasgos de la personalidad deseables.

Y si bien la autora reconoce la importancia de la atracción física, también señala que la comunicación no verbal puede compensar la falta de atractivo físico, mejorando las impresiones iniciales y logrando que las personas parezcan más atractivas.

En cuanto a otros sentidos, también menciona que la sudoración por nervios hace que liberemos feromonas durante el encuentro inicial con una pareja potencialmente atractiva y esto puede servir como señal química de atracción.

Si bien el análisis de la autora es inicial, sin duda nos da esperanzas a los que somos nerviosos y nos alienta a pensar que esto no es un impedimento sino, por el contrario, nos hace parecer más atractivos. Y tú, ¿te consideras una persona nerviosa?