KATIA-unnamed-(42).jpg
18 octubre 2021
Katia D'Artigues
Columnas

CUATRO IMÁGENES QUE MARCAN LA SEMANA

“La imagen y el video están”.

Hay semanas, querido lector, que si uno es publicista electoral tiene material de sobra para futuros spots de campaña. Esta que pasó fue una de esas. Cantidad de imágenes que se quedarán impregnadas en nuestra mente y pintan un panorama no precisamente halagüeño de lo que pasa en el país.

Emilio Lozoya comiendo pato en el restaurante Hunan. Prepárese para ver esta escena indignante mil veces. Comencemos por lo obvio: si uno no quiere ser visto pues no sale, ¿verdad? Queda claro que el señor Lozoya, exdirector de Pemex, se siente ya lo suficientemente seguro y confiado de que nada le pasará porque este fin de semana decidió, como cualquier hombre pudiente del país, irse a comer un pato a conocido restaurante del norte de la Ciudad de México.
Ojo, que el exdirector de Pemex en tiempos de Enrique Peña Nieto, otrora cercanísimo a Luis Videgaray, juró en su momento que las acusaciones contra él eran mentira, riéndose; luego se fugó de país; “sufrió” el acoso contra su madre, esposa, familia; fue detenido en Málaga y extraditado y tratado luego como detenido VIP sin pisar la cárcel, tomando hasta Coca-light en un hospital. No se trata solo de un “testigo protegido” sino de alguien que se acogió a algo llamado “criterio de oportunidad”, es decir: acepto que participé en corrupción pero te diré todo lo que sé y daré pruebas (que eso estamos esperando desde hace meses) para que tú, gobierno, Estado, puedas desarticular “mafias” mucho más poderosas que solo yo-humilde-comedor-de-tacos-de-pato-pekinés y logres combatir la corrupción.
Pero hasta ahora esa foto solo grita algo: impunidad. Doble rasero y criterio. Más cuando otra compañera del gabinete —pero que venía de la izquierda—, Rosario Robles, lleva dos años presa, acusada de un delito no grave y sin que haya razones legales para ello. Fíjese: ella sí se presentó a dar la cara y solo porque la Fiscalía —y no ella— entregó una licencia de manejo con una dirección falsa y una foto tomada de internet alegaron que se podía fugar. ¿Qué determinará el juez en estos días cuando revise la medida cautelar para Robles? ¿Podrá, por lo menos, comer en su casa?

Otras

La madre de un niño con cáncer sin acceso a quimio se arrodilla ante una diputada… que luego le da la espalda y se va. Eso sucedió el martes. El PAN intentaba que se pasara un punto de acuerdo que exigía una vez más el abasto de medicinas oncológicas. Al pleno llegaron familiares de niños y adolescentes con cáncer para tratar de convencer a diputados y diputadas, de Morena sobre todo, para que votaran a favor de esta medida en el Legislativo, que es un “reclamo” al Ejecutivo (cosa que no quisieron hacer, por supuesto). En determinado momento una mujer cae de rodillas frente a Merary Villegas, diputada reelecta de Morena por el séptimo distrito en Sinaloa. Leo en su perfil de la Cámara de Diputados que además es, fíjese qué cosas, pasante de… ¡Enfermería! La madre, en un video difundido en redes sociales, tras el gesto de la diputada dice: “No tiene hormona de sentimiento, no la tiene”. Los morenistas dijeron que era un “teatro” del PAN; que “usan” a familias de víctimas a falta de argumentos.
En fin, que la imagen y el video están.

Protestas de trabajadores de Gas Bienestar y de contratistas de Dos Bocas. Si algo presume este gobierno de hacer, bajo la premisa de ser un gobierno de “izquierda” (recontra sic), es mejorar el nivel de los trabajadores en el país. De ahí que resulta al menos interesante que tanto los trabajadores de la empresa Gas Bienestar —que se la sacaron de la manga, como si Pemex estuviera en la bonanza administrativa como para echar adelante nuevos negocios— como algunos contratistas de ICA-Fluor que trabajan en la icónica refinería de Dos Bocas, en Tabasco, ¡protestan porque el gobierno no cumple con las condiciones laborales prometidas e incluso no les paga horas extras!

El video de los comisionados del INAI. Este video duele por patético, como bien lo escribió Pedro Salazar Ugarte. Los comisionados del Instituto Nacional de Transparencia que el presidente insiste en desaparecer que porque es caro y no es necesario van al Aeropuerto Felipe Ángeles a hacer una “visita ocular” (que no sabíamos que era parte de su tarea) y graban un video con chalecos vino-morena alabando la construcción del aeropuerto. Al menos así lo dijeron Blanca Lilia Herrera, Francisco Acuña, Julieta del Río, Josefina Román, Óscar Guerra, Adrián Alcalá. No me crea a mí: juzgue usted en el video: https://www.youtube.com/watch?v=qnKdjgpHmHE ) .