caparroso (4).jpg
25 septiembre, 2020
Tomás Caparroso
Columnas

DÍA INTERNACIONAL DE LA PAZ Y LA MEDIACIÓN

Es el momento oportuno para conmemorar que la paz se construye día a día.

Uno de los temas más importantes que conllevan la aplicación de la mediación es la búsqueda de una cultura de la paz, en el entendido de poder generar cambios y una nueva conciencia para erradicar la violencia y resolver los problemas de manera pacífica, principalmente.

Cada 21 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Paz, declarado así por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el objetivo de fortalecer los ideales de paz, con base en esa idea de asociación y solidaridad de los seres humanos que constituye un valor esencial para una vida plena y digna.

La paz se ha convertido en un elemento de importancia para la constitución de un Estado de Derecho democrático no solo como un valor sino también como un derecho humano en el que todas las personas, grupos y pueblos sin distinción alguna tengan la posibilidad de ejercerlo de manera justa, sostenible y duradera.

Y no únicamente en ausencia de conflictos armados sino en un concepto más amplio que tiene que ver con la educación, la gobernanza, la democracia, la no violencia, el desarrollo económico, la justicia, el medio ambiente y/o la tecnología.

Es evidente que la mediación en estos terrenos tiene un amplio margen de acción de acuerdo con las distintas materias que se trabajan y que son situaciones diarias de la vida de cada una de las personas, pudiendo aplicarse desde una cuestión civil, pasando por una mercantil, condominal, familiar, penal, escolar, comunitaria, social o hasta internacional.

Sin duda este 2020 la pandemia de Covid-19 nos ha marcado y nos ha hecho entender que en la medida en que se eduque y se concientice sobre la paz y la mediación se estará en posibilidad de tener una mejor justicia, una cultura de la paz y, por ende, una mejor sociedad, no solo en el papel sino en los hechos.

Binomio

La cultura de la paz implica una serie de valores que rechazan la violencia y previenen los conflictos, buscando atacar las causas para solucionar los problemas mediante la comunicación y la negociación entre las personas y los grupos; es decir, generar una cultura del diálogo y de la prevención, factores y bondades que la mediación nos puede ayudar a construir.

La paz y la mediación son un binomio que se debe considerar como tal ya que este instrumento es el idóneo para generar una cultura sin violencia, toda vez que busca que las personas sean quienes por medio del diálogo y de manera cooperativa establezcan sus propuestas para encontrar una solución y ellas mismas determinen el acuerdo, lo que implica una solución no impuesta por un tercero y trae como resultado un mayor cumplimiento.

El Día Internacional de la Paz es un buen momento para recordar, y sobre todo para refrescar, el compromiso que como personas tenemos con nosotros mismos, con los otros, con la sociedad e incluso con el medio ambiente. Es el momento oportuno para conmemorar que la paz se construye día a día.

A manera de corolario, como expresó la escritora, activista y política estadunidense Eleanor Roosevelt: “No basta con hablar de paz. Uno debe creer en ella y trabajar para conseguirla”.