Escalera-CHRISTIAN-VON-ROEHRICH---Congreso-de-la-Ciudad-de-Mexico-(122).jpg
02 marzo, 2021
Laura Quintero
Columnas

EN RIESGO

Hay que priorizar la aplicación de vacunas para el personal de las farmacias.

Partidos de oposición proponen a la Jefatura de Gobierno realizar un plan de acción para incluir en la vacunación a los trabajadores de las farmacias y a los médicos que atienden en los consultorios anexos a esos giros, porque muchos doctores manifiestan síntomas de Covid-19 y alrededor de mil profesionales de la salud han fallecido, lo que hace urgente atender a esta población que hasta ahora no se ha previsto.

“No se puede seguir relegando a este sector vulnerable, que día a día convive con el virus. El personal que trabaja en las farmacias y los doctores que prestan sus servicios en esos consultorios, al realizar las pruebas rápidas y tener contacto directo con personas sospechosas, se encuentran en una situación de alto riesgo”, asegura el diputado panista Christian von Roehrich.

Tiene razón el diputado. Los médicos que laboran en esos consultorios fácilmente se contagian. Las personas que asisten son de escasos recursos por lo barato de la consulta ya que no tienen para pagar una atención de más de 500 pesos y en las farmacias pagan menos de 50. También las pruebas son muy baratas, a pesar de lo cual muchos no tienen para cubrir el costo. Las personas llegan con síntomas diversos y ahí es donde se produce el contagio. Lo peor es que a diario atienden a enfermos y cuando se dan cuenta ellos empiezan a presentar síntomas, pero muchas veces no le dan importancia y las consecuencias son dramáticas. Urge tomarlos en cuenta ¡ya!

“Ante el peligro que tiene este sector, por su labor diaria y el olvido del gobierno, el pasado 18 de febrero propuse a las autoridades locales de salud establecer un plan de acción médica y sicológica, así como priorizar la aplicación de vacunas para el personal de las farmacias. Es un tema en el que insistiremos, porque 13.4% de las farmacias a nivel nacional se encuentra en la capital del país”, comenta Von Roehrich.

Vaya que es un asunto prioritario: se trata de la salud de profesionales que atienden de primera mano a personas que pueden haber contraído el virus. Arriesgan su vida por una paga mínima. Y ahí siguen recibiendo pacientes a pesar de saber del alto número de compañeros que han perdido la vida. Son realmente héroes anónimos que no se arredran ante la adversidad, por lo que para continuar con su trabajo con menos riesgo el gobierno debe corresponder proporcionándoles la vacuna. ¡Por supuesto!

“En la ciudad de México hay unas siete mil farmacias con poco más de tres mil 500 médicos que atienden los consultorios en los establecimientos farmacéuticos. Además se estima que en cada farmacia hay dos dependientes, aparte del médico. Lo que indica que hay casi 18 mil personas, entre médicos y dependientes, que viven en riesgo todos los días al estar en contacto directo con el coronavirus”, señala el también subcoordinador del grupo parlamentario de Acción Nacional.

Puntualiza que, además, “apenas hace unos días se anunció que centros comerciales, farmacias y tiendas de autoservicio aplicarían de forma gratuita pruebas Covid, por lo que ahora se les pone en un riesgo mayúsculo al otorgarles más obligaciones sin las mínimas medidas de protección que requieren”.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Farmacias en México más de cinco mil 400 médicos en esos consultorios han manifestado síntomas de Covid-19 y cientos de ellos han fallecido, razón por la que es deseable que este personal pueda tener la vacuna para protegerse y disminuir el riesgo para sus familias. ¿O me equivoco?

El bolso de Laura…

Ahora déjeme contarle que se sabe que el gobierno de la CDMX no comprará ni distribuirá vacunas para los capitalinos. No lo tiene previsto, dicen, por lo que aplicará solo las que le entregue el gobierno federal… Hay que esperar a ver si la Secretaría de Salud incluye al personal de campo del INE y del Instituto Electoral de la Ciudad de México como grupo prioritario para la aplicación de las vacunas contra el Covid-19 por el proceso electoral en marcha, en el que participan capacitadores, asistentes electorales, funcionarios de casilla y muchos más. ¿Se les habrá olvidado?...