Escalera Congreso-de-la-Ciudad-de-México-(2).jpg
10 junio, 2021
Lourdes Mendoza
Columnas

¿JUSTICIA CUÁNDO?

“El Ejecutivo federal reconocerá los resultados incluso a pesar de que no lo favorezcan”.

A más de un mes del trágico accidente de la Línea 12 del Metro en el que perdieron la vida 26 personas y 80 quedaron heridas todavía no hay culpables ni se ven en el horizonte: tampoco se resuelve la manera como se puede ayudar a los cotidianos usuarios de Tláhuac en sus traslados con un transporte económico. Todo parece indicar que al atravesarse las elecciones intermedias se apuesta al olvido.

“Después de tres semanas en la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, a cargo de Ernestina Godoy, solo hay silencio. No conocemos los avances de la denuncia que el grupo parlamentario del PAN interpuso por homicidio culposo luego del desplome en la Línea 12 del Metro. No nos han notificado qué pasó con la denuncia o en su caso el inicio de la carpeta de investigación”, dice el diputado Federico Döring Casar, de la bancada albiazul.

Señala que más bien el grupo parlamentario mayoritario del Congreso local apuesta a congelar todo lo que se refiera a la investigación de los trágicos sucesos del 3 de mayo. No les importan las personas fallecidas ni las que todavía están hospitalizadas. Muchas no han podido ser operadas por falta de insumos y medicamentos después de tantos días, aunque el gobierno afirmó que está al pendiente de los accidentados. No les han hecho las cirugías. ¿Cómo se le llama a eso? ¿Será negligencia?

El legislador exige “a la fiscal ser seria y no ser la funcionaria carnal de la jefa de Gobierno sino que aplique los criterios jurídicos y responda a las denuncias con objetividad. Morena grita que no se debe politizar el tema ante el dolor de las familias, pero es lo único que hacen al negarse a la comparecencia de la directora del Metro y a la creación de una comisión investigadora, aprovechando su mayoría para ocultar la verdad”.

Tal parece que esas expresiones de dolor que invocan los diputados de Morena son puro discurso vago, sin ningún sustento, puesto que en los hechos demuestran complicidad. Tratan a toda costa que la ciudadanía no conozca realmente lo que pasó, mientras las familias padecen las consecuencias porque varias de las personas que resultaron heridas si bien es cierto fueron dadas de alta todavía no están en condiciones de recobrar sus actividades diarias porque están en recuperación. ¿Y la ayuda, apá?

El diputado Döring reitera su solicitud para “llegar con transparencia hasta el fondo de las investigaciones. Con absoluta imparcialidad. Una tragedia de esta naturaleza no puede quedarse encarpetada o, peor aún, reservada. Hay responsables directos. Sí, los hay. Hay que ver que se dé con ellos y se haga justicia”.

La verdad es que tiene razón, porque el hecho de que podía haber un accidente en la Línea 12 era vox populi tanto por personas cercanas al funcionamiento como por trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro, así como expertos que trabajaron en alguna etapa de la construcción y lo platicaron. Ya no digamos la Auditoría Superior de la Federación, que en recurridas ocasiones hizo señalamientos al detectar irregularidades, fallas en la información, presencia de desgaste prematuro en rieles, entre muchas anomalías más. Pero ningún funcionario quiso escuchar. Pusieron oídos sordos a las alertas y ahora conocemos las consecuencias. ¡Pues sí!

El bolso de Laura…

Y como dicen, no hay plazo que no se cumpla por largo que sea. Los diputados del Congreso de la Ciudad de México clausuraron el segundo periodo ordinario de sesiones del tercer año legislativo. Con una maratónica sesión concluyeron su tarea legislativa con más pena que gloria porque pagaron su novatez con una serie de errores, muchos de los cuales habrá de corregir la Suprema Corte de Justicia de la Nación en respuesta a los recursos de controversias constitucionales que presentó la oposición. Un buen número se fue por la reelección. Veremos si regresan para el Segundo Congreso. Instalaron la Comisión Permanente pero como no hay prisa sesionará hasta el 9 de este mes. Y las golondrinas para los integrantes del Primer Congreso, ¿se las merecen?...