Escalera2-cuartoscuro77.jpg
20 noviembre, 2020
Laura Quintero
Columnas

RECORTE A LAS ALCALDÍAS

Habrá que ver si los recortes al presupuesto de las alcaldías de la Ciudad de México son parejos o hay ciertos consentidos, porque las de oposición serán asfixiadas al máximo: no les dejan nada para infraestructura ni servicios, en perjuicio de los ciudadanos.

Es la queja de los alcaldes de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, y de Coyoacán, Manuel Negrete, al exponer el ejercicio de los recursos y su propuesta para 2021, aunque deben aplicarse los dineros sin sesgos partidistas. ¿O acaso me equivoco?

Rubalcava dice que expuso a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública la manera en que se ejerció el presupuesto de este año en esa alcaldía, así como su propuesta para el año próximo: “La eficiencia fue de 99% y deben tomar en cuenta que Cuajimalpa es la demarcación que aporta más recursos al gobierno de la ciudad por concepto de pago de impuesto predial, por lo que es necesario materializar la autonomía de las alcaldías en el uso y ejercicio de sus recursos, en especial con la emergencia sanitaria que se enfrenta”.

Tiene razón el alcalde priista: la demarcación que gobierna tiene varias zonas de muy alta plusvalía. Además la zona comercial de Santa Fe es enorme y a ello hay que agregar los numerosos corporativos y fraccionamientos residenciales, por lo que el pago de impuestos es elevado. Sin embargo, con motivo de la contingencia, tuvieron un recorte de más de 8% a su presupuesto. Así atendieron la situación de los elevados contagios que se presentaron y han logrado un control eficaz, afortunadamente.

“Es importante que para los criterios y esquemas de distribución de recursos en las alcaldías se tomen en cuenta la población en pobreza, población flotante, extensión territorial, superficie urbana verde y de conservación, así como la recaudación generada en la demarcación”, destacó el alcalde de Cuajimalpa.

Pues sí, son muchos factores los que deberán tomar en cuenta los integrantes de la Comisión de Presupuesto para no sacrificar a los ciudadanos por revanchas políticas. Quien haga un buen trabajo es justo que no sea ahorcado presupuestalmente ya que con menos recursos ha logrado bajar la incidencia delictiva con un gran esfuerzo, lo que es un gran avance en el peor flagelo que azota a la Ciudad de México. ¡Por supuesto!

Mientras el alcalde de Coyoacán expresa que “un presupuesto anual de dos mil 613 millones de pesos, con una reducción de más de 10% respecto del año anterior, afectará todos los programas y acciones de la alcaldía”.

Pero indica Manuel Negrete que ajustará el funcionamiento de su gobierno: “Nos vamos a apretar el cinturón y destinar los recursos a lo más importante, a lo que realmente necesita la gente”.

Agrega que “durante el presente año hemos apoyado la educación de los niños y jóvenes, la promoción de la cultura y el deporte, así como el trabajo para mejorar los servicios urbanos y la infraestructura deportiva. Los índices delictivos se han reducido 24% en comparación al año anterior gracias a diversas acciones de prevención del delito. Para atender la contingencia sanitaria se han destinado 75 millones de pesos, con los que se han hecho campañas de difusión para concientizar a la población y difundir las medidas preventivas”.

Sin embargo hasta el momento todo indica que los alcaldes capitalinos tendrán que hacer más con menos. ¿Qué le parece?

El bolso de Laura…

Ahora déjeme contarle que para apoyar el trabajo de productores pecuarios durante esta emergencia sanitaria la Secretaría de Medio Ambiente puso en marcha una clínica veterinaria itinerante para atender de manera gratuita a vacas, borregos, conejos, cerdos, cabras y aves, entre otros, frente a enfermedades comunes como control de parásitos, vacunación e incluso asesorías para el manejo de la producción. Esta clínica recorre alcaldías rurales como Milpa Alta, Tlalpan, Xochimilco, Tláhuac y Magdalena Contreras. ¡Bienvenida la ayuda!