Benito Juárez - qroo.gob.jpeg
22 mayo, 2020
Ricardo Pérez Valencia
Columnas

“LA DEMOCRACIA ES EL DESTINO DE LA HUMANIDAD; LA LIBERTAD, SU BRAZO INDESTRUCTIBLE”

La educación es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos.

El principio de libertad es la base del pensamiento de Benito Juárez, el distintivo central de su movimiento y uno de sus principales legados que continúan hasta hoy vigentes.

Juárez, conocido como el padre del liberalismo mexicano, sin duda fue un firme defensor de la libertad de los mexicanos en todos los ámbitos y ello se encuentra plasmado en acciones en pro de la democracia y las libertades de expresión, de pensamiento, de imprenta, de libre autodeterminación de los pueblos y de credo.

Con base en destacadas frases que han vencido la barrera del tiempo y que lo hacen ejemplar e inmortal, nos dimos a la tarea de tratar de interpretar cuáles serían hoy sus respuestas a diversos cuestionamientos sobre la libertad.

—Señor presidente, me podría decir primero ¿qué significa para usted la libertad?

—Siempre he procurado hacer cuanto ha estado en mi mano para defender y sostener nuestras instituciones. He demostrado en mi vida pública que sirvo lealmente a mi patria y que amo la libertad. Ha sido mi único fin proponeros lo que creo mejor para vuestros más caros intereses, que son afianzar la paz en el porvenir y consolidar nuestras instituciones (mensaje del 8 de diciembre de 1867 a su regreso a la capital, después de haber derrotado a la invasión extranjera).

—Durante su gobierno decretó la Ley sobre Libertad de Imprenta, que en 43 artículos expresa el deseo de garantizar y proteger la libertad de expresión. ¿Qué nos puede decir al respecto?

—Que la emisión de las ideas por la prensa debe ser tan libre como es libre en el hombre la facultad de pensar (manifiesto de reforma social para hacer efectivos el orden y la libertad, expedido el 7 de julio de 1859). No reconozco fuente de poder más pura que la opinión pública (fragmento del discurso al protestar como presidente de la República el 15 de junio de 1861).

—También promulgó la Ley sobre Libertad de Cultos, donde plasma el carácter laico de las instituciones públicas. ¿Cómo puede definirlo?

—Los gobiernos civiles no deben tener religión, porque siendo su deber proteger la libertad que los gobernados tienen de practicar la religión que gusten adoptar, no llenarían fielmente ese deber si fueran sectarios de alguna (idea escrita de su puño y letra en Apuntes para mis hijos).

Amplia libertad

—¿Qué piensa de la educación?

—Libre, y para mí sagrado, es el derecho de pensar… La educación es fundamental para la felicidad social; es el principio en el que descansan la libertad y el engrandecimiento de los pueblos (al expedir el 18 de febrero de 1861 el decreto por el que quienes pretendieran brindar la instrucción pública, primaria, secundaria y profesional estaban obligados a realizar sus trámites ante el Ministerio de Justicia e Instrucción Pública).

—¿Qué opina sobre la democracia?

—La democracia es el destino de la humanidad; la libertad, su brazo indestructible (frase pronunciada el 1 de diciembre de 1871 al asumir nuevamente la Presidencia).

Respecto de la democracia el presidente Juárez agregó que “los ciudadanos, al emitir sus sufragios, gozan de la más amplia libertad y el gobierno anhela ese gran acontecimiento como el complemento de las victorias del pueblo (…) El pueblo que quiere ser libre lo será. Hidalgo enseñó que el poder de los reyes es demasiado débil cuando gobiernan contra la voluntad de los pueblos” (discurso pronunciado en la ciudad de Oaxaca el 16 de septiembre de 1840).

—Hablando de Hidalgo, ¿qué opinión tiene sobre la independencia de nuestro país?

—La independencia y la libertad (son) dos grandes bienes sin los cuales todos los demás son tristes y vergonzosos (fragmento de un discurso en San Luis Potosí, 10 de junio de 1863).

—Finalmente, ¿qué mensaje daría a los mexicanos sobre las Leyes de Reforma?

—Hemos alcanzado el mayor bien que podríamos desear, viendo consumada por segunda vez la independencia de nuestra patria. Cooperemos todos para poder legarla a nuestros hijos en camino de prosperidad, amando y sosteniendo siempre nuestra independencia y nuestra libertad (manifiesto a la nación el 15 de julio de 1867). Y “ni la libertad, ni el orden constitucional, ni el progreso, ni la paz, ni la independencia de la nación hubieran sido posibles fuera de la Reforma (proclama al volver a la CDMX, al restablecer el gobierno el 10 de enero de 1866).

Benito Juárez nació el 21 de marzo de 1806 en San Pablo Guelatao, Oaxaca, y falleció el 18 de julio de 1872 en la Ciudad de México. Se inició en la política en 1830 y logró ser presidente del país en varias ocasiones, la primera vez en 1858. También se desempeñó como gobernador de Oaxaca, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, senador, diputado federal y local, regidor y secretario de Gobernación. Luchó contra el poder eclesiástico y militar y es conocido como el padre del liberalismo mexicano. Fue el encargado de proclamar a México como un Estado laico en 1857, logrando la separación de Iglesia y Estado con las llamadas Leyes de Reforma. Entre sus aportes destacan la Ley de Juárez, la Constitución de 1857 y la promulgación de una educación laica, gratuita y obligatoria además de la libertad de culto. Creó la Reforma Agraria y fundó la Escuela Nacional Preparatoria. Se graduó en la carrera de Jurisprudencia en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, donde obtuvo el primer título de abogado expedido por la Corte de Justicia del estado. Se inició en la masonería a los 42 años y obtuvo el grado 33.

FE DE ERRATAS

En la edición 999 presentamos al licenciado José Luis Rodríguez Aguirre como presidente del Consejo Consultivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión, siendo que el cargo correcto es presidente del Consejo Directivo de la CIRT. El presidente del Consejo Consultivo de la CIRT es el ingeniero Óscar Morales Ruiz. Lamentamos el inconveniente.