Mónica Mayer -  FOTO Jorge Arreola Barraza .jpg
Jorge Arreola Barraza
29 junio, 2020
Martha Mejía
Columnas

“LAS LUCHAS DE LAS MUJERES SIEMPRE HAN ESTADO UNIDAS AL ARTE”

Lo Que Yo Quiero con Mónica Mayer

Mónica Mayer es pionera del arte feminista y performance en México y América Latina. La artista, quien habla con Vértigo sobre la importancia de visibilizar el feminismo en el arte, es reconocida por plasmar en sus obras una invitación para reflexionar sobre la mujer y lo social.

—¿Qué opinión le merecen los protestas feministas en México?

—Durante la marcha feminista del 16 de agosto de 2019 las manifestantes pintarrajearon el Ángel de la Independencia para denunciar los miles de feminicidios que suceden en nuestro país cada año. Ante la molestia de algunos sectores de la sociedad por la intervención en el monumento, Restauradoras con Glitter, una colectiva independiente de mujeres especialistas en el estudio, conservación y restauración de las herencias culturales, unidas en la lucha contra la violencia machista, que son quienes finalmente acabarán limpiando el monumento, públicamente defendieron las pintas, insistiendo en que era fundamental documentarlas como parte de la historia del monumento y del país.

—¿Considera que el activismo feminista en el arte logra visibilizar a la mujer?

—Las luchas de las mujeres siempre han estado unidas al arte, porque lo que se busca es un cambio profundo en la cultura y esta es una de sus principales herramientas. Las estrategias utilizadas han sido muy variadas, desde las violentas hasta las más amorosas y pedagógicas.

El 10 de marzo de 1914, añade, “la sufragista Mary Richardson arremetió con una pequeña hacha contra la Venus del espejo, de Velázquez, en la National Gallery en Londres, en protesta porque en la cárcel estaban alimentando a la fuerza a Emmeline Pankhurst, afirmando: ‘He tratado de destruir la imagen de la mujer más bella en la historia mitológica como protesta contra el gobierno por la destrucción de la señora Pankhurst, que es el personaje más bello de la historia moderna’”.

Estrategias

—¿Afectó esta crisis sanitaria al movimiento feminista en México, que en marzo estaba logrando hacerse escuchar con mayor fuerza?

—Hay también otras estrategias. En estos días de pandemia las artistas han estado activas creando proyectos en las redes. Desde Zacatecas, Claudia Córdova comparte #LaboresFeministas, una serie de videos sobre arte feministas para visibilizar el trabajo y las ideas de sus colegas (https://bit.ly/2UOfqum). Lorena Wolffer ha venido desarrollando Desde casa, proyecto al que ha invitado a mujeres a compartir sus espacios íntimos. En este y otros de sus proyectos ella abre espacios para que otras mujeres compartan sus experiencias (https://bit.ly/2B8xecL).

Por otra parte, “mediante la revista digital El Rizo Robado, Elizabeth Ross nos ha regalado Contingencia, una curaduría de videoarte de mujeres artistas de varias partes del mundo, entretejiendo los lazos entre todas nosotras (https://bit.ly/2YwH6oM). En Morelos, a través de la plataforma de La Tallera, se distribuye el proyecto de performance Contingentxs, de Yunuen Díaz, Larisa Escobedo, MaGa Mendoza, Marina Ruiz, Denise Buendía, Xochiquetzal Salazar, Beatriz Dávila Brom y Yuliana Neri, reflejando las experiencias de quienes pueden estar en sus casas (https://bit.ly/3fsgHiJ)”.

Por último, dice Mayer, “me gustaría mencionar a Prras! que es un colectivo que analiza el trabajo de mujeres en el campo del arte. Tamara Ibarra, una de sus fundadoras, y Frieda Tornazo, instauraron Blue Diamond, un apoyo especial para mujeres artistas visuales con enfermedades crónicas y/o en tratamiento en México (https://bit.ly/2YESejo)”.