Bravo-AP21115321018669.jpg
03 mayo, 2021
Lucy Bravo
Columnas

LA TRAGEDIA INDIA

“El gobierno indio llegó a calificar al virus como derrotado y relajó las restricciones”.

India lleva días superando el récord mundial de contagios una jornada tras otra. Tan solo la semana pasada registró más de 360 nuevos casos en un lapso de 24 horas. Los hospitales, especialmente los de la capital, Nueva Delhi, se encuentran colapsados, no hay suficiente oxígeno y las postales de las cremaciones masivas de fallecidos por Covid-19 estremecen al mundo entero. Pero más allá de la crítica situación, cada vez más expertos señalan con preocupación una variante que circula libremente en el país que en algún momento se hizo llamar “la farmacia del mundo” por la cantidad de vacunas que produce y exporta.

Hace apenas tres meses el primer ministro Narendra Modi se jactaba alegremente de su manejo de la pandemia y decía lo siguiente: “Nuestra capacidad de investigación de vacunas y de producción ha dado un escudo no solo a India sino a muchos otros países del mundo”. Tres meses es mucho tiempo cuando se está en medio de una pandemia. Y es que ahora se enfrentan a una doble mutación que es potencialmente más infectiva y resistente a las vacunas.

De hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que las múltiples variantes del virus que circulan ahora en India aceleran el brote. Al menos dos, que se detectaron por primera vez en Gran Bretaña y Sudáfrica, se relacionan con tasas de transmisión más altas. Pero a esto hay que sumarle que el gobierno indio llegó a calificar al virus como derrotado y relajó las restricciones para permitir grandes multitudes en los festivales religiosos y eventos políticos.

Hay que recordar que en plena segunda ola del coronavirus India se embarcó en un proceso electoral que culmina el 2 de mayo y en el que se elegirán los gobiernos de cinco regiones indias. Más de 187 millones de personas estarían convocadas en diferentes fases de votación para evaluar el apoyo a las autoridades durante el año de pandemia.

Pesadilla

Varias naciones han salido con muestras de apoyo, entre ellos México, que rechazó un segundo envío de vacunas contra Covid-19 de India para que se puedan utilizar en ese país. Pero en realidad el esfuerzo palidece cuando revisamos las cifras. Hoy el número total de casos supera los 17 millones, lo que representa 38% de contagios a escala mundial. De acuerdo con cifras oficiales el promedio de muertes por Covid ya se ubica en tres mil por día. Pero muchos señalan que, debido a la baja cantidad de pruebas y las discrepancias entre los registros de los hospitales, las funerarias y el gobierno, la cifra real podría ser diez o hasta 30 veces mayor.

Al día de hoy solo se ha vacunado a 1.3% de la población de India. Y es que mientras Estados Unidos anuncia que enviará un equipo esta semana para asistir o que Canadá enviará 10 millones de dólares a la Cruz Roja de India para financiar servicios de ambulancia y equipo de protección personal, en muchos lugares esa ayuda puede llegar demasiado tarde. Tan es así que el gobierno ya se comprometió a movilizar los recursos, incluso de las fuerzas armadas, así como de personal médico retirado para ayudar con la crisis. La pesadilla no parece tener fin.

Lexema Durante la pandemia de la gripe española, hace más de 100 años, alrededor de un tercio de los 50 millones de personas que murieron en todo el mundo fueron indios. Pero como decía el Premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu, “lo que hemos aprendido de la historia es que no hemos aprendido nada”.