nota.jpg
27 agosto, 2020
Pablo Reyes
Columnas

CONTROVERSIAL NÚMERO UNO

El arte irreverente tiene un propósito claro: causar polémica.

Cardi B ha vuelto a la cima y la controversia no se hizo esperar. Su nueva canción WAP es una colaboración de la prominente rapera ganadora del Premio Grammy con la artista Megan Thee Stallion y debutó en el número uno en las listas Hot 100 de Billboard, además de establecer un récord en el número de transmisiones en Spotify y Apple Music en su primera semana de lanzamiento.

Editada el 7 de agosto la canción atrajo 93 millones de reproducciones en Estados Unidos en sus primeros seis días.

Según la empresa Nielsen Music MRC Data el recuento es el más grande jamás registrado por una canción en su primera semana de lanzamiento.
La canción, producida por Ayo the Producer Keyz, es el cuarto sencillo de Cardi B en alcanzar la categoría máxima en las listas de popularidad. Los éxitos principales anteriores de la artista incluyen I like it, con Bad Bunny y J. Balvin, y su aparición en Girls like you, de Maroon 5, editada en 2018, además de su gran éxito de 2017 Bodak yellow.

La controversial WAP de Cardi B y Megan Thee Stallion se convirtió también en la número uno en la más reciente lista de las 100 mejores canciones de la revista Rolling Stone. La pista superó más de 64 mil descargas digitales, superando fácilmente a Smile, de Weeknd, que debutó en el número dos gracias a 18.4 millones de streams.

Tormenta

WAP causa controversia entre los escuchas por su letra provocativa. Por un lado, algunos fanáticos de la música argumentan que la canción es regresiva y despectiva, mientras que otros responden a eso con conversaciones sobre cómo la letra representa el empoderamiento femenino y la liberación sexual. También hay discusiones en las redes sociales sobre cómo los comentarios de la crítica provienen de una visión sexista ya que nunca se le ha dirigido la misma atención a los artistas masculinos que tienen una larga y celebrada historia de ofrecer música de rap que a los ojos de algunos es calificada como obscena.

Más allá de los comentarios y la controversia la canción es un gran éxito en la radio. De hecho, según la revista Billboard, WAP atrajo 11.6 millones de respuestas de audiencia de radio (rating) en la semana que terminó el domingo pasado; y continúa creciendo.

El video musical dirigido por Colin Tilley, que desató una tormenta de fuego en las redes sociales por presentar a la magnate de los cosméticos Kylie Jenner, también ha generado más de 103 millones de visitas en el canal oficial de YouTube de Cardi B.

Apenas el lunes pasado la exstripper y estrella de reality shows nacida en el Bronx usó Instagram para compartir la alegría por la noticia en un video lleno de irreverencias en el que también cantó un estribillo del éxito de gospel de 2014 de Michelle Williams, Say yes.

“Gracias a mis fans, fans de Megan, gracias al mundo por escucharme. Estoy tan agradecida que ni siquiera puedo expresarlo”, señaló Cardi B desde sus redes sociales. Y continuó: “No puedo creer que hasta los conservadores se han vuelto locos por WAP”.

En conclusión: el arte irreverente tiene un propósito claro: causar polémica, y Cardi B lo ha logrado ya que su canción WAP está en boca de todos y sus números siguen hacia arriba.