DeNota---063_1132171586---AFP--.jpg
12 marzo, 2021
Pablo Reyes
Columnas

REVOLUCIÓN DIGITAL

Kings of Leon lanza un nuevo álbum en formato NFT convirtiéndolo en un artículo de colección digital. La banda de rock estadunidense se suma de este modo al frenesí por los tokens no fungibles, ampliamente conocidos como NFT (non-fungible tokens) por sus siglas en inglés, que son un nuevo tipo de activo digital. La propiedad de estos activos se registra en una cadena de bloques, un libro de contabilidad digital similar a las redes que sustentan bitcoin y otras criptomonedas.

El grupo anunció que ya ofrece su más reciente álbum, When You See Yourself, en forma de NFT, convirtiéndose en una de las primeras bandas en hacerlo. El disco se lanzó el 5 de marzo pasado. Kings of Leon ofrece su paquete de álbumes con vinilo y descarga digital por una ficha con un precio de 50 dólares.

La ficha se lanzó el pasado viernes en YellowHeart, una plataforma NFT de venta de entradas y música, y estará disponible solamente durante un periodo de dos semanas. Kings of Leon también ofrece artículos más exclusivos como parte de una serie llamada “NFT Yourself”. Las personas pueden ofertar por una de las seis experiencias de “boleto dorado” que ofrecen a los fanáticos cuatro asientos en primera fila para el espectáculo de su elección durante cada gira del grupo, de por vida.

Sabiduría

Los coleccionables criptográficos se han disparado en popularidad últimamente. La propiedad de estos activos se registra en cadenas de bloques, que como ya describimos son una especie de libro de contabilidad digital similar a las redes que sustentan bitcoin y otras monedas cripto, pero a diferencia de la mayoría de las monedas virtuales no se puede cambiar un NFT por otro de la misma manera que se haría con dólares o lingotes de oro: cada NFT es único y actúa como un artículo de colección que no se puede duplicar, lo que los hace únicos por diseño.

En el caso de la música los expertos sugieren que las NFT podrían ayudar a los artistas que luchan con la piratería digital, las bajas tasas de regalías de los servicios de transmisión y la falta de ingresos por giras del último año de restricciones pandémicas por el virus Covid-19.

Algo notable sucedió durante la realización del octavo álbum de Kings of Leon. Por primera vez los cuatro integrantes, los hermanos Caleb, Jared, Nathan y su primo Matthew, pasaron por las sesiones de grabación sin peleas a puñetazos. “Nuestros cuerpos no funcionan como antes”, dice el cantante y guitarrista Caleb, hablando por Zoom desde su casa en Nashville para The Guardian, el diario británico. El baterista Nathan y el guitarrista Matthew se unen a la conversación desde sus respectivas casas a unas pocas millas de distancia, con el bajista Jared registrándose después de unas vacaciones en Florida. “Ahora tenemos hijos”, comenta Nathan, el mayor.

Esta paz y sabiduría de la mediana edad están en el corazón de este octavo álbum de estudio, el excelente When You See Yourself. Son un grupo marcadamente diferente de la salvaje banda de garaje que se lanzó al mundo en 2003. Algunos expertos le llaman el nuevo renacimiento del rock, que al lado de los Strokes, los White Stripes, Black Rebel Motorcycle Club y ahora Kings of Leon traza una diferencia con los roqueros de arenas y estadios que tuvieron grandes éxitos en el pasado y ahora se suman a la era posdigital con esta nueva aventura lanzando su nuevo álbum en formato NFT con entradas tokenizadas para superfans. Además de plataformas como Spotify, Apple Music y Amazon el álbum se lanzará en la plataforma YellowHeart.