DENOTA Olivia-Rodrigo-Twitter-@Olivia_Rodrigo.jpg
10 febrero, 2021
Pablo Reyes
Columnas

UN TORBELLINO EN ASCENSO

El fenómeno de Olivia Rodrigo es muy parecido al de Billie Eilish.

Después de batir récords en todas las listas de popularidad habidas y por haber la estrella del programa de televisión estadunidense High School Musical, Olivia Rodrigo, continúa en la cima de lo mejor de la música en 2021.

El sencillo Driver’s License (Licencia de conducir) sigue reinando por tercera semana consecutiva en las dos listas globales de Billboard y en otros charts de popularidad, incluidos los de Spotify y Apple Music.

A este éxito lanzado el 8 de enero pasado se le une una canción suya de hace un año, All I Want.

En resumen Driver’s License domina el Billboard Global 200 y el Billboard Global Exclusivo, además de otras listas de Estados Unidos, después de llegar a la cima desde el 23 de enero. La canción atrajo casi 140 millones de transmisiones en todo el mundo en la semana que finalizó el 21 de enero, según la compañía MRC Data. En territorios fuera de EU la canción registró 80 millones de escuchas.

Un año antes de que llegara su nuevo sencillo independiente Rodrigo lanzó el tema All I Want, tras su aparición en el programa de televisión High School Musical de Disney. La canción hizo ruido en el Billboard Hot 100 de Estados Unidos durante dos semanas, alcanzando el puesto 90 en enero de 2020. Ahora, con el impulso acelerado de Driver’s License, All I Want disfruta de un resurgimiento más evidente en las clasificaciones mundiales, con 13 millones de transmisiones a escala mundial.

Presencia mediática

El fenómeno de Olivia Rodrigo es muy parecido al de Billie Eilish y es muy difícil de replicar en general: las canciones con lanzamientos que logran elevarse en las listas de popularidad, como Driver’s License, disminuyen en las transmisiones en sus segundas semanas, luego de que la emoción inmediata de la audiencia se reduce de manera considerable. Por ello el éxito de Olivia Rodrigo es muy difícil de igualar, incluso comparándola con ella misma en sus primeros sencillos.

¿Entonces cómo podemos explicarnos la disparidad entre Driver’s License y All I Want? ¿Por qué al primer tema le tomó solamente dos semanas llegar a la cima y al segundo le ha costado todo un año levantar posiciones?

Resulta difícil llegar a alguna conclusión concreta pero es probable que el perfil de Olivia Rodrigo le esté permitiendo hoy un descubrimiento más constante a escala mundial, en comparación con el sencillo anterior ya que su presencia mediática es mayor, sobre todo en redes sociales, y a medida que el resto del mundo se ponga al día con su música previamente lanzada la joven artista podrá consolidarse y seguir escalando como un torbellino en ascenso.