SARMIENTO-CMB_3748.jpg
15 junio 2021
Sergio Sarmiento
Columnas

GANÓ MORENA

“Obtener la mayoría calificada era prácticamente imposible”.

Llama la atención que la oposición celebre los resultados de las elecciones del 6 de junio como un triunfo. Sus líderes promueven la idea de que lograron detener al presidente López Obrador y a Morena. Yo tengo otros datos.

Morena obtuvo victorias muy importantes en una elección que demostró una vez más las divisiones en el escenario político de México. Para empezar los once gobiernos estatales que conquistó, según las cifras hasta este momento, son contundentes. Es cierto que hubo un momento en que pareció que el partido oficialista podría ganar 14 de 15 gobiernos en disputa, pero eso fue antes de que empezaran las campañas. En vísperas de la elección la mayoría de los expertos pronosticaban nueve o diez triunfos para Morena, por lo que los once obtenidos son un excelente resultado. Si consideramos, además, que el triunfo en San Luis Potosí lo registró Ricardo Gallardo, del Partido Verde, a quien muchos consideran como el verdadero candidato de Morena, podemos pensar que en realidad el partido del gobierno obtuvo doce victorias.

Pero también en la Cámara de Diputados federal el vencedor es Morena. No solo es el hecho de que fue por mucho el partido más votado sino que también obtuvo el mayor número de diputados.

Es verdad que Morena consiguió solo 34% del voto popular, contra 37.5% en la elección para diputados de 2018, pero lo más común en las elecciones intermedias es que el partido en el poder pierda terreno. La idea de que el número de diputados de Morena caerá, sin embargo, es falsa o por lo menos engañosa. Morena cuenta actualmente con 253 diputados, mayoría absoluta, pero este no fue el resultado de la votación de 2018. Algunos se presentaron falsamente como candidatos de otros partidos, como Mario Delgado, postulado por el PT, mientras que otros fueron comprados o atraídos por Morena para nutrir sus filas después de que se constituyó la Legislatura. En 2018 Morena solo obtuvo por el voto 191 diputados. Los 194 a 197 que tendrá ahora serán una mejora.

Reglas

Ahora Morena no podrá alcanzar la mayoría absoluta —lo que el presidente llama mayoría simple— solo con sus aliados tradicionales del PT. Necesitará para eso del respaldo del Partido Verde, que después de haber obtenido más de 40 diputados, en un resultado sorprendente, ya anunció que subirá el precio de su amor. Será una alianza cara, pero seguramente se mantendrá.

Dicen los líderes de la oposición que evitaron que Morena y sus aliados obtuvieran la mayoría calificada que les permita modificar la Constitución a su antojo. Sin embargo una vez que el INE estableció reglas para garantizar que no se viole la Constitución, la cual establece un máximo de 8% de sobrerrepresentación legislativa, obtener la mayoría calificada era prácticamente imposible.

Morena sí sufrió una gran derrota en la Ciudad de México, que desde 1997 ha sido el gran bastión de la izquierda en el país. Tanto el presidente como la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, atribuyen este revés a campañas sucias de la oposición. Pero si bien sí es cierto que la propaganda de todos fue agresiva —el presidente y Morena dijeron, por ejemplo, que cada voto por la oposición era un voto por la corrupción— el resultado en la capital refleja lo que sucedió en todo el país. Morena se llevó las zonas marginadas y rurales, la oposición las urbanas de clase media. Y no hay entidad más urbana y de clase media que la capital.