Foto: Especial
Cuartoscuro
04 diciembre, 2019
Víctor Sánchez Baños
Columnas

CINCO MIL MUERTOS POR USO DE DROGAS

Los daños a la salud van desde trastornos mentales hasta la muerte por sobredosis.

Nunca puedes planear el futuro a través del pasado.

Edmund Burke (1729-1797)

Las cifras son impresionantes y graves: en doce años de combate frontal al narcotráfico cinco mil 545 mexicanos murieron por el consumo de drogas ilegales, como cocaína y anfetaminas, así como por el uso terapéutico de medicamentos y sustancias biológicas, de acuerdo con cifras del INEGI. Aunado a lo anterior, de acuerdo con la misma fuente, entre 2007 y 2018 en el país perecieron 38 mil 50 personas por algún tipo de adicción, que van desde el alcohol, medicinas, éxtasis y metanfetaminas hasta narcóticos adulterados. De ellos 14.5% consumían sustancias ilegales que venden los cárteles de la droga. El año pasado, el último del que se tiene registro, se presentó la mayor cantidad de decesos por el uso de drogas en el país con 584 víctimas a causa de sobredosis, envenenamiento accidental o trastornos mentales y de comportamiento. Un siquiatra experimentado en adicciones, Gady Zabicky Sirot, es presidente de la Comisión Nacional Contra la Adicciones (Conadic) y lleva a cabo una intensa campaña contra la drogadicción. Las estadísticas anteriores nos llevan a lanzar una alerta por el uso de sicotrópicos. Los daños a la salud van desde trastornos mentales hasta la muerte por sobredosis. Con las drogas no se juega.

Evo Mo, como en México lo hicieron Benito Juárez y Porfirio Díaz. Desde aquí mueve los hilos de las revueltas contra el gobierno de Jeanine Áñez. El motivo es que el actual gobierno provisional de Bolivia se niega a que Evo aparezca en las boletas de las próximas elecciones. No hay que olvidar que Evo fue impedido por un referéndum, que él mismo convocó, a participar en las siguientes elecciones. Pero su ambición desbordada lo llevó a participar, perder, renunciar, huir y armar una revuelta desde México.

Dinero El Tren Interurbano México-Toluca, que se pretendió construir y terminar en la administración de Enrique Peña Nieto, se concretará en 2021 a más tardar, en la administración de Andrés Manuel López Obrador. Ya en la CDMX comunidades obstaculizaron con recurrentes recursos judiciales el seguimiento de la construcción. Comuneros se decían defraudados y eran asesorados por políticos primero del PRD y después de Morena. Las cosas cambiaron y ahora vemos que se abrieron los caminos para que las empresas constructoras continúen su trabajo. Y se estima que en un golpe de suerte terminen las obras en el primer trimestre de 2021. La operación de ese tren estará en manos de la iniciativa privada.

Con Carlos Henry Arroyo al mando la alemana Porsche desarrollará infraestructura de carga eléctrica en México en carreteras y concesionarios con una inversión de seis mil millones de euros para 2050. Es la estrategia para auxiliar en el uso de vehículos eléctricos en el país, al mismo tiempo que estimula a compradores a acudir a esas tecnologías no contaminantes. Al tener una infraestructura de carga eléctrica más cercana el uso de dichos vehículos será más amable.

Responsabilidad Social CorporativaGNP Seguros, que preside Alberto Bailleres, realizó una inversión mayor a 168 millones de pesos en la renovación de su flotilla de autos utilitarios en las principales ciudades de la República Mexicana, con el objetivo de reducir la emisión de gases contaminantes en 697 toneladas anuales y generar un menor consumo de combustible en 40% al menos cada año. GNP encamina sus prácticas de negocio, ligados de forma directa a la responsabilidad con sus clientes y beneficios sociales.