Copia de COLUMNAS (1920 × 1080 px)-15.png
04 septiembre 2022
Víctor Sánchez Baños
Columnas

CÁNCER, LA RUINA DE FAMILIAS ENTERAS

La felicidad radica, ante todo, en la salud. George William Curtis

Tener cáncer en México es vivir sentenciado a muerte: un acontecimiento que puede llegar en cualquier momento, a veces en medio de terribles dolores físicos para el paciente y un infierno para sus familiares, quienes muchas veces van a la ruina económica por amainar los dolores del enfermo.

Las cifras son devastadoras: en 2020 más de 90 mil 600 personas fallecieron por cáncer en nuestro país.

Hay especialistas que desde distintas instituciones y perspectivas buscan prevenir, atender, revertir o aminorar el dolor y las consecuencias a veces mortales de las variedades de cáncer.

Padecer cáncer implica problemas físicos, a veces incapacidades, desgaste emocional, altos costos por diagnósticos, tratamientos… No tener acceso a instituciones públicas para aminorar el gasto de familias para comprar medicamentos o consultar a especialistas es la ruina. Y, desde luego, en muchas ocasiones lamentablemente hay defunciones.

Vivimos en un país pobre y empobrecido, que evita gastar dinero del presupuesto en la prevención aunque después gaste en la atención de los enfermos.

Hay medicamentos para la atención de ese padecimiento, que llegan a costar por dosis hasta 50 mil dólares, cantidad inalcanzable para 99% de las familias mexicanas. Solo a través de las instituciones públicas de salud o algunos organismos de la sociedad civil, como ONGs, se pueden conseguir con enormes esfuerzos. La mayoría de las veces no se logra.

En 2020 casi 20% de los pacientes muertos por tumores malignos no disponían de derechos en IMSS, INSABI, ISSSTE ni cualquier otra institución pública de salud. Esto representa 18 mil 210 personas. Además, ese año 62% de la población derechohabiente se concentraba en el IMSS y el resto se dividía entre varias instituciones.

Otro dato: en 2018 solo 65% de las unidades de atención para enfermos de cáncer tenía un programa de cáncer de la infancia y adolescencia, cuyo objetivo es el diagnóstico temprano. Una detección temprana en cáncer de mama o cervicouterino o de próstata, por poner ejemplos, representa entre 20 y 30% de disminución de mortalidad. Pero solo 49% de los casos se detectan de manera temprana.

Desde la Secretaría de Salud se necesita ofrecer detección temprana de cáncer; el uso de recursos para evitar muerte, mediante la prevención; y, sobre todo, quitarle el sello político a la salud.

En un país libre y democrático el presupuesto debe usarse para mejorar la vida de los gobernados en todos los sentidos. Lo demás es secundario.

Piezas

Alejandro Armenta se convirtió en una pieza clave en las negociaciones políticas en el Senado de la República. Con todo el apoyo de Ricardo Monreal y de la gran mayoría de los senadores de Morena, así como los de oposición, llega con un patrimonio suficiente para lograr acuerdos sobre los objetivos propuestos por el Ejecutivo federal. Quienes piensan que no hay un concierto político armónico entre el presidente y el líder de la Jucopo en la cámara alta están muy equivocados.

Hay nuevo gobernador de Hidalgo. Con ello llega un nuevo estilo de gobierno en esa entidad muy cercana a la Ciudad de México. Plantea retos importantes como incrementar el desarrollo económico con base en centros industriales y en turismo. Confianza en el nuevo gobierno hidalguense.

Dinero Volaris sorprendió a muchos con la emisión de boletos a Mérida por 20 pesos. Incluso había diez boletos en 14 pesos. El único sacrificio es tomar el avión en el Aeropuerto Felipe Ángeles, de Tizayuca. La empresa que dirige Enrique Beltranena mencionó que no son precios fijos y que solo son “promociones”. Claro que son promociones. Así quieren llenar aviones desde el AIFA en sus once nuevas rutas diarias en ese aeropuerto. Nadie puede luchar contra el mercado.

Responsabilidad Social Corporativa Bajo el liderazgo de Francisco Abardía, y con el objetivo de promover una producción sostenible, orgánica y certificada además de impulsar el comercio justo, se creó Obio. La iniciativa apoya a 22 cooperativas y empresas sociales comunitarias de Campeche, Chiapas, Estado de México, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo y Tabasco. Obio ofrece productos para el mercado nacional como café orgánico, cacao, miel de abeja, juguetes de madera y artículos de herbolaria, en distintas variedades.