SANCHEZ-cuartoscuro_832377_impreso.jpg
24 septiembre 2021
Víctor Sánchez Baños
Columnas

PRESUPUESTO DE EGRESOS, NEGOCIABLE

“El presupuesto es la herramienta clave del desarrollo de una economía”.

Muy débil es la razón si no llega a comprender que hay muchas cosas que la sobrepasan.

Blaise Pascal (1623-1662)

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) está sujeto a fenomenales presiones, no solo de la clase política de oposición sino además de organizaciones sociales.

Independientemente de los programas y proyectos sexenales existen otras variables que deben atenderse, en especial para impulsar el desarrollo del país y de todos sus sectores.

Soy un reportero experimentado. A lo largo de muchos lustros he escuchado lo mismo de los opositores en el Congreso y de los legisladores en mayoría: gran parte del presupuesto lo cuestionan por default.

No obstante, es justo reconocer que con base en esas demandas se equilibra el destino presupuestal a las necesidades de otros sectores que no son del interés gubernamental.

Por ello en el debate, donde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador está dispuesto a negociar con los partidos contrarios, se podría dar énfasis a un impulso al sector empresarial de las Mipymes.

Este sector, envuelto en una de las crisis más devastadoras de la historia de México, necesita un aliento presupuestal para salir del bache, lo que llevaría de la mano la creación de más empleos en la segunda parte del sexenio.

Apoyar a los emprendedores, que no piden subsidios, sino plazos más amplios para reponerse de la crisis, implica incluso dar créditos. Estos se enfocarían al desarrollo de todos los deciles salariales e impulsarían notablemente al sector productivo con una gran demanda de bienes y servicios, lo que a su vez impulsaría la economía en general.

De este modo el gobierno tendría posibilidad de cobrar más impuestos y, con ello, obtendría más dinero para sus proyectos políticos. Ganar-ganar, pues.

El presupuesto es la herramienta clave del desarrollo de una economía y eso lo sabe muy bien el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, quien pondrá su sello personal.

Controversia

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) está en el centro de debates intensos, principalmente porque se convertirá en la terminal aérea más importante del país. Se espera mucho de esas instalaciones, no solo en seguridad sino también en belleza y agilidad tecnológica para mostrar a mexicanos y extranjeros el rostro de la Cuarta Transformación. No se trata de hacer obras faraónicas pero sí que sean tan eficientes, que por sí solas se conviertan en autosuficientes, ya que se tiene que pagar una deuda que dejó el NAICM de Texcoco de 230 mil millones de pesos en bonos a largo plazo. El dinero debe salir del TUA que todos pagamos al utilizar las instalaciones aeroportuarias, cada vez que subimos o bajamos de un avión. De acuerdo al PEF bajará el presupuesto de la terminal que dirigirá el general de Brigada René Trujillo Miranda, quien tomará las riendas de las instalaciones el año próximo, cuando se inaugure. Sobre el AIFA todavía se derramará mucha tinta en notas periodísticas.

Dinero Todo indica que Grupo Posadas, el más importante grupo hotelero del país, que preside Carlos Azcárraga, irá al capítulo once en Estados Unidos para pedir protección de las leyes estadunidenses y evitar cerrar sus instalaciones. La bancarrota se tomó en un acuerdo entre accionistas el 9 de septiembre para buscar una reestructuración de pasivos superiores a los 423 millones de dólares. El origen de la crisis fue la pandemia, que dejó miles de cuartos de hotel sin ocupar en todas las ciudades del país. Una tragedia.

Responsabilidad Social Corporativa Con metodología validada a través de KPMG, Pfizer, que preside en México Constanza Losada, se ubicó por noveno año consecutivo en el primer lugar del sector farmacéutico y el quinto en el ranking total como la empresa de mejor reputación en el país. Constanza dice refrendar su compromiso con los pacientes a través de la innovación y en un momento crucial de la historia debido a los desafíos implícitos de la pandemia de Covid-19, ya que sin salud no hay bienestar ni crecimiento económico.