IMSS 2022
15 noviembre 2022
Víctor Sánchez Baños
Columnas

SIN SALUD NO HAY DESARROLLO

“Si no hay salud no hay crecimiento económico”.

Los números no mienten: falta un esquema de salud pública que abarque a toda la sociedad y atienda enfermedades crónico degenerativas, incapacidades temporales o permanentes, incluso la muerte.

Y es que los países, entre más pobres, destinan menos dinero para la prevención de enfermedades. Lo peor es que abandonan a su suerte a miles, millones de seres humanos.

La pandemia de Covid-19 incapacitó a millones de mexicanos para poder impulsar la economía del país, independientemente de los cientos de miles de muertos y millones con secuelas que aún les impide desarrollarse en sus trabajos.

El sistema de salud pública mexicana demostró la incapacidad de los gobernantes, en especial los burócratas del sector salud, para afrontar problemas que atentan contra la seguridad nacional.

La auténtica seguridad nacional, que es la vida, la integridad, la salud de los seres humanos y la economía.

Estimado lector, te platico todo ello luego de la comparecencia en el Senado del secretario de Salud, Jorge Alcocer (sin su fiel escudero Hugo López-Gatell), y el director del INSABI, Juan Antonio Ferrer. Con sus datos quedó demostrado que el país les queda muy grande a muchos burócratas que le dan un tinte electoral a asuntos totalmente médicos.

Hablaron de una inversión de once mil 958 millones de pesos, que cubren la salud de cerca de 20 millones de mexicanos. Esto representa una décima parte de lo que se gastó en el AIFA. Si en lugar de ese aeropuerto se hubiera gastado en salud, se cubriría a toda la población. Todo ello de acuerdo a datos del mismo Alcocer.

Actualmente en todos los sistemas de urgencias, estudios clínicos de alta especialización, así como operaciones e intervenciones para atender a enfermos terminales, tardan entre 15 días y ¡un año! La muerte asegurada.

Alcocer y Ferrer afirman que el presupuesto de salud aumentó en 71%, pasando de 122 mil millones de pesos en 2018 a 209 mil millones en 2023, lo que representa 87 mil millones de pesos más. Desafortunadamente, no se nota.

Y no se entiende. España gasta 7.85% del PIB en salud; EU, 15.95%; Dinamarca, 9.16%; México 3%, muy similar a Malaui, Madagascar, Corea del Norte, Cabo Verde, Burkina Faso y, como consuelo, China (fuente: datosmacro.com).

Si no hay salud no hay crecimiento económico. Si no hay crecimiento económico no existe prosperidad, ni una vida digna.

Brasil

La izquierda latinoamericana saltaba de gusto luego del triunfo del izquierdista brasileño Luiz Inácio Lula da Silva. Una izquierda corta de miras, que no se da cuenta que después de las encuestas que le daban un triunfo con más de 15 puntos de ventaja, en realidad se acortó a menos de 0.9%; dos millones de electores, que no es nada en una nación tan grande como Brasil. Jair Bolsonaro creció en los últimos días antes de la segunda vuelta electoral, la definitiva. Esto ante el terror que implica para el bienestar generalizado la presencia de una izquierda beligerante ante el capital y la inversión. Lula es un político más de centroizquierda, en comparación con otros como Nicolás Maduro, que es la izquierda totalitaria y confiscadora. La izquierda debe reflexionar sobre su imagen ante la otra mitad de electores. En Brasil no le dieron a Lula un cheque en blanco, porque son cuidadosos de los equilibrios. En Estados Unidos le dieron la vuelta y ganó el conservadurismo ante la izquierda light de Joe Biden.

La Sedena se desistió de construir el aeropuerto de Tulum, en Quintana Roo, luego de un acuerdo de la Semarnat con el Ejército para finalizar el procedimiento de evaluación del impacto ambiental del proyecto del aeropuerto civil. El origen de este desistimiento fue la falta de una partida presupuestal en el PEF de 2023.

Responsabilidad Social Corporativa RIU Hotels & Resorts, propiedad de los hermanos Luis y Carmen Riu, invertirá 800 mil dólares en proyectos de Responsabilidad Social Corporativa en México para 2023. En el marco de la celebración del 25 aniversario de la presencia en México de esa cadena hotelera, buscan contribuir al desarrollo sostenible en todas las comunidades en las que opera, como Quintana Roo. Ahora impulsarán proyectos sociales y ambientales en el Pacífico, donde tiene presencia en Nayarit, Sinaloa, Baja California Sur y Jalisco.