Ecoataudes.jpeg
Cortesía Codics
15 febrero, 2021
Redacción
Finanzas

Empresarios presentan el Eco-ataúd 75% más económico que los convencionales

Ante el déficit de ataúdes de madera y acero

Empresarios de la industria del reciclado en México, lanzaron, en apoyo de los dolientes por muertos de Covid-19 y ante el déficit de ataúdes de madera y acero, el “EcoAtaud” elaborado con lámina de poli aluminio el cual tiene un costo 75 por ciento menor al de los féretros convencionales en funerarias genéricas, sin contar aquellas que son de cinco estrellas.

Con inversión nacional y materia prima derivada de productos Tetrapak de leche, jugos y puré, el EcoAtaud ya está en el mercado a nivel nacional y los empresarios han iniciado conversaciones con empresarios funerarios de Cuba, Honduras y Guatemala, para su exportación en los próximos meses.

Lo anterior responde, dijo el empresario Alejandro Anaya, a la crisis sanitaria que vive el país donde la suma de muertos supera los 170 mil y los problemas económicos que enfrentan los deudos se agudizan debido a la pérdida de empleos y a la baja en el poder adquisitivo así como al déficit de ataúdes en el país.

Detalló que cada EcoAtaud pesa 43 kilos contra 60 y hasta 80 kilogramos promedio con respecto a otros ataúdes.

Las tres empresas dedicadas al acopio, reciclaje y transformación de papel, cartón, plásticos y otros derivados, ofrecen, señaló Alejandro Anaya, costos por cada Eco Ataúd de entre $1,500 y $2,200 contra los más de 6 mil pesos que cuesta uno convencional.

Precisó que se cuenta con el modelo estándar de 1.96 m largo x .62 m ancho x .53 cm alto así como con el Modelo Jumbo de 1.96 m largo x .82 m ancho x .70 cm alto.

Los inversionistas de Eco Ataud, de Industrias VEQ, dieron a conocer que desde hace seis meses que inició la escasez de ataúdes se dieron a la tarea de generar una opción ecológica y económica para los consumidores.
De tal suerte que, aseguraron, “estamos produciendo cinco mil ataúdes al mes y existe capacidad para llegar a más de 60 mil en un año” ante la creciente demanda.

Por lo anterior, al saber que al mes se reciclan 350 toneladas Tetrapak y anualmente más 4 mil 200 toneladas, “detectamos la viabilidad de hacer EcoAtaudes a base del derivado de Poli Aluminio que arroja este desperdicio”, detalló Alejandro Anaya.

Explicó que la lámina de Poli Aluminio es una mezcla de dos materias primas: 70% plástico y 30% de una delgada capa de aluminio, formada a base de calor moldeada con charolas rígidas, se forma una mezcla homogénea entre plástico y aluminio, al enfriarse la lámina de vuelve rígida.

Además, “nosotros recuperamos el poli aluminio, transformamos y fabricamos estas láminas, somos nuestros propios proveedores así que no tendremos problemas con el abasto de materia prima”.

Debido a la buena calidad del material y resistencia, señaló: “ya se comercializan en funerarias de los estados como Michoacán, Guerrero, Veracruz y Ciudad de México”.

Dio a conocer que los empresarios trabajan en una propuesta para crear convenios con el sector privado, Gobierno Federal y gobiernos locales para la distribución, en caso de que lo requieran, de ataúdes a bajo costo.

Por el momento, Alejandro Anaya expuso: “nuestro canal de distribución es a través de las funerarias o empresas que venden ataúdes”.

Pero, agregó, “con la esperanza de dar un poco de tranquilidad a todas las familias que pasan por momentos difíciles, queremos dar una opción más económica a lo tradicional para despedir a sus seres amados”.

Lo anterior luego de considerar que los ataúdes de acero y madera se elevaron entre un 30 y 40% debido a la alta demanda, poca materia prima, restricciones en importaciones de acero chino y escasez de contenedores marítimos, lo que imposibilita a la mayoría de la población a dar sepultura digna a sus seres queridos.