Alberto Djemqal, CEO de Klu.jpg
Cortesía Klu
23 junio 2022
Redacción
Finanzas

Mercado corporativo, la apuesta en crecimiento de las fintech en México

No más de 12 bancos tradicionales atienden al sector corporativo

La industria fintech, que transformó la forma en que las personas manejan su dinero en la vida cotidiana, y la trasladó al formato digital, para facilitar y agilizar servicios y procesos, da el siguiente paso al continuar con su apuesta de revolucionar el sector financiero, e impulsar a startups y pymes mexicanas, por medio de créditos. Todo esto, incluyendo entre sus nichos, una opción de gran necesidad y potencial para el país: el mercado corporativo.

Una situación que las fintech identificaron y la tornaron como una oportunidad, tras complicado escenario económico que dejó la pandemia, fue no solamente expandir sus servicios, sino brindar apoyo a aquellos empresarios y emprendedores que requieren de recursos, para hacer su negocio escalable y rentable, o simplemente, mantenerlo a flote.

Una necesidad latente, que se visibilizó aún más, entre octubre de 2020 y julio de 2021, en donde un estimado de 1.6 millones de empresas cerraron de forma definitiva, según lo reportado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

“Hay una oportunidad muy grande, tanto de nuevas empresas que se están creando, así como empresas existentes, que están igualmente mal atendidas por la banca tradicional. Tenemos más de 55 millones de empleados en el país, y todas esas empresas, se dividen prácticamente entre no más de 12 bancos tradicionales que atienden el sector corporativo, con soluciones reales. Cuando lo identificas, te das cuenta que es un pastel muy grande, segmentado en muy pocos competidores”, explicó Alberto Djemal, CEO de Klu, fintech de pagos electrónicos que arrancó operaciones en 2020, y busca posicionarse como líder en pagos electrónicos en México.

La apuesta de las fintech que comienzan a incursionar en el sector corporativo, como lo es el caso de Klu, es apoyar con créditos a empresas o startups, que no tienen acceso a capital, ni liquidez, contrarrestando las exigencias de la banca tradicional, la cual para poder acceder a crédito simple, solicita que se cuente con 5 años de flujos constantes en su banco.

Aunado a esto, también se busca innovar con el surgimiento de nuevos productos, como la facilitación de una tarjeta de crédito a pymes, que vaya en función de las necesidades de cada negocio.

Según datos de la fintech, los tres nichos que están conformando el ecosistema de empresas interesadas en su plataforma, son las lideradas por gente joven, quienes buscan procesos más fáciles y cortos; empresas mal atendidas en la banca tradicional, que esperan una atención personalizada y eficaz; e importadores y exportadores, que requieren mayor dinamismo, en la realización de sus transferencias.

Y si bien, la apuesta de las fintech hacia el mercado corporativo apenas comienza, sin duda la colocan en la mira como la apuesta del futuro, pues las alternativas que éstas ofrecen, prometen no solo una mejora en la experiencia del servicio, sino subsanar parte de los problemas económicos que dejó la crisis, revirtiendo la falta de financiamiento que tienen las pymes, mediante el impulso de herramientas y servicios, que les provea de liquidez, en el momento que lo requieran.