Cepal Bárcenas.jpg
Cepal
07 octubre, 2020
Redacción
Finanzas

Recuperación de la economía mexicana hasta 2025: Cepal

Para el año próximo prevé un crecimiento de 3.2 por ciento para la economía nacional

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó que el plan de inversión en infraestructura anunciado por el Gobierno y el sector privado en México equivalente a 1.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) generará alrededor de 200 mil empleos y será un gran impulso a la economía nacional, pero la recuperación total será hasta 2025.

La secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena Ibarra, destacó que esta “inyección” en la inversión y la actividad comercial serán de gran impulso para la economía mexicana, para la cual el organismo mantiene en su pronóstico para 2020, en un desplome de 9 por ciento, si bien podría revisarlo a finales de año.

Al presentar el informe anual de la Cepal denominado “Estudio económico 2020”, señaló que para el año próximo prevé un crecimiento de 3.2 por ciento para la economía de México, sujeta a una reactivación gradual a partir del tercer y cuarto trimestre de este año, “pero la verdad es que una recuperación total sólo se alcanzaría hasta el 2025”.

La funcionaria del organismo económico regional de Naciones Unidas expuso que México afronta una crisis sanitaria y económica a causa de la pandemia de COVID-19, después de una caída del crecimiento en 2019 de 0.3 por ciento, por debajo del que presentaba en 2018.

Precisó que aunque hubiera un cierto rebote en 2021, estamos esperando que la recuperación de América Latina va a ser muy lenta y seguramente tardará al menos tres añosretomar la actividad económica equivalente al 2019, “y México no es la excepción en el concierto de la región”.

Si bien se anticipa un buen desempeño para la económica mexicana hacia adelante, impulsado por la inyección de recursos para la inversión y la actividad comercial tras la aprobación del T-MEC, esto dependerá del resultado que presente en el cuarto trimestre y el año próximo.

“La actividad económica podría tener una recuperación gradual por lo tanto en el próximo trimestre y ahí podría haber una cierta recuperación, pero aun así pensamos que regresar a los niveles anteriores sería muy difícil”, precisó Bárcena Ibarra.

No obstante, resaltó el impacto económico positivo que tendrá el plan de inversión infraestructura anunciado ayer en México por el Gobierno y el sector privado, que incluye proyectos como el Tren México-Querétaro, el ramal al Aeropuerto Felipe Ángeles en Santa Lucía, el corredor aeroportuario Monterrey y otros proyectos en materia de energía.

“Creo que esto puede redundar incluso en la creación de alrededor de 200 mil empleos, entonces creo sí que hay una decisión de parte del Gobierno de apuntalar justamente la inversión y desde luego potenciar las cadenas de suministro entre México y Estados Unidos”, subrayo al comentar que la economía mexicana muestra indicios de recuperación en materia de empleo, así como en ingresos por remesas y tributarios.

Ante el impacto del COVID-19, la secretaria ejecutiva de la Cepal sostuvo que “no es el momento de la austeridad”, ante lo cual resaltó la decisión “contundente” de México para combatir la evasión fiscal ya que genera recursos importantes para el desarrollo y cambiar la cultura del privilegio a una de mayor igualdad y distribución.

Respecto a la posible desaparición de 109 fideicomisos en México, refirió que según lo dicho por el Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció transparentarlos y ha aclarado que no desparecerán, sino que se evaluará su desempeño sin que desaparezcan los recursos, estimados en 68 mil 500 millones de pesos.

Incluso el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, aclaró que los beneficiarios de estos fideicomisos seguirán recibiendo los recursos comprometidos a través del presupuesto, “seguirán estando disponibles esos recursos existentes para enfrentar la contingencia económica y sanitaria sin recurrir a mayor endeudamiento”.

Por otra parte, informó que la Cepal mantiene su expectativa para el PIB de América Latina en una contracción histórica de 9.1 por ciento en 2020, tras los graves impactos de la pandemia de COVID-19 en materia económica, productiva y social, con secuelas y efectos a mediano plazo sobre el crecimiento, aumentos en la desigualdad, pobreza y desempleo.

Esta es la peor crisis en 100 años que provocará una década perdida en PIB per cápita y retomar los niveles de actividad económica a niveles previos a la aparición del COVID-19 tomará varios años y será más lento que en la crisis subprime o hipotecaria de 2007