Bancos y aseguradoras inician su camino a la nube, pero muchos no son capaces de aprovechar su potencial

Implementar la nube a gran escala es fundamental para aprovechar todo el valor de las inversiones en IA

Redacción
Finanzas
Inteligencia artificial

El “Informe Mundial sobre Nube – Servicios Financieros”, realizado por el Instituto de Investigación de Capgemini, revela que el 91% de los bancos y compañías de seguros ya han iniciado su camino en la nube, lo que supone un aumento significativo desde 2020, cuando solo el 37% de las empresas habían comenzado sus transformaciones en la nube. Sin embargo, este elevado índice y su correspondiente inversión no se traduce en la adopción efectiva de la nube a gran escala. Más del 50% de las empresas encuestadas solo han trasladado a la nube una mínima parte de sus aplicaciones empresariales básicas.

Hoy en día, el 89% de los ejecutivos de servicios financieros creen que una plataforma basada en la nube es crucial para ofrecer mayor agilidad, flexibilidad, innovación y productividad necesarias para satisfacer las crecientes demandas empresariales. Sin embargo, la mayoría de las empresas todavía no son nativas de la nube[1] y, en su lugar, tienden a optar por un enfoque “lift and shift”[2] que impide aprovechar todas las ventajas de escalabilidad y flexibilidad de los sistemas basados en la nube.

Implementar la nube a escala
Casi dos de cada tres empresas de servicios financieros (62%) han empezado a utilizar inteligencia artificial (IA), con el objetivo de utilizarla en toda su cadena de valor en los próximos dos años. A pesar de su potencial, la IA, incluida la IA Generativa y las tecnologías de aprendizaje automático, aún no se utilizan a gran escala en el sector de los servicios financieros y, por tanto, su impacto es limitado.

El informe revela que, hasta la fecha, gran parte de las inversiones en la nube se han destinado a soluciones modernas, fáciles de usar, basadas en la IA y orientadas al cliente. Se invierte menos en los sistemas de procesamiento central de back-end que proporcionan datos a las aplicaciones front-end orientadas al consumidor, lo que se traduce en una mala experiencia del usuario, en general.

Según el informe, la migración de los sistemas centrales internos a ecosistemas y plataformas adecuados basados en la nube es fundamental para liberar todo el potencial y la eficiencia de la IA y la IA Generativa. A cambio, esto provocará la aparición de una gama más amplia de oportunidades de crecimiento empresarial en los próximos años. Hoy en día, en el sector bancario y de seguros, las empresas están probando sus casos de uso de IA Generativa en la captación de clientes, el análisis crediticio, la planificación financiera, la renovación de pólizas y el apoyo a los modelos de atención al cliente.

La nube desempeña un papel fundamental
Dado que el 95% de las empresas tienen en cuenta el impacto ESG en todas las decisiones de inversión clave, la nube también desempeña un papel fundamental a la hora de ayudar al sector a gestionar eficazmente los informes ESG para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad. Puede proporcionarles herramientas esenciales de medición de impacto ESG, tal como lo demuestra el 51% de las empresas de servicios financieros que citan la mejora de la transparencia y las medidas de información.

Los proveedores de servicios en la nube están empezando a desarrollar soluciones que puedan rastrear e informar sobre las emisiones de alcance 1, 2 y 3, ofreciendo una visibilidad completa de la huella de carbono de una empresa en todas las funciones empresariales y de productos.

“Para las organizaciones de servicios financieros de la actualidad, ignorar la nube simplemente no es una opción. Pasarse a la nube requiere ir más allá de un enfoque de ahorro de gastos y centrarse en impulsar la innovación para obtener una ventaja competitiva,” mencionó Ravi Khokhar, director Global de Cloud para Servicios Financieros de Capgemini.

“A medida que las empresas se apresuran para adaptarse e implementar la IA Generativa, deben tener en cuenta que no se obtendrán beneficios futuros de la IA sin sistemas habilitados para la nube. Mediante la definición y el establecimiento de un modelo operativo efectivo en la nube a escala, se puede aprovechar todo el potencial de estas nuevas tecnologías transformadoras.”

La gestión de riesgos y de las relaciones con clientes dominan las prioridades de migración a la nube

Los ejecutivos del sector encuestados en este informe sobre seguros de salud, seguros de vida, mercado de capitales, pagos, banca retail y gestión de patrimonios, identifican la gestión de riesgos y de la relación con los clientes (CRM) entre las tres principales áreas adecuadas para una pronta adopción a la nube.

En la gestión de patrimonios, más de la mitad (60%) menciona las ventajas de utilizar técnicas de detección de fraudes en la nube para tomar decisiones de gestión de riesgos basada en datos. Del mismo modo, más de un tercio de los ejecutivos de banca minorista (39%) destacan la transición de la compleja gestión del riesgo crediticio a la nube para acortar el tiempo de decisión en el procesamiento de préstamos, a través de procesos automatizados y análisis integrados.

Las aseguradoras están explorando servicios personalizados de valor añadido basado en datos, como la asistencia en carretera, para adaptarse a la evolución de preferencias de los clientes. Entre los ejecutivos de seguros de vida, la gestión de la relación con el cliente (55%) destaca como la mayor prioridad para su transición a la nube.

La seguridad de los datos
A pesar de las importantes ventajas, los ejecutivos expresan su preocupación por los retos asociados a la migración de la nube. Dos terceras partes (68%) identifican la seguridad de los datos como una barrera para la adopción de las soluciones en la nube, mientras que el 51% señalan los elevados costos operativos y de transformación como posibles obstáculos. Un 45% adicional, menciona las normativas, como la soberanía de los datos, como otro factor que puede plantear retos.

Recientemente, la Ley de Resiliencia Operativa Digital (DORA), ordenó que las instituciones financieras sujetas a la normativa de la Unión Europea (UE) deben implantar, documentar y mantener rigurosamente los sistemas, protocolos y herramientas necesarios para proporcionar suficiente fiabilidad, capacidad y resiliencia.

La nube soberana, que proporciona una infraestructura de computadora en la nube segura e independiente a los países para ayudarles a garantizar la privacidad y la soberanía de los datos, se está convirtiendo rápidamente en una opción de implementación común. Para hacer frente a estas preocupaciones, el 39% de los ejecutivos manifestó su preferencia por utilizar la nube pública, el 49% prefiere la nube privada y el 12% restante, piensa que la nube híbrida es mejor.