Organillero.JPG
Foto: AP
20 mayo, 2020
Redacción
Nacional

Presenta CDMX plan de reapertura

Regreso a actividad será con protocolos, guías y medidas

Ciudad de México, México, 20 de mayo. El retorno paulatino a la “nueva normalidad” de las actividades sociales, económicas y educativas en la Ciudad de México será con la implementación de protocolos, guías y medidas sanitarias que eviten nuevos brotes de COVID-19.

Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, adelantó que se implementará un programa especial para los negocios ubicados en el Centro Histórico.

La aplicación del Plan gradual hacia la nueva normalidad en la Ciudad de México, en el que se detalla la reapertura paulatina de las actividades sociales, económicas y educativas, se hará a través de guías y protocolos.

“Estamos ya trabajando, repito, en esta coordinación, en la elaboración y publicación de guías para la población; guías de distanciamiento y grupos de negocios, guía para el transporte público, protección en transporte y espacios públicos, escalonamiento de horas y días de trabajo, reporte de síntomas y casos positivos, la guía para cines, teatros y eventos religiosos, la guía para entender el semáforo epidemiológico”, dijo.

“Para todo el comercio no formal tenemos que tener también protocolos de operación y eso pues lo tenemos que trabajar conjuntamente entre alcaldías, el Gobierno de la Ciudad y todas las organizaciones”.

Ello para que también paulatinamente regresen los tianguis, “tiene que ser con un mecanismo distinto porque ya sabemos que lo más riesgoso es cuando hay mucha congregación de personas”, mencionó.

Insistió que las medidas de salud pública deben continuar con el uso de cubrebocas en transporte público y lugares aglomerados; lavado de manos frecuentemente y uso de gel antibacterial; mantener la sana distancia y no saludar de mano; estornudo de etiqueta; y limpieza de hogares y lugares de trabajo.

También mencionó que se realizará un censo para determinar cuántas personas padecen enfermedades crónicas.

Hasta el martes por la noche, el gobierno de la capital reportaba 15 mil 283 casos positivos con mil 452 defunciones, 71 de éstas en un lapso de 24 horas. Sheinbaum ha reconocido que esas cifras podrían ser más elevadas porque hay muchos casos que no han sido registrados y se agregarán luego de que los revise un comité técnico.

Además, en la capital se reportan tres mil 300 hospitalizados, con mil 119 en terapia intensiva, lo que representa el 76% de la ocupación.

“La tendencia sigue creciendo, pero esta tendencia esperamos que disminuya en las próximas semanas, todos los días daremos esta información para que sepan cómo está la tendencia de crecimiento o decremento para ir incorporando nuevas medidas”, dijo Sheinbaum.

La jefa de gobierno agregó que la ciudad utilizará el sistema de semáforos propuesto por el gobierno federal y se informó que cada color del semáforo dependerá del número de personas hospitalizadas.

“Es un semáforo epidemiológico diario, así como los que vivimos aquí tenemos un índice de calidad del aire que nos muestra si estamos en un nivel o en el otro, así este semáforo que vamos a tener que ver todos para saber en qué (luz del) semáforo estamos”, dijo Sheinbaum en una videoconferencia en la que no aceptó preguntas.

La jefa de gobierno dijo que el semáforo continuará en rojo si sigue aumentando la demanda por camas para COVID-19 o si se mantiene arriba del 65% como es en este momento. Cambiará a naranja cuando la ocupación baje de esa cifra y que se mantenga así por un periodo de dos semanas. Para pasar al amarillo, la ocupación deberá ser menor al 59% y el verde es con 50% o menos.

En el semáforo amarillo, el plan contempla el regreso de las demás actividades productivas y laborales en general, pero exige horarios escalonados. Además, la reapertura de restaurantes y hoteles y servicios religiosos al 30% de sus aforos, cines y teatros al 50% y el regreso de los deportes profesionales ser sin público, pero previa prueba a los atletas para descartar casos positivos.