Ciudad Victoria, Tamaulipas, mapa.
Foto: Especial
29 junio 2022
Redacción
Nacional

Asesinan a periodista en Tamaulipas; van 12 este año

Fue muerto en la puerta de su casa

Ciudad Victoria, México, 29 de junio. Un periodista fue asesinado a balazos este miércoles en Ciudad Victoria cuando salía de su casa con su hija, quien resultó herida, informó el periódico para el que trabajaba. La fiscalía del estado de Tamaulipas confirmó el homicidio y las lesiones de la joven.

Antonio de la Cruz, de 47 años, era reportero del diario local Expreso desde hacía casi tres décadas y su hija tiene 23 años. Con su muerte son ya 12 los informadores asesinados este año en el país, el más mortífero para la prensa mexicana.

El reportero fue atacado a balazos en la puerta de su casa en Ciudad Victoria, capital del estado, una región sumida en la violencia vinculada al crimen organizado.

En el suelo, junto al domicilio, había marcados al menos cinco puntos donde se encontraron casquillos.

Expreso es un periódico que cubre todo tipo de noticias de la ciudad, incluidos temas de seguridad, aunque De la Cruz se encargaba de temas agrícolas y cuestiones comunitarias, como el desabastecimiento de agua.

“Era un periodista todo terreno, muy enterado de la realidad de Tamaulipas, muy valiente”, de gran actividad en las redes sociales donde registraba todo tipo de información, dijo Miguel Domínguez, director del diario, en declaraciones a Milenio Televisión. “Nunca nos externó ninguna preocupación”, agregó.

No obstante, sostuvo que Expreso sí ha sido objeto de amenazas y ataques a lo largo de su historia y que no están dispuestos a guardar silencio.

En 2012, uno de los peores años de la violencia de los cárteles, estalló un coche bomba frente a la redacción del diario y en 2018 dejaron una hielera con una cabeza humana en la que amenazaban al periódico por callar sobre las ejecuciones que ocurrían en la ciudad.

Aunque los asesinatos de reporteros este año han ocurrido en distintos puntos del país — de Veracruz, a Sinaloa, de Baja California a Michoacán— Tamaulipas ha sido un estado donde las amenazas han marcado el actuar de la prensa local en las últimas décadas.

De los 12 asesinatos ocurridos este año y que están en investigación, el Comité para la Protección de Periodistas, CPJ por sus siglas en inglés, ya ha confirmado que al menos cuatro están directamente relacionados con el trabajo informativo de las víctimas.

Las organizaciones de prensa consideran a México el país más peligro para la prensa de todo el continente.

Al margen de su trabajo en el diario, De la Cruz también había sido responsable de prensa del partido Movimiento Ciudadano y del diputado local Gustavo Cárdenas Gutiérrez, quien condenó con fuerza su homicidio.

A primera hora de la tarde, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, indicó que la hija del reportero estaba en una situación “muy delicada, muy crítica... están haciendo todo lo humanamente posible por salvarle la vida”.

En un breve encuentro con los medios, el mandatario insistió en que el asesinato no quedará impune y afirmó que durante su gobierno, que comenzó en 2016 y terminará en octubre, no se habían suscitado “hechos de esta naturaleza”.

Sin embargo, al menos dos reporteros fueron asesinados en 2018: Carlos Domínguez, un periodista independiente de 77 años y Hector González, corresponsal del diario nacional Excelsior.

“Creo que es un caso aislado”, señaló por su parte Eduardo Gattás, alcalde de Ciudad Victoria, tras condenar el homicidio.

La fiscalía del estado dijo que ya estaba informada la unidad especializada en investigar delitos contra la libertad de expresión y la fiscalía federal también anunció la apertura de una investigación por su cuenta por el homicidio de De la Cruz.

La situación de violencia aumentó en los últimos meses en el marco de las elecciones estatales que dieron la victoria al candidato del partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, Américo Villarreal.

Tamaulipas, estado fronterizo con Texas, primero estuvo inmerso en una guerra entre el Cártel del Golfo y los Zetas, y luego entre el primer grupo, el Cártel del Noreste y muchas subcélulas.

Es la región por la que cruzan más migrantes de forma ilegal a Estados Unidos, uno de los tráficos más lucrativos del crimen organizado en este momento.

La mayoría de quienes gobernaron el estado en los últimos 20 años han ido a prisión acusados de corrupción o por asociarse con cárteles del narcotráfico que dominan el estado.