Mexican migrant workers pick blueberries during a harvest at a farm in Lake Wales
Marco Bello/REUTERS
28 julio 2022
Ángel Hernández
Nacional

VISAS TEMPORALES, EL FUTURO DE LA POLÍTICA MIGRATORIA

México, el país más beneficiado de este esquema laboral de EU

Las visas temporales de trabajo pueden ser parte de la solución al problema de la migración: ante la llegada de cientos de miles de migrantes que cada año buscan ingresar a Estados Unidos a través de zonas desérticas e inhóspitas con riesgo de sus vidas, un esquema de apertura de forma regulada de visas temporales se vislumbra como una opción más humana del futuro de la política migratoria.

Este esquema laboral que en la actualidad abre la puerta para casi 600 mil lugares anuales a ciudadanos de otras naciones y del que nuestro país es un gran beneficiario, es visto por los gobiernos de México y Estados Unidos como una medida que favorece a la economía estadunidense que requiere de esa fuerza de trabajo en sectores clave como la agricultura y la construcción, y que además trae beneficios a los países de Centroamérica, de donde provienen muchos de los migrantes.

Como parte de los acuerdos alcanzados durante la reunión de los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden en Washington, se estableció que México podría recibir hasta 260 mil visas de trabajos temporales el próximo año, principalmente para el sector agrícola, donde la mano de obra mexicana es fundamental porque representa más de 20% de los principales rubros económicos estadunidenses.

Fórmula para el futuro

Luego del encuentro entre López Obrador y Joe Biden el 12 de julio el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma Barragán, estimó que nuestro país recibirá el próximo año 260 mil visas de trabajo temporal como resultado del diálogo entre los dos presidentes.

Moctezuma precisó que las visas de trabajo temporal para México están en negociación, pero aseguró que serán principalmente del sector agrícola, el que tiene mayor demanda de trabajadores.

El embajador destacó que el objetivo de nuestro país es que cada año aumente el número de permisos laborales.

“Es una fórmula que creo que será el futuro de la política migratoria y esto es algo que además se tiene que ver para que el año entrante haya el presupuesto necesario dentro del Congreso (estadounidense)”, aseveró.

Moctezuma explicó que ese número de visas representa un aumento en los permisos entregados a empleados temporales, puesto que hay interés del gobierno estadunidense en este esquema laboral porque los trabajadores tienen un ingreso asegurado, no se quedan a vivir en ese país y pueden regresar cada año.

Beneficios

En mayo del presente año Estados Unidos anunció el aumento del número de visas temporales que ofrece para trabajos agrícolas y no agrícolas, conocidas como H-2A y H-2B.

Los departamentos de Seguridad Nacional y de Trabajo (DHS y DOL, por sus siglas en inglés) anunciaron la disponibilidad de 35 mil visas H-2B adicionales para trabajadores temporales no agrícolas para la segunda mitad del año fiscal 2022.

El secretario de Seguridad Nacional norteamericano, Alejandro Mayorkas, destacó que esas visas H-2B adicionales ayudarán a los empleadores a satisfacer la demanda de trabajadores de temporada en un momento crítico en materia laboral, “cuando existe una grave escasez de mano de obra”.

Las visas H-2B suelen estar sujetas a un límite anual determinado por el Congreso y que actualmente es de 66 mil trabajadores por año.

Debido a la necesidad de más trabajadores no agrícolas el DHS y DOL han aumentado el límite máximo en un par de ocasiones con el fin de garantizar que las empresas estadunidenses estén equipadas con los recursos necesarios para recuperarse con éxito y contribuir a la salud económica de las comunidades locales.

Cada año Estados Unidos otorga miles de visas H-2B a trabajadores con o sin experiencia (no profesionales y sin un título académico) para trabajar temporalmente en ese país.

Como señalábamos, esta categoría se divide en dos tipos de visas: la H-2A para trabajadores agrícolas y la H-2B para trabajadores no agrícolas.

En 2021 otorgó 97 mil 268 visas H-2B, ocupadas mayormente por procesadores de mariscos, jardineros y trabajadores forestales.

Los países cuyos ciudadanos recibieron un mayor número de visas H-2B fueron México con 73.6%, seguido por Jamaica con 9.2% y Guatemala con un 3.5%, según un reporte del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

Impulsar la productividad

El presidente López Obrador destacó el acuerdo alcanzado con su homólogo estadunidense para otorgar más visas temporales de trabajo a las personas migrantes que se desempeñen en diversos sectores como el campo, servicios e industria.

“Hablamos de la necesidad de ampliar el número de visas de trabajo temporal para México y Centroamérica. Esto se aceptó, se aumentará considerablemente el número de visas de trabajo para ingresar a Estados Unidos; desde luego, el planteamiento de fondo fue impulsar las actividades productivas, unirnos para aumentar la producción en EU y en México”, subrayó.

Dijo que Estados Unidos carece de fuerza de trabajo para desarrollar su capacidad productiva y cubrir esa necesidad le permitirá hacer frente al contexto internacional adverso. “Es un momento importante y decisivo para llevar a cabo un plan laboral migratorio como en su tiempo fue el Programa Bracero. Son otros tiempos, otras circunstancias, pero es lo que se necesita, y eso lo propusimos. Se va a analizar; sí hay el compromiso de aumentar el número de visas temporales de trabajo”, afirmó.

El jefe del Ejecutivo federal reiteró que América tiene potencial económico y puede fortalecerse como continente. “El planteamiento es que vamos a fortalecer a la región; primero América del Norte, luego vamos a incluir países de Centroamérica y luego toda América, la unión de América. Es un continente con una gran potencialidad en lo económico, en lo tecnológico, en cuanto a fuerza de trabajo joven, creativa y con un mercado amplio que permitiría consumir todo lo que se produzca sin necesidad de depender de otras regiones del mundo”, subrayó el mandatario.

Sostuvo que el fenómeno migratorio también requiere ser atendido desde los países de origen. “Tratamos el tema migratorio con el enfoque que nosotros hemos sostenido desde hace tiempo de darle trabajo a la gente en sus lugares de origen. Para eso, de manera específica insistimos en que se continúe el apoyo, se amplíe en programas de Bienestar que ya se aplica en Honduras, El Salvador y Guatemala con financiamiento nuestro, pero se requiere que se amplíen dos en especial: Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro”, concluyó.