yz0805.jpg
Foto: Cortesía.
07 mayo, 2020
Redacción
Nacional

ASUME colabora con 6 entidades a partir de la pandemia Covid-19.

A la CDMX y Nuevo León se sumaron el Estado de México, Jalisco, Oaxaca y Sinaloa.

Las Agrupaciones de Seguridad Unidas por México (ASUME) acordaron colaborar como auxiliares en las labores de vigilancia durante la pandemia de Covid-19 con las secretarías de Seguridad Pública de los estados de México, Jalisco, Oaxaca y Sinaloa, para reportar cualquier emergencia que se desarrolle en su esfera de competencia como pudieran ser la posibilidad de saqueos, la ubicación de tumultos de personas, cualquier emergencia policial, así como las emergencias de salud, como ya se realiza desde principios de abril en la Ciudad de México y Nuevo León.
Los integrantes de ASUME se han reunido virtualmente con los funcionarios estatales nombrados por los gobernadores o secretarios de Seguridad Pública para coordinarse en este esfuerzo, reveló Armando Zúñiga Salinas, presidente de los empresarios de la seguridad privada, quien agregó que están “esperando que nos contesten los estados que aún no lo han hecho, porque creemos que hasta el momento el acuerdo ha sido benéfico para todos”.

Estos acuerdos nacieron como resultado de la declaración de las Medidas de Seguridad Sanitaria dictadas por la Secretaría de Salud federal, porque catalogó las acciones de la industria de la seguridad privada dentro de las esenciales por lo que pueden seguir sus actividades durante la pandemia, y de la circular del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, para que las empresas formales del sector, debidamente identificadas, puedan seguir desarrollando su trabajo de manera normal, con las medidas de prevención e higiene suficientes.

A partir de estas decisiones gubernamentales los dirigentes de las 32 asociaciones más representativas de la seguridad privada llevan a la fecha 7 reuniones virtuales, con el fin de coordinar los trabajos de colaboración con las autoridades para prevenir el delito, objetivo que se ha logrado hasta el momento porque salvo los primeros casos que se dieron a mediados de marzo tras algunos saqueos, la respuesta de las autoridades y la colaboración de las empresas de seguridad privada, lograron reducir al mínimo estos actos de rapiña.

Zúñiga Salinas destacó que “todo va marchando bien en nuestra colaboración, pero tampoco nos confiamos. Estamos atentos a las concentraciones, vigilando las redes sociales, las concentraciones cerca de las tiendas, para evitar los saqueos, los robos a empresas o, incluso, la extorsión telefónica”.

El presidente de ASUME señaló que lo que ha generado mayor preocupación en el sector durante la pandemia han sido los saqueos a comercios, luego la violencia contra los médicos en los hospitales y ahora la violencia doméstica.

En el tema de los saqueos, “ahora sí las autoridades han estado en su papel; hubo gente detenida, aunque salieron después por cuestiones del sistema de procuración y administración de justicia, pero ese es otro asunto. Lo que sí ve la gente, de momento, es que sí están deteniendo a los que van a saquear, entonces eso ha servido como ejemplo para que no se sigan dando y ahí se demuestra que la impunidad es la que motiva que siga creciendo la delincuencia”.

Sin embargo, Armando Zúñiga Salinas alertó a las autoridades que aún no responden el acuerdo de colaboración, que “obviamente, en cualquier momento pueden resurgir los saqueos, dependiendo de la forma como se vaya afectando la economía y la falta de trabajo; ahora no se puede decir que los saqueos han sido por hambre porque lo que se llevaban eran aparatos electrodomésticos, sobre todo pantallas de TV. Pero ojalá y no lleguemos a un punto donde la gente tenga hambre a tal grado de que salga a robar”.

Por el momento, finalizó Armando Zúñiga Salinas, las autoridades les han solicitado que pongan su atención en los hospitales y reporten cualquier movimiento sospechoso, como los que se han presentado, especialmente como en el caso de Ecatepec.