CIUDAD DE MÉXICO, 29NOVIEMBRE2018.- Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, encabezó la última ceremonia para otorgar en su totalidad 103  Condecoraciones a la “Distinción Militar”, “Mérito Técnico” y “Mención Honorífica”, llevada a cabo en las instalaciones del Estadio de Futbol “SEDENA” del Campo Militar 1-A. Salvador Cienfuegos, aprovechó para despedirse del personal militar, ante la finalización de su gestión como Secretario de la Defensa, mando que entregará al primer minuto del próximo sábado 1 de diciembre.
FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM
Mario Jasso/Mario Jasso
21 noviembre, 2020
Ángel Hernández
Nacional

HISTÓRICA DEFENSA

Estados Unidos retira los cargos contra el general Salvador Cienfuegos.

El retiro de los cargos en Estados Unidos contra el exsecretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, por acusaciones relacionadas con presunto tráfico de drogas y lavado de dinero, constituyó una gestión diplomática histórica y exitosa del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador a favor de la soberanía y la justicia de México.

Cumplidos 35 días después de la detención de Cienfuegos en Los Ángeles, California, las gestiones de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Fiscalía General de la República (FGR) permitieron alcanzar un acuerdo con el Departamento de Estado norteamericano para que esa instancia solicitara a la jueza del caso desestimar los cargos penales contra el militar de alto rango mexicano.

Esa decisión se tomó “en reconocimiento a la sólida asociación institucional entre México y Estados Unidos, y con el interés de demostrar nuestro frente unido contra todas las formas de criminalidad”, destacaron la FGR y el Departamento de Estado en un comunicado conjunto.

El jefe del Ejecutivo federal afirmó a su vez que en el caso de la detención del general Cienfuegos lo que hizo su gobierno fue expresar por la vía diplomática su inconformidad.

Añadió que el retiro de cargos para que se le investigue en nuestro país demuestra que hay confianza en el gobierno mexicano ya que de lo contrario las autoridades estadunidenses no permitirían que se realizara esa operación.

“No podemos aceptar que se fabriquen delitos. Considero que es una gran injusticia el juzgar a inocentes. Eso la autoridad competente lo tendrá que aclarar”, resaltó el jefe del Ejecutivo.

El presidente aseveró que la FGR se hará cargo de la investigación y resolverá si existen elementos para juzgar al general Cienfuegos o no, “porque no se puede acusar a nadie si no hay pruebas; por consigna no, por política no, por venganza no: es justicia”.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, destacó a su vez que en este caso México ha defendido un principio que es el cumplimiento de un acuerdo de cooperación firmado por ambos países y que se basa en el respeto a la soberanía mutua.

Así, ante un caso en el que no se respetaron los acuerdos de cooperación y se afectó la soberanía del país el presidente de la República mostró unidad con las Fuerzas Armadas del país, de las que es comandante supremo, y emprendió una defensa histórica ante Estados Unidos por el honor del Ejército mexicano y la soberanía nacional.

Toca ahora a la FGR concretar una investigación propia para determinar si los cargos que se le hicieron al general Cienfuegos en la Unión Americana tienen fundamento o no, con lo que se demuestra plena confianza de que en las instituciones de México se aplica la justicia conforme a la ley.

Decisión

La tarde del martes 17 de noviembre se informó que Estados Unidos retiraría los cargos contra el general Salvador Cienfuegos, extitular de la Sedena en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, detenido el 15 de octubre en Los Ángeles.

En un comunicado conjunto la FGR y el Departamento de Estado expusieron que una vez que se tuvo noticia sobre la detención y los cargos imputados por autoridades estadunidenses a Cienfuegos, la Fiscalía General de la República abrió su propia investigación.

Agregaron que en reconocimiento a la sólida asociación institucional entre México y EU, “y con el interés de demostrar nuestro frente unido contra todas las formas de criminalidad”, el Departamento de Justicia norteamericano tomó la decisión de solicitar a la jueza que llevaba el caso desestimar los cargos penales contra el exsecretario “para que pueda ser investigado y, en su caso, procesado de acuerdo con las leyes mexicanas”.

En el documento se menciona que a solicitud de la FGR el Departamento de Justicia proporcionó a México sus investigaciones del caso y se comprometió a continuar la cooperación para apoyar las indagatorias que realicen las autoridades mexicanas.

“Nuestros dos países siguen comprometidos con la cooperación en este asunto, así como con toda nuestra cooperación bilateral en materia de aplicación de la ley. Como refleja la decisión de hoy, somos más fuertes cuando trabajamos juntos y respetamos la soberanía de nuestras naciones y sus instituciones. Esta estrecha asociación aumenta la seguridad de los ciudadanos de nuestros dos países”, concluye el comunicado.

Soberanía

En la conferencia matutina del miércoles 18 de noviembre el presidente López Obrador afirmó que no había nada oculto en el retiro de los cargos al extitular de la Defensa Nacional.

“No hay nada oculto. Nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática, para expresar nuestra inconformidad ante un hecho que se presentó al decidir juzgarlo en EU sin conocimiento de nuestro gobierno. Esto va más allá de lo legal”.

Recordó que existe un acuerdo de colaboración suscrito años atrás en esta materia pero no se hacía valer y fue violado porque el gobierno mexicano no tuvo ninguna información.

“Dijimos: ‘Queremos que se nos informe y que se respeten los acuerdos de cooperación’; esos acuerdos de cooperación tienen un sustento cuando se trata de autoridades honorables: se trata de confianza. Eso fue todo”, agregó.

López Obrador afirmó que se hizo valer nuestra soberanía porque no se puede permitir que agencias del extranjero juzguen a mexicanos si no hay pruebas. “¿Cómo es que hay un acuerdo de cooperación en esta materia y no nos enteramos de que va a ser detenido o que está abierta una investigación contra un mexicano, quien sea?”, subrayó.

El presidente añadió que con el retiro de cargos contra el extitular de la Sedena se reafirma que somos un país libre, soberano y también tenemos que agradecer que así lo hayan entendido las autoridades en Estados Unidos.

Resaltó que hay confianza en el gobierno de México, en el canciller, en la Presidencia de la República y en la FGR. “Es algo que teníamos la obligación de hacer (el reclamo a Estados Unidos), porque sentimos que no se había cuidado el procedimiento”, puntualizó.

Resguardo de instituciones

Del retiro de los cargos contra el general Cienfuegos aseguró que “no significa impunidad” ya que seguirá “una investigación que ya comenzó a partir de que nos envían elementos de prueba”. ¿Qué va suceder? Lo determinará la fiscalía”.

Insistió en que no se permitirá que se fabriquen delitos: tiene que haber sustento y pruebas porque nadie, ninguna persona puede ser víctima de una injusticia.

“Está de por medio el prestigio de una institución fundamental para el Estado mexicano, que es la Sedena, las Fuerzas Armadas, no es cualquier cosa. No podemos permitir sin elementos que se socaven nuestras instituciones fundamentales”, afirmó.

El presidente destacó que se trata de un hecho inédito el retiro de los cargos contra el general Salvador Cienfuegos, pero aseguró que tiene que ver con la confianza que se tiene en las autoridades mexicanas. “Es un gobierno con autoridad moral y por eso tenemos autoridad política”, explicó.

Insistió en que en México han cambiado las cosas y que se siga pensando que los procedimientos legales y las autoridades del extranjero son más confiables y mejores que las autoridades de México ya no corresponde a la nueva realidad.

“Aquí se va a juzgar, porque ya se abrió una investigación; una autoridad competente y recta de México decidirá si hay elementos para juzgar al general Cienfuegos o no. Y será con apego a la legalidad, sin influyentismo; eso ya se terminó”, aseveró el mandatario.

Resaltó además que le tiene confianza al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, y está seguro de que habrá resultados. “Estamos sentando las bases de una nueva forma de impartir justicia”, recalcó.

Dijo también que las autoridades del país no son encubridoras ni cómplices de nadie y rechazó que se haya amenazado a EU con expulsar a agentes de corporaciones extranjeras. “No amenazamos a nadie: lo único que hicimos fue, por vía diplomática, expresar nuestra inconformidad”.

No habrá impunidad: SRE

El titular de la SRE, Marcelo Ebrard, expresó en tanto que en el caso del general Salvador Cienfuegos lo que hizo México fue defender un principio de respeto a la soberanía del país ya que no se informó de su captura y se violó el acuerdo de cooperación establecido entre ambos países.

Ratificó que el extitular de la Sedena será sujeto a una investigación en México, para lo cual se pidió al Departamento de Justicia norteamericano toda la evidencia del caso.

“De modo que para México no existe el escenario de impunidad. Sería muy costoso para México haber optado por tener esta conversación con EU, lograr que se desestimen por primera vez en la historia los cargos contra un exsecretario, en este caso, de la Defensa, que sea retornado a México y luego no hacer nada. Y ya sería casi suicida. Para eso mejor no decimos nada, que se quede allá”, indicó.

Recordó el canciller que México tiene una Fiscalía General de la República, un Poder Judicial donde se están dando cambios, capaz de juzgar conforme a Derecho a cualquier persona y en especial a los más altos funcionarios.

Explicó que en el caso de la detención del general Cienfuegos había dos caminos: o se reparaba la violación al acuerdo que existe entre ambos países o México pondría sobre la mesa revisar toda la cooperación porque “¿quién lo puso en duda? ¿Nosotros? No. Entonces lo que México hizo fue plantear esto, exacto como lo estoy diciendo y con todo respeto, y debo reconocer que el fiscal general (de EU, William Barr) se dio cuenta de que así es, que México tiene razón, le asisten la razón y el derecho”.

Y se preguntó: “¿Quién determinará si el general Cienfuegos o quienes resulten en esta investigación son culpables? ¿Y quién los sentenciará en su caso?” A lo que respondió que la autoridad mexicana.

“Nosotros no podríamos partir del principio de que solo se sancione e investigue a aquellos que sean sometidos a proceso en Estados Unidos. Si pensamos de ese modo estaríamos renunciando a ser una nación independiente. Por supuesto que jamás aceptaremos eso”, recalcó Ebrard.

Comprometidos

Por su lado durante la conmemoración del CX aniversario de la Revolución Mexicana el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, afirmó que “quienes somos parte de las Fuerzas Armadas provenimos de poblaciones de todo el territorio nacional y esto es muestra fehaciente de que nuestra institución nació del pueblo, se nutre del pueblo y trabaja por el pueblo”.

Resaltó en nombre de quienes forman parte de las Fuerzas Armadas “nuestro especial reconocimiento y agradecimiento a los que hacen aún más sólida esta fortaleza institucional con su respaldo ante cualquier circunstancia que afecta a nuestro instituto armado. Me refiero al gobierno de la República, a los diferentes sectores de la sociedad, a particulares y a medios de comunicación que de manera permanente demuestran su aprecio por nuestro trabajo. A todos, gracias por su empatía y valioso apoyo”.

El titular de la Sedena afirmó que “nada nos desanima, nada nos detendrá en el servicio que prestamos a los mexicanos. Hoy más que nunca estamos comprometidos con la transformación en marcha. Hoy más que nunca el Estado mexicano puede confiar en la lealtad institucional que durante más de un siglo han hecho patente sus Fuerzas Armadas”.

El general Sandoval afirmó que el camino que se recorre en la carrera militar es recto y no admite desviaciones de ningún tipo, cada uno con su correcto actuar se va formando su propio destino.

“Cualquiera que sea el desafío a enfrentar, jamás detienen su camino, jamás lo harán, siempre seguirán trabajando por México, cumpliendo los ordenamientos constitucionales”, destacó.

Y recalcó que nunca nada podría distraer a las Fuerzas Armadas de la más elevada tarea que la patria les ha conferido: la defensa de la integridad, independencia y soberanía de la nación de la que, debemos recordar, todo mexicano también es partícipe.

Respaldo a las Fuerzas Armadas

El presidente de la República señaló que en el caso del arresto del general Salvador Cienfuegos en Estados Unidos estaba de por medio “el prestigio de una institución fundamental para el Estado mexicano, que es la Sedena, las Fuerzas Armadas; no es cualquier cosa”.

Añadió el mandatario que “no podemos permitir sin elementos que se socaven nuestras instituciones fundamentales”.

Y puntualizó: “Se tiene que cuidar a la institución de instituciones del Estado mexicano. No se puede, por un hecho como este, aun con todo lo lamentable y escandaloso que sea, desacreditar de tajo a una institución”.

Valores militares

Honor Es el sentimiento que impulsa a los militares a cumplir con sus deberes. El ejercicio de la rectitud indica lo que deben hacer, pero sobre todo lo que deben evitar.

Lealtad Es la devoción sincera e infalible hacia una causa y guarda una estrecha analogía con el desinterés. Es fomentada por la franqueza y sostenida por la justicia.

Patriotismo Es el amor a México, el respeto a la bandera y al Himno Nacional. Lo más honroso para un militar es perder la vida por la patria.

Valor Es el ánimo que rige a los militares mexicanos en todos los actos de servicio. El valor militar permite resolver y afrontar con éxito cualquier riesgo.

Abnegación Es anteponer el servicio a los intereses particulares, el sacrificio por la patria sin esperar recompensa alguna: solo la satisfacción del deber cumplido.

Ayuda a la población

La Secretaría de la Defensa Nacional cuenta con el Plan de Auxilio a la Población Civil en Casos de Desastre, el denominado Plan DN-III-E, en tanto que la Secretaría de Marina cuenta con uno propio denominado Plan Marina.

Se trata de instrumentos operativos militares que establecen los lineamientos generales a los organismos de las Fuerzas Armadas para realizar actividades de auxilio a la población afectada por desastres de origen natural o humano, optimizando el empleo de los recursos humanos y materiales para su atención oportuna, eficaz y eficiente, apoyando además la preservación de sus bienes y entorno.

Las Fuerzas Armadas prestan ayuda con los planes DN-III-E, Plan Marina y Plan de la Guardia Nacional en casos de desastres, como se hace ahora en el sudeste del país.

La historia nacional es testigo de que ante momentos de adversidad, catástrofes naturales o conflictos internos que ha vivido el país el ánimo del soldado y el marino no decae: por el contrario se mantiene firme, se fortalece y sirve el reto que se afronte para imprimir fuerza en el cumplimiento del deber.

Durante el presente año se desplegaron siete mil 856 elementos de las Fuerzas Armadas para auxiliar a la población en diversos desastres naturales ocurridos en Quintana Roo, Yucatán, Chiapas y Tabasco.

De manera particular destaca la labor de las Fuerzas Armadas en la atención de la emergencia sanitaria por el Covid-19. En el caso del Ejército se desplegaron 20 mil 244 médicos, enfermeras, dentistas y oficiales militares. Este personal trabaja en 262 pelotones de sanidad y cuenta con dos mil 371 ambulancias, aeronaves y otros vehículos para auxiliar a la población en 51 hospitales en todos los niveles.