CIUDAD DE MÉXICO, 29NOVIEMBRE2018.- Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional, encabezó la última ceremonia para otorgar en su totalidad 103  Condecoraciones a la “Distinción Militar”, “Mérito Técnico” y “Mención Honorífica”, llevada a cabo en las instalaciones del Estadio de Futbol “SEDENA” del Campo Militar 1-A. Salvador Cienfuegos, aprovechó para despedirse del personal militar, ante la finalización de su gestión como Secretario de la Defensa, mando que entregará al primer minuto del próximo sábado 1 de diciembre.
FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM
Mario Jasso/Mario Jasso
19 enero, 2021
Ángel Hernández
Nacional

¡INOCENTE!

La FGR exonera al general Salvador Cienfuegos de presuntos vínculos con el narcotráfico.

El general Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional, fue exonerado por la Fiscalía General de la República (FGR) luego de que el Ministerio Público Federal realizó un análisis de la investigación hecha por la Administración para el Control de Drogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés), que lo acusó de presunto tráfico de drogas y lavado de dinero.

Dos meses después de que el alto mando militar mexicano fue entregado por las autoridades estadunidenses a México al serle retirados los cargos en EU —donde estuvo detenido desde el 15 de octubre hasta el 18 de noviembre—, la FGR determinó que Cienfuegos Zepeda nunca tuvo algún encuentro o comunicación con integrantes de una agrupación del crimen organizado ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a personas de una organización delictiva.

Por ello, con base en los razonamientos y pruebas en la carpeta correspondiente iniciada en México a partir del expediente entregado por la DEA, la Fiscalía General determinó el no ejercicio de la acción penal contra el general Salvador Cienfuegos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que exonerar al extitular de la Defensa Nacional fue una decisión de la FGR que su gobierno avala y apoya ya que si bien debe terminarse con la impunidad y la corrupción “no puede haber represalias, venganzas y no se pueden inventar delitos”.

López Obrador acusó de hecho a la DEA de fabricar delitos al general y dijo que su detención se realizó antes de las elecciones presidenciales en el vecino país del norte (19 días previos a la jornada electoral del 3 de noviembre), aun cuando ya llevaban mucho tiempo con la investigación y pese a que Cienfuegos había estado en marzo de 2020 en la Unión Americana con su familia.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, aclaró a su vez que la indagatoria sobre el general Cienfuegos no ha terminado y aún hay elementos por analizar.

Sin embargo dijo que con el expediente enviado por Estados Unidos, lo que presentó la FGR y la defensa del general “no hay elementos para iniciar acción penal en su contra”.

Ante la resolución de la fiscalía mexicana el Departamento de Estado norteamericano manifestó a su vez que Estados Unidos se reserva el derecho de reiniciar el enjuiciamiento a Cienfuegos si lo considera necesario.

Pero de hecho en el expediente entregado por el Departamento de Justicia de EU al gobierno de México, difundido la tarde del viernes 15 de enero por la Secretaría de Relaciones Exteriores, se establece que el general Cienfuegos nunca fue el objetivo central de una investigación de la DEA.

“En esta investigación la DEA nunca tuvo como objetivo directo a ningún funcionario del gobierno de México; tampoco estuvo vigilando o investigando las actividades de Cienfuegos Zepeda dentro de territorio nacional, ni influyó en la decisión del viaje de Cienfuegos Zepeda a Estados Unidos, siendo esto último lo que condujo a su arresto”, estableció el Departamento de Justicia, que agregó que tampoco interceptó directamente las comunicaciones del general mexicano.

Sin pruebas ni elementos

La noche del jueves 14 de enero la FGR emitió un comunicado en el que informó que después de realizar un análisis de la investigación contra el general Cienfuegos hecha por la DEA concluyó que el militar nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades estadunidenses.

Agregó que tampoco sostuvo comunicación alguna con criminales referidos en la indagatoria, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos.

De igual manera tampoco encontró prueba alguna de que hubiera utilizado ningún equipo o medio electrónico, ni que hubiera emitido alguna orden para favorecer al grupo delictivo señalado en el caso (el cartel H-2 que opera en Nayarit y Sinaloa).

Aseveró que por los motivos anteriores y con base en los razonamientos y pruebas en la carpeta correspondiente, por medio de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) determinó no ejercer acción penal contra Salvador Cienfuegos.

La DEA no informó ni colaboró

La FGR explicó que desde 2013, durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, la DEA inició sin el conocimiento y sin la colaboración con la administración mexicana una investigación de delitos contra la salud en la que se involucraba al entonces secretario de la Defensa Nacional.

Refirió que esa investigación la continuó la agencia estadunidense durante la actual administración, sin haber tampoco informado a las autoridades mexicanas sobre el caso.

El 15 de octubre de 2020, añadió, agentes de ese organismo detuvieron al general de división mexicano en el aeropuerto de Los Ángeles, California, sujetándolo a proceso por presuntos delitos contra la salud y lavado de dinero.

Puntualizó que después de cinco semanas de haber sido detenido el general Cienfuegos el Departamento de Justicia le solicitó a la jueza que conoció del caso en ese país que desestimara los cargos, la cual estimó procedente tal petición.

La FGR resaltó que durante el lapso de la detención del general Cienfuegos y después de haber sido ya informada sobre el procedimiento solicitó y recibió las pruebas que enviaron las autoridades norteamericanas al respecto.

Recordó que el 18 de noviembre de 2020 el extitular de la Sedena fue entregado por las autoridades estadunidenses al Ministerio Público Federal mexicano, al que sujetó el procedimiento legal correspondiente con respeto a su derecho constitucional de presunción de inocencia, toda vez que los cargos en su contra habían sido desestimados por las autoridades estadunidenses y la investigación en México se encontraba en su fase inicial.

Exonerado

Agregó que el 9 de enero de 2021 Cienfuegos Zepeda conoció las imputaciones hechas por las autoridades estadunidenses, así como las investigaciones realizadas por la FGR.

A partir de esa fecha el general aportó elementos de prueba y la Fiscalía General realizó las acciones necesarias para obtener las evidencias necesarias del caso.

Expuso que del análisis se concluyó la falta de elementos para atribuir algún delito al general y del análisis de su situación patrimonial, así como el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, no se obtuvo tampoco dato alguno o síntoma de obtención de ingresos ilegales o acrecentamiento de su patrimonio fuera de lo normal, de acuerdo con sus percepciones en el servicio público.

Por ello, y con base en los razonamientos y pruebas en la carpeta correspondiente, mediante la SEIDO determinó el no ejercicio de la acción penal.

Investigación sin sustento

Ante la resolución de la FGR el presidente López Obrador dijo que si el gobierno de Estados Unidos o la DEA tienen pruebas de otro tipo su administración lo daría a conocer.

“La Fiscalía ha actuado porque se consideró que los elementos de prueba presentados por el gobierno de Estados Unidos, en este caso por la agencia que se conoce por sus siglas como DEA, no tienen ningún valor probatorio para procesar, para iniciar un juicio contra el general Cienfuegos”, expresó el mandatario, quien se preguntó: “¿Por qué hicieron esta investigación así: sin sustento, sin pruebas?”

Reiteró que la FGR resolvió que “no procede la acusación que se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadunidense encargada del combate a las drogas, por la DEA”.

López Obrador añadió que giró instrucciones al secretario de Relaciones Exteriores para que se dé a conocer todo el expediente del caso del general Cienfuegos para que la gente cuente con toda la información, para que se sepa por qué la fiscalía está actuando como lo ha decidido, se tenga toda la información y no ocultar absolutamente nada.

Expediente abierto

El jefe del Ejecutivo comentó que están abiertos a recibir todas las pruebas “pero no queremos especulaciones, ni conjeturas; no queremos la fabricación de delitos; no queremos venganzas y no aceptamos intimidaciones. Somos un país libre, independiente, soberano”, apuntó.

Agradeció a las autoridades de Estados Unidos por su decisión de reponer el procedimiento, de enmendar lo que en opinión de México fue un error.

Resaltó que en su determinación respecto del general Salvador Cienfuegos la Fiscalía General de la República actuó con independencia, con autonomía, y señaló que “el expediente queda ahí, abierto para que si existen elementos y pruebas se castigue a los verdaderos responsables, si existen responsables en este caso en particular”.

En este sentido el canciller Marcelo Ebrard dijo que la FGR llamó a comparecer al general Cienfuegos, a quien se hizo de su conocimiento el expediente conforme a la ley ya que tenía derecho a ello y a una defensa legal.

Agregó que la fiscalía concluyó que de esos testimonios, de esas pruebas, de esos elementos que mandaron las autoridades de Estados Unidos a México no procedía la acción penal contra el general.

“Con los elementos que proporcionó la defensa, pero sobre todo lo que proporcionó Estados Unidos, no hay manera de vincular a proceso al general Cienfuegos; es más: en México ni siquiera lo habrían podido detener, de acuerdo a la ley vigente”, destacó.

Ebrard indicó que se entregará a las nuevas autoridades de EU, seguramente al nuevo gobierno de Joe Biden, lo que se hizo en el proceso de investigación, los elementos y las conclusiones.

Expresó que hay otros elementos importantes que se deben investigar pero en lo que hace al general Cienfuegos “hoy, con todos los testimonios que tiene, que mandó Estados Unidos, lo que investigó la Fiscalía y lo que presentó la defensa del general, no hay elementos para iniciar acción penal en su contra o determinar algún tipo de situación procesal vinculada a proceso. Esa es la verdad”.

Cronograma

15 de octubre de 2020 El general Salvador Cienfuegos es detenido en el aeropuerto de Los Ángeles, California, cuando estaba acompañado por su familia. Los cargos son presunto tráfico de drogas y lavado de dinero.

17 de noviembre México y EU informan que en interés de mostrar un frente unido contra todas las formas de criminalidad el Departamento de Estado norteamericano solicitó a la jueza del caso desestimar los cargos penales contra Cienfuegos.

18 de noviembre El exsecretario de la Defensa Nacional es entregado por las autoridades de EU a la Fiscalía General de la República.

15 de enero de 2021 La Fiscalía determina el no ejercicio de acción penal contra el general Salvador Cienfuegos, al concluir que no existen elementos ni pruebas para procesarlo por los delitos que le imputó la DEA.

Expediente

El expediente del caso del general Salvador Cienfuegos Zepeda, entregado por el Departamento de Justicia de EU al gobierno de México, consta de más de 700 páginas.

Incluye capturas de pantalla de conversaciones entre el líder del cártel de los Beltrán Leyva, Juan Francisco Patrón Sánchez, el H-2, y Daniel Isaac Silva Garate, el H-9.

De acuerdo con los documentos difundidos por la Secretaría de Relaciones Exteriores por instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, la DEA descubrió los presuntos nexos del general mexicano durante el curso de una investigación de distribuidores minoristas de heroína que operaban en Las Vegas, Nevada, y que supuestamente eran abastecidos por Patrón Sánchez, quien operaba en Nayarit y murió durante un enfrentamiento con la Marina.