Trump reinicio campaña1.jpg
12 octubre, 2020
Redacción
Internacional

Asegura Trump que está sano para volver a la batalla electoral

Realiza mitin este lunes en Florida

Washington, Octubre 12.- El presidente Donald Trump declaró que está listo para volver a la campaña electoral a pesar de que persisten interrogantes sobre su salud un día antes de un mitin en Florida para entrar a la recta final antes de las elecciones.

Efectuará su inminente regreso luego de que el doctor de la Casa Blanca dijo que ya no corría el riesgo de contagiar el coronavirus, pero no indicó explícitamente si Trump había dado negativo en la prueba. El presidente insistió que ahora es “inmuneal virus, una afirmación que es imposible de probar y se suma a las incógnitas sobre su salud.

Soy inmune”, manifestó Trump en una entrevista en Fox News. “El presidente está en muy buena forma para librar las batallas”.

En un memorando publicado por la Casa Blanca el sábado por la noche, el doctor Sean Conley dijo que Trump cumplía con los criterios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para interrumpir de manera segura su aislamiento y que, según los “estándares actualmente reconocidos”, ya no se lo consideraba un riesgo de transmisión. El memorando no menciona que Trump haya salido negativo en la prueba del virus.

Pero pruebas de laboratorio sensibles —como la de PCR mencionada en los comunicados del doctor— detectan virus en muestras tomadas de la nariz y la garganta. Algunos expertos médicos dudan que Trump pudiera ser declarado libre del riesgo de contagiar el coronavirus en una etapa tan temprana del transcurso de su enfermedad. Apenas 10 días después del diagnóstico inicial de infección, no hay forma de saber con certeza que alguien ya no contagia, dijeron.

Regresará a los mítines a partir de este lunes en Florida luego de que sigue abajo en las encuestas. La campaña de Trump y la Casa Blanca no han indicado que se tomarán medidas adicionales de seguridad para prevenir la transmisión del virus entre los que viajan en el Air Force One, en el sitio del evento o en mítines programados en Pensilvania y Iowa algunos días después.