Turismo.
Foto: Notimex.
28 marzo, 2020
Redacción
Política

Bajará 0.5 puntos PIB de turismo por COVID-19

Informe de la OCDE prevé que disminuirá 12.1 % llegada de turistas por avión

Ciudad de México, a 28 de marzo. El turismo será uno de los sectores que resulte perdedor en México debido a la crisis económica mundial ocasionada por la pandemia de COVID-19, ya que se espera que en 2020 disminuya la llegada de visitantes internacionales por avión en 12.1 %, establece un reporte de la OCDE.

El informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, precisa que durante el presente año, llegarán por aire al país 17.3 millones de turistas, 2.4 millones de paseantes menos que en 2019. 

Debido al menor ingreso de divisas y la afectación en los servicios como hoteles, restaurantes, esparcimiento, etcétera, la aportación del sector turismo al PIB de México, disminuirá en medio punto porcentual, reduciendo su participación de 8.7 % del PIB de México al 8.2 por ciento por ciento, añade.

El reporte expone que se espera que en 2020, las llegadas de turistas a los hoteles registre una reducción que va desde 4.3 por ciento a 7.7 por ciento, en relación con lo observado en 2019.

“Se estima una pérdida en los puertos mexicanos del Caribe y el Pacífico de casi 829 mil pasajeros de cruceros, equivalente a una reducción en los ingresos de 57 millones de dólares”, recalca.

Comenta que el 12 de marzo de 2020, se anunció oficialmente el aplazamiento de la 45 edición del Tianguis Turístico de México, que se realizará del 19 al 22 de septiembre de 2020, en Mérida, Yucatán.

El 18 de marzo de 2020, el titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Miguel Torruco Marqués, se reunió con el Comité Ejecutivo de Turismo de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), a fin de coordinar el trabajo conjunto con el sector privado de la industria del turismo, para enfrentar los efectos de la pandemia de COVID-19 en el sector. 

El viernes 20 de marzo, Torruco Marqués lanzó el primer video de varios que se difundirán, como parte de una campaña que busca proyectar la fortaleza de México como potencia turística, agregó la OCDE.