Armadora de autos
Foto: NTX
22 noviembre, 2015
Redacción
Política

Industria automotriz: generadora de empleos de calidad

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, la fabricación de automóviles y camiones ha captado 32.7% de la inversión al sector.

La industria automotriz es una de las más importantes del país, tanto por la inversión que genera como por los empleos de calidad que produce en la economía mexicana, lo que la ubica como uno de los sectores productivos que más fuentes de trabajo directo e indirecto crean a nivel nacional.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) destaca que la producción y exportación de automóviles se ha consolidado como una las principales ramas para la economía mexicana.

Esta situación se refleja en que nuestro país se posicionó como el séptimo productor de vehículos a nivel mundial, el primero en América Latina, así como el quinto productor de autopartes en el mundo.

Además, México se ha vuelto más atractivo para la inversión exterior, ya que en el período 1999-2014 se invirtieron 37 mil 669 millones de dólares en el sector automotriz, lo que representó 10% del total de la Inversión Extranjera Directa (IED) recibida en el país.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, la fabricación de automóviles y camiones ha captado 32.7% de la inversión al sector.

Confirman lo anterior los recientes anuncios de inversión de las distintas empresas automotrices que iniciarán operaciones en los próximos años, con la apertura de cinco plantas de vehículos, dos de motores y transmisiones, así como la expansión de plantas ya existentes.

Auge

De acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística, Geografía y Estadística (INEGI), casi 50% de las nuevas plazas de trabajo se han producido en los sectores de la manufactura, en gran medida por el crecimiento experimentado por el sector automotriz en México.

Esta industria generó 34 mil 382 puestos de trabajo en el primer semestre de 2014, lo que representó 20% de los nuevos empleos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por parte de la industria de la transformación, principal eje generador de plazas laborales en el país.

Informes de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y del INEGI destacan además que la construcción de nuevas plantas de producción y la creciente demanda del exterior de vehículos producidos en México provocaron que la participación del sector automotriz dentro de la generación de nuevos empleos en la industria de la transformación representara casi 15%, porcentaje que ha crecido en los años recientes.

La fortaleza de la producción automotriz en el país queda patentizada en el hecho de que en el primer semestre de 2014 la industria tenía registrados 674 mil 908 trabajadores, lo que representó 8.9% más respecto de los registrados en el mismo periodo del año anterior, según registro del INEGI.

En términos reales, la industria automotriz mexicana mantuvo en 8.5% su aportación en el total de empleos nuevos generados en el país durante los primeros seis meses de 2013 y 2014.

El presidente de la AMIA, Eduardo Solís, explica que el aumento de la producción de empleos de calidad en el sector se debe al crecimiento en inversiones que desde 2013 a la fecha suma más de diez mil millones de dólares en nuevas plantas y ampliaciones.

Precisa que se podrían generar 350 mil fuentes de trabajo más si se lograra detener la entrada de autos usados desde Estados Unidos.

Datos oficiales revelan que la industria de autopartes es la mayor empleadora del sector, al contar con un registro de 593 mil 303 personas contratadas al cierre del primer semestre de 2014, lo que representó 8.7% más que lo obtenido en igual periodo de 2013.

Mejor pagados

Según análisis de diversas instancias laborales, la carrera de ingeniero de vehículos motorizados se encuentra como la cuarta mejor pagada del país, que logró aumentar el salario mínimo del sector en 24% en los últimos siete años.

El salario que recibe un ingeniero de esta carrera es de 15 mil 800 pesos como promedio mensual nacional, lo cual sitúa a la ingeniería entre las diez mejores pagadas de México.

La generación de empleos de calidad bien remunerados por parte de la industria automotriz se debe, entre otros factores, a las altas ventas registradas en el sector en los años recientes, lo que a su vez se ha reflejado en un mayor número de fuentes de empleos directos e indirectos generados.

La consolidación de la industria de la fabricación de automóviles en nuestro país ha propiciado, asimismo, una fuerte inversión extranjera, encabezada por Estados Unidos con 53.3% del total de inversión recibida en el sector; le sigue Japón, con 14.8%; y Alemania se encuentra en tercer lugar con 10.8% de los flujos económicos del exterior.

Círculo virtuoso

La confianza de esos países para destinar grandes inversiones al sector automotriz mexicano se debe además a una localización geográfica privilegiada, una importante red de acuerdos comerciales, una robusta cadena de suministros, recursos humanos  jóvenes y calificados como técnicos e ingenieros y a la estabilidad económica.

El crecimiento constante en la producción de automóviles en México ha propiciado que el sector reciba una parte sustantiva de la Inversión Extranjera Directa, lo que a su vez se refleja no solo en un aumento de las fuentes de empleo generadas, sino que para los analistas de esta manera se crea un círculo virtuoso de producción.

Por ello el auge de la industria automotriz no únicamente crea un importante porcentaje de los empleos en el país, sino que además se encuentran entre los mejores remunerados a nivel nacional, lo que no solamente refleja una industria sana: también el constante crecimiento permite fomentar empleos de calidad bien remunerados, lo que impacta en el bienestar de miles de familias mexicanas.