Accidente helicóptero
Foto: AP
27 marzo, 2020
Redacción
Política

Falla técnica, caída de helicóptero de gobernadora de Puebla

El helicóptero “no debió haber volado": Jiménez Espriú.  

Ciudad de México, México, 27 de marzo. El accidente de helicóptero en 2018 en donde murieron la gobernadora del estado de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle, ex gobernador del mismo estado, probablemente fue causado por una falla técnica conocida por la compañía que operaba la aeronave, informó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

Jiménez Espriú señaló que el informe final de la investigación concluyó que el helicóptero “no debió haber volado”.

Las muertes sorprendieron a México y suscitaron sospechas sobre la causa del accidente en la ciudad de Puebla, al sureste de la ciudad de México, el 24 de diciembre de 2018.

Moreno Valle fue una figura prominente en el opositor Partido de Acción Nacional y compitió sin éxito por la nominación presidencial del partido y su liderazgo interno. El partido Morena, al que pertenece el presidente Andrés Manuel López Obrador, impugnó la validez de la victoria electoral de la gobernadora Alonso en julio de 2018. La mandataria estatal fue investida 10 días después de que las autoridades electorales desecharon la impugnación.

El helicóptero Agusta 109 cayó unos diez minutos después de despegar de un helipuerto de la ciudad de Puebla en un vuelo a la Ciudad de México. Se estrelló en el municipio de Santa Maria Coronango, a unos 5,5 kilómetros (unas 3,5 millas) al norte del aeropuerto principal de la ciudad. En total, murieron cinco personas.

Jiménez Espriú aseguró que los errores del operador del helicóptero y los responsables de su mantenimiento contribuyeron al accidente. Específicamente, los investigadores encontraron registros que mostraban que había un problema preexistente con un sistema de estabilidad del helicóptero. Se descubrió que una pieza tenía dos tornillos sueltos en su interior.

El gobierno suspendió las operaciones tanto de la compañía que volaba el helicóptero como de la compañía responsable de su mantenimiento y entregó el informe de la investigación del accidente a los fiscales.

Jiménez Espriú dijo que los testigos describieron que el helicóptero se inclinó repentinamente hacia la izquierda antes de desplomarse. Los investigadores no encontraron objetos que hubieran chocado con la aeronave ni alguna pieza de la aeronave que pudiera haber caído antes del desplome.