Canasta básica.
Foto: Cuarto Oscuro.
13 enero, 2020
Norberto Vázquez
Todo menos politica

Nuevos precios: escenario financiero familiar 2020.

El aumento salarial del 20% se verá contrarrestado: expertos.

Ciudad de México, a 13 de enero. Una serie de gravámenes serán percibidos por los bolsillos de los mexicanos como parte de los ajustes a la Miscelánea Fiscal 2020 y modificaciones al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), por lo que están definidos aumento de precios en alimentos, productos básicos, combustibles y en diversos estados del país: trámites burocráticos, hospedaje, nomina, sorteos, transporte público, predial, agua, entre otros; por lo que especialistas determinan que el incremento a los salarios mínimos se verá contrarrestado.

Para expertos, la cuesta de enero comienza entre una estabilidad macroeconómica mientras en lo cotidiano se vislumbran contrariedades en la microeconomía que traerá consigo problemas en las finanzas domésticas, que es en buena medida lo que más importa a los ciudadanos que no quieren ver deteriorado su poder adquisitivo en los bienes e insumos básicos para la vida diaria.

Y es que tan sólo la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), —la más importante distribuidora de la canasta básica nacional— pone en sobre aviso los ajustes al alza de grandes marcas productoras de alimentos procesados que a su juicio pulverizan el histórico aumento de 20 % a los salarios mínimos celebrado al cierre de 2019 (el cual pasó de 102.68 a 123.22 pesos diarios)  no teniendo con ello ningún beneficio concreto para mejorar las finanzas de los ciudadanos.

Por si fuera poco, estos analistas determinan que considerando los recortes presupuéstales en algunas entidades y municipios del país ha servido de pretexto para que algunos gobernadores y munícipes “justifiquen” los nuevos tributos locales sobre predial, impuesto a nóminas,  bebidas alcohólicas, sorteos, hospedaje, agua, entre otros, que afectan directamente a los pobladores.

Incrementos

Con la llegada del 2020 también llegó una escalada de aumentos de precios en alimentos básico destaca Cuauhtémoc Rivera, presidente de Anpec. De acuerdo con el dirigente, “el alza en los precios será gradual para las familias: se irá aumentando de 50 centavos o de peso en peso y de ello ya han sido advertidas las tiendas de abarrotes y misceláneas del país”, destaca.

Asume que “el incremento del 20% al salario mínimo para los trabajadores en este 2020 anunciado por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en diciembre pasado se verá neutralizado por el incremento que se prevé en productos de la canasta básica, así como por la actualización del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel”, expone.

Pone en contexto la situación. “Durante 2019 tuvimos un incremento de salario mínimo que todos celebramos, sin embargo, la carestía en la que vivimos lo diluyó y resultó insuficiente, tanto que en los monitoreos de precios a la canasta básica de nuestra asociación realiza mes a mes, vimos un aumento sostenido de precios en productos como el tomate, cebolla y jitomate, que duplicaron su precio a lo largo del año” refiere.

Y explica. “Aunado a la carestía de vida tenemos factores fiscales que lo encarecerán aún más como el IEPS pues desde antes de terminar diciembre las cadenas de proveeduría informaron al pequeño comercio de las actualizaciones a los precios donde el primero en elevar sus productos fue una cadena de pan que aumentó dos pesos sus línea de productos de caja en todas sus versiones”.

—¿Cómo podría explica esta escalada de precios?

—La microeconomía se presenta con un alto nivel de dificultad en el que se tendrán que seguir sorteando las constantes alzas a los productos de mayor demanda de la canasta básica por incrementos fiscales a hidrocarburos, que encarece el transporte de mercancías, así como el transporte público, muestra de ello en el Estado de México.

Rivera, líder del comercio en pequeño concluye. “La carestía de la vida es esa piedrita en el zapato que nos fastidia a cada paso que damos pero hasta ahora no la hemos podido controlar pues mientras no haya desarrollo económico no se podrá fortalecer el mercado interno, los mexicanos no podrán tener una certeza económica”.

Entidades

Con el diseño del Presupuesto de Egresos para la Ciudad de México se aprobó el Paquete Económico 2020 que contempla cuatro nuevos impuestos que serán aplicados en este año.

Uno de ellos es al alcohol, con el objetivo de desalentar el consumo excesivo de prevenir enfermedades, adicciones, accidentes de tránsito y violencia doméstica se aceptó establecer un impuesto que acorde a la Ley de Ingreso.

Para las apuestas y casinos, el Congreso local aprobó que se estableciera un impuesto del 10% en los juegos de apuestas aplicado al monto que apueste el jugador: los casinos tendrán un gravamen de 20% que representará 431.8 millones de pesos para las arcas gubernamentales.

Sobre el cobro de tenencia de automóvil tendrá un cambio para que se iguale al que existe en el Estado de México: se aplicará en autos particulares de hasta 15 pasajeros y motocicletas con modelos posteriores a 2001.

En cuanto al alojamiento, los hoteles y servicios de hospedaje tendrán que pagar un impuesto más alto que antes, pues el Congreso aprobó el aumento de 3 a 3.5 por ciento.

Otras entidades también tendrán incrementos bajo el objetivo de fortalecer los ingresos que se vieron mermados por la magra integración en sus presupuestos.

Aguascalientes, Michoacán, Puebla y Guanajuato son las entidades federativas en donde se experimentarán las modificaciones más importantes que le apuestan a los llamados impuestos cedulares o estatales a partir de los cuales se pretende gravar los ingresos obtenidos a través de diversas actividades locales.

En Michoacán se busca cobrar impuestos por la prestación de servicios profesionales y por actividades empresariales, además, el gobierno local apuesta por gravámenes ecológicos en la extracción de materiales, por la emisión de gases a la atmósfera, así como de contaminantes al suelo, subsuelo y agua.

Para Puebla, una de las modificaciones más relevantes es el aumento del cero al 6% el Impuesto sobre la Nómina. Asimismo, un gravamen del 3% por juegos de apuestas sería tan significativo como el que se aplicará en las plataformas de hospedajes (como Airbnb) las cuales deberán contribuir con un tributo de entre 2.5% y 3 por ciento.

Guanajuato también ha considera aumentar la tasa de los impuestos cedulares del 2 al 5%, mientras que en los servicios de hospedaje se planteó un alza que llegaría al 4%, sin embargo, el nuevo impuesto que se ha considerado integrar está relacionado con los bienes inmuebles, a los cuales se les cobraría una tasa del 5% por su enajenación.

En Aguascalientes se propuso una actualización de los impuestos temporal: el primer cambio relevante es que se modificó la tasa del Impuesto sobre la Nómina de 2% a 2.5% pero se aplicará únicamente para los ejercicios fiscales de 2020 y 2021.

Cambios

Alejo Sánchez, columnista y experto en finanzas expones los principales cambios. “Con el pretexto de que la obesidad y la diabetes ya es una pandemia en el Congreso gravaron las bebidas saborizadas en lugar de establecer todo un paquete de políticas públicas que contemple el cambio de hábitos alimenticios y el fomento de la actividad física”, dice.

Expresa que “en arrendamiento se hace obligatoria la emisión de facturas por parte del arrendador. También se establecerán juicios de arrendamiento de inmuebles, en donde se obligue al arrendatario a pagar rentas vencidas. No se autorizarán pagos vencidos al arrendador si éste no acredita haber expedido las facturas respectivas”, describe.

Y expone: “Otro sector que se verá afectado son las amas de casa y en general todos aquellos que se dediquen a las ventas por catálogo ya que para facilitar el cobro del Impuesto sobre la Renta (ISR) las empresas mayoristas deberán retener el impuesto del vendedor particular. Esta retención será sobre la ganancia, tomando en cuenta el precio de venta al minorista y el precio de venta sugerido en los catálogos”.

Finalmente, afirma que “cuando en otros países del mundo se fomenta entre la población el ahorro aquí se gravará ahora el capital y no solo el interés ganado. El Gobierno Federal explicó que la actualización es debido a que el rendimiento neto (rendimiento nominal menos inflación) de los instrumentos financieros se ha incrementado”, concluye.

Con la entrada del nuevo año, llegan también nuevos impuestos: una nueva etapa tributaria que de alguna u otra medida afectarán los bolsillos de las familias mexicanas.    

 

 

Cinco principales aumentos

 

Gasolina Magna o Regular pasará de 4.81 pesos por litro a 4.95 pesos. Premium aumentará de 4.06 pesos por litro a 4.18 pesos. Diésel incrementará de 5.28 pesos a 5.44 pesos por litro.

Refrescos  Todos las bebidas saborizadas pasarán de 1.17 a 1.26 pesos por litro.

Alcohol  Sufrirá un aumento del 4.5% sobre el precio de la venta de productos con alcohol. El impuesto no aplicará a la cerveza, aguamiel o pulque por el grado de alcohol que contiene.

Boletos de avión La Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) tendrá un incremento en el costo de boletos tanto nacional como internacionales. En 2019 la TUA fue de $23.79 dólares en vuelos nacionales y $45.18 dólares en vuelos internacionales. Con la modificación pasará a $24.21 dólares y $45.98 dólares, respectivamente. (Todo se mide en dólares)

Tenencia El cobro sufrirá un cambio y ahora estará sujeto a un modelo de tasa única del 3% sobre el valor del vehículo, solo para los autos que tengan un valor mayor a 250 mil pesos.

Fuente Miscelánea Fiscal 2020 (DOF).

 

 

Inflación

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) cerró con un aumento de 0.56 % en diciembre al compararlo con el mes inmediato anterior y la inflación anual se ubicó en 2.83 por ciento. Esta es la tasa más baja registrada desde 2015 y se mantuvo por debajo de la meta del Banco de México de 3.0 %, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).