Lunes 17 de diciembre de 2018
Todo menos politica

Gotan, el puesto donde comían juntos un político y un albañil

Restaurante
2015-06-25 21:53:57 por Juan Carlos Ponce
Foto: Juan Carlos Ponce

Luego de ser uno de los tantos puestos de comida que a finales de los años noventa se ubicaron en las inmediaciones del Monumento a la Revolución, el lugar donde se podía ver comiendo juntos a políticos o a obreros, ahora es un popular restaurante argentino llamado “Gotan”.

La historia de “Gotan” comenzó en el año 1999 cuando la argentina Viviana Grajeda y su esposo Juan Carlos, a quién conoció durante su viaje a México, decidieron poner un puesto de comida de carne asada en el cruce de las calles Lafragua y Plaza de la República.

Antes de aventurarse en el mundo de la comida, la pareja decidió viajar a Argentina para recibir la instrucción del padre de Grajeda, quien durante su juventud fue peón de campo y aprendió la técnica para realizar un buen asado

“Empezamos con el puesto en la calle que estaba cerca del Monumento a la Revolución, ahí estuvimos 11 años en un puesto de lámina, mi marido y yo ‘chambiándole’ durísimo. Pero la verdad fue de las experiencias más bellas que tuve en la vida porque pude conocer mucho más enraizadamente al mexicano”, relata Grajeda.

Una de la cosas que más impactaron a la pareja fue que en su puesto de comida podía convivir, sin ningún problema, gente de diferentes estratos sociales.

“En ese tiempo venía a comer el nieto del ex presidente Elías Calles, que era senador en ese momento y a su lado se sentaba un albañil, se sacaba el casco y comía. Creo que fue de los pocos lugares donde ví sentarse a un senador al lado de un albañil, era muy bello porque se daba eso y la gente comía y platicaba como olvidándose de dónde venían”, agregó.

Adiós al changarro, bienvenido el restaurante

En 2010, cuando comenzaron las obras de remodelación del Monumento a la Revolución, los comerciantes fueron desplazados de la zona, motivo por el que la pareja tuvo que buscar un local para continuar con su negocio de comida.

“Este lugar casi nos esperó un año porque nosotros no teníamos el dinero, ni la expectativa de poder rentarlo y es un lugar muy demandado. No sé por qué nos esperó un año. En ese año, el ‘Gotan’ pequeñito fue creciendo y eso nos permitió, con algo de dinero que ahorramos, poder llegar aquí”, explica Grajeda.

La propietaria del restaurante recuerda que el día que abrieron el local, ubicado en la calle Pedro Baranda 17, de la colonia Tabacalera, en la delegación Cuauhtémoc, pusieron carteles de colores al frente del establecimiento porque no hubo dinero para arreglar la fachada. 

“Al principio yo no me adaptaba porque nuestro ámbito de radio era de un metro por un metro en el puesto, aunque el lugar es muy chiquito, tiene como 50 y pico de metros cuadrados, era un sitio muy grande para nosotros”, comenta.


México, su gran amor

Grajeda, quien durate la época de la dictadura argentina tuvo que abandonar su país y regufiarse en Ginebra, recuerda que tras terminar la carrera de Arqueología Prehispánica en la Universidad de Buenos Aires, su máximo sueño era conocer México para cumplir una promesa que le hizo a su madre.

"A los 10 años de edad mi madre me regaló un libro que en la portada tenía la zona arqueológica de Monte Albán, yo no sabía ni qué era, hasta ese m0mento supe que estaba situado en México y le dije a mi madre que yo iba a conocer este lugar", explica.

“Cuando llegué a Monte Albán recuerdo que me senté en una piedra y no paraba de llorar y llorar y hasta el día de hoy ese momento me emociona. Y adopté este país como mío” agrega.

Entre lágrimas, la argentina recuerda una frase que un día le dijo su abuelo: “mi país son mis zapatos”.

“Y es verdad, este es mi país por elección, el otro es de nacimiento que también amo, digo no reniego para nada de Argentina lo amo como país, pero este también es mi país. Es como tener dos hijos que te duelan las dos personas”.

De acuerdo con Grajeda, en los años que lleva viviendo en nuestro país aprendió a ser más intensa, a disfrutar más el presente y conocer relación entre la vida y la muerte.

“El tiempo me dejó conocer cómo es el mexicano y por qué son tan intensos, yo no lo era tanto, ustedes me enseñaron. Ahora entiendo por qué el mexicano es tan intenso, esta cosa que tienen que de golpe hipotecan a la abuela en el Monte de Piedad para irse de fin de año a Acapulco, pero viven el momento muy intensamente”.


Plantón de CNTE casi los deja en la calle

Uno de los momento más difíciles en la historia del restaurante fue en 2013 cuando los maestros de la CNTE organizaron un plantón en las inmediaciones del Monumento a la Revolución, motivo que casi los lleva a la quiebra.

"En la época de los maestros estuvimos casi 4 meses cerrados. Ellos tienen tanto derecho como cualquiera de nosotros a expresar su inconformidad, quizá en el Zócalo de su pueblo ni les prestarian atención, entonces tienen que venir a la gran ciudad para que los escuchen", menciona Grajeda.

"Estábamos a punto de quebrar, pero el destino dijo 'no', le continuamos, y empezó a crecer (el negocio) después de todo eso. Aunque quedaron algunos rezagos; por ejemplo, quedamos en el buzón de crédito por eso no aceptamos tarjetas de crédito, pero ya estamos saliendo de ese problema".


"Gotan" se vuelve histórico

Gracias a los resultados positivos y a la aceptación de la gente, el restaurante que debe su nombre a un juego de palabras Gotan-Tango, tendrá una sucursal en Revillagigedo 18, en la colonia Centro, entre las callles Juárez e Independencia.

"En este lugar habrá espectáculos de tangos los viernes y sábados, de una amiga querídisima que canta maravillosamente tangos y habrá entrada libre. La gente va a poder tomar su copa de vino o lo que quiera y va a poder ver su show", menciona Grajeda.

Además de los platillos tradicionales, este lugar que abrirá sus puertas a mediados de julio, regresará el tradicional "Rapidín", una carne que se sirve con ensalada mixta y tiene un precio económico.

"Nos gusta hacer las cosas apasionadamente bien. No importa el poder adquisitivo que tengan, a la gente y al paladar no se le puede engañar. Entonces hay que respetar, dar buena calidad de las cosas, esmerarnos en ser creativos y en darles algo distinto en precios razonables", agrega.

 

#gotan restaurante
# restaurantes tabacalera
# restaurantes revolucion
# restaurates monumento a la revolucion
# restaurante argentino
# gotan restaurante argentino
# viviana grajeda gotan
# historia restaurante gotan


Acerca del Autor
Sin descripción