Viernes 15 de diciembre de 2017
Legislativas

Fortaleza del mercado aeroespacial mexicano

Mercado aeroespacial
2017-03-21 12:11:06 por Norberto Vázquez
Foto: NASA Victor Zelentsov

 

La industria aeroespacial de México es un nicho de alta tecnología que va en alza porque genera una gran variedad de productos y servicios que repercuten en muchos sectores vitales para el funcionamiento del mundo moderno: desde las comunicaciones y el transporte hasta las inversiones en seguridad y defensa de diversos países, pasando también por el apoyo a las firmas internacionales más importantes que fabrican y ponen en órbita satélites convencionales.

Este mercado, dicen expertos consultados, se fortalece aún más mediante un mayor impulso al comercio exterior y un enfoque claro de apertura comercial, misma que comenzó en nuestro país hace más de 20 años. Desde entonces México ha pasado de exportar materias primas a convertirse en uno de los productores más competitivos en el sector aeroespacial.

Y sobre todo, agregan, con capital humano calificado: cada año se gradúan más de diez mil ingenieros y técnicos de universidades mexicanas y de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), cifra que excede a la de naciones como Alemania, Reino Unido y Brasil.

Es tal la calidad de nuestro talento, que más de 50 mil personas laboran cada día en el nicho aeroespacial del país: ingenieros aeroespaciales, aeronáuticos, mecánicos, mecatrónicos, electrónicos, químicos, civiles, industriales, en telecomunicaciones, en materiales, en informática y en computación.

Es por eso que la fracción parlamentaria del Partido Verde (PVEM) en la Cámara de Diputados, a través de un punto de acuerdo que presentó el diputado Javier Octavio Herrera Borunda, exhorta a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC) para que genere un acercamiento con las empresas que desean invertir en nuestro país, a fin de concretar una política pública para el desarrollo de la industria aeroespacial.

Esta, sugiere el PVEM, debe enfocarse en la colocación de satélites en el espacio, tal como ya lo ha hecho la AEM con la empresa Airbus Safran Launchers —consorcio integrado por la firma aeroespacial europea Airbus Group y el grupo francés Safran.

Competitivo

Con costos de producción menores a los de países como China, gran calidad en la mano de obra y posición geográfica estratégica para la llegada de componentes y su distribución, México se perfila para colocarse entre los diez mejores productores de la industria aeroespaciala nivel mundial en 2020, establecen cifras de ProMéxico.

Los indicadores de este fideicomiso que promueve el comercio y la inversión internacional sectorizado de la Secretaría de Economía (SE) establecen que en 2015 el monto de inversión fue de cinco mil 400 millones de dólares, mientras que para 2016 fue de seis mil 300 millones y rumbo a 2020 el valor de las exportaciones de laindustria aeroespacial sumará cerca de doce mil millones de dólares.

El organismo adelanta que el número de compañías de este sector en Méxicotambién aumentará: en 2013 se contaba con 295; para 2014 subió a 310, y para 2020 se espera un total cercano a las 500 firmas que operen diversos bienes y servicios para surtir a proveedores de Europa, Asia y Estados Unidos.

En materia de empleos, el diagnóstico de ProMéxico fue de 41 mil trabajadores en 2015, mientras que en 2016 se incrementó a 45 mil y para 2020 se calcula que aumentarán a 75 mil empleos formales.

El documento establece que las exportaciones de nuestra industria aeroespacial no han hecho más que aumentar en los últimos años: en 2015 alcanzaron un monto de dos mil 522 millones de dólares y en 2016 la cifra alcanzó los seis mil 266 millones.

También indica que el sector aeroespacial mexicano está formado por empresas dedicadas a manufactura, mantenimiento, reparación, revisión, ingeniería, diseño y otros servicios, tales como aerolíneas, laboratorios especializados de pruebas y centros de capacitación, entre otros, de aeronaves militares y comerciales. Y de manera reciente insumos y apoyo de ingeniería a través de la AEM a empresas que arman y ponen en órbita satélites comerciales.

ProMexico afirma que el florecimiento de esta industria, se da porque sin duda tiene un amplio mercado mundial por delante. En la Unión Europea, la Agencia Espacial Europea y las agencias espaciales de las principales naciones del Viejo Continente son unos de los mayores consumidores de tecnología y productos aeroespaciales. Los principales polos de desarrollo de esta industria están en Toulouse, Francia; Hamburgo, Alemania, y Bristol en el Reino Unido.

AEM

Todo ello demuestra que en México se desarrolla un sector con mano de obra altamente calificada, en gran parte gracias a la AEM, organismo que redobla esfuerzos para desarrollar proyectos de telecomunicaciones “a fin de llevar sus beneficios a la población”, expresa su director general, Javier Mendieta Jiménez. (Recuadro 1)

“Actualmente esta innovadora capacidad nacional se encuentra desarrollándose ya mayormente por ingenieros mexicanos en el Centro de Investigación y Desarrollo en Telecomunicaciones Espaciales (CIDTE), el primero de su tipo en México y cuya puesta en marcha tuvo lugar en marzo de 2015”, expone.

Refiere que el CIDTE —ubicado en Zacatecas— “impulsa la investigación y desarrollo de instrumentación espacial para aplicaciones en telecomunicaciones, antenas y radiofrecuencia, por lo que sus trabajos impulsan la integración de tecnología mexicana al diseño y desarrollo de terminales satelitales terrestres”.

Y explica: “En ese lugar se desarrollan sistemas embebidos, de telemetría y comando tanto del segmento espacial como del terrestre; evaluación de plataformas satelitales; desarrollo de radio módems satelitales; estaciones terrenas y utilización de dispositivos móviles para el monitoreo de alerta temprana, entre otros fines de tipo productivo y de interés público para el beneficio del país”.

Mendieta resalta que el CIDTE “es producto de la colaboración con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Universidad Autónoma de Zacatecas y el gobierno de Zacatecas, y gracias a diversos convenios firmados cuenta con especialistas nacionales e internacionales”.

Y detalla que “continuarán las colaboraciones con instituciones nacionales e internacionales para la formación de científicos y expertos del más alto nivel, a fin de desarrollar proyectos de ciencia y tecnología espacial que traigan beneficios desde el espacio hacia la sociedad mexicana”.

Apoyo

Y desde el espacio legislativo, concretamente la cámara baja, los 41 integrantes de la fracción parlamentaria del Partido Verde avalaron el punto de acuerdo que presentó Javier Octavio Herrera Borunda para apoyar de manera decidida a este sector.

Herrera afirma que una de las estrategias más importantes que debemos privilegiar en este país, sobre todo en materia económica, es fortalecer las condiciones que tenemos de ventajas competitivas en nuestro territorio.

“Para México la industria aeroespacial representa una gran oportunidad para el crecimiento del empleo y el bienestar de miles de mexicanos y mexicanas que se benefician del establecimiento de este tipo de empresas en el territorio”, explica. (Recuadro 2)

Aclara que “empresas especializadas en la industria aeroespacial interesadas en diversas actividades primordiales para el sector se han visto atraídas por las ventajas competitivas que representa el país, como son la localización geográfica y los tratados comerciales, lo cual facilita las exportaciones, porque esta industria requiere de varios componentes y de varias participaciones. Resaltan la experiencia acumulada que tiene México en manufactura, las habilidades que se han generado en ensamblaje, los servicios técnicos que se dan aquí y, sobre todo, los costos competitivos. Tenemos en este sector, principalmente, una mano de obra muy calificada”, señala.

Ofrece sus cifras: “La importancia que tiene la industria aeroespacial ha llegado a un punto tan importante en el país, que hoy y por hoy se ha convertido en 47% del objetivo de la Inversión Extranjera Directa en México, inversión que ayuda sin duda a la calidad de vida de las regiones donde se localiza este nicho: estamos hablando de 18 estados de la República, principalmente en el norte, en el Bajío y en la zona de Querétaro”.

Y pone énfasis en la dinámica geopolítica que enfrenta nuestro país: “Es importante que ante la amenaza que representa la entrada del nuevo gobierno de Estados Unidos, donde Donald Trump está constantemente amenazando a las industrias para desincentivar que vayan a invertir en otros territorios, sobre todo en México, nosotros basemos nuestra ventaja competitiva en el hecho de que simplemente tenemos una mano de obra más barata. Debemos privilegiar los sectores donde tenemos la mano de obra más calificada y más hábil. Y esa es precisamente la industria aeroespacial”.

Menciona que “cuando digo más hábil es que hemos podido desarrollar no solo las competencias de la gente en la industria sino también en la preparación. Hay instituciones académicas reconocidas, como el IPN que tiene un Centro Especializado en Investigación de Ingeniería Aeronáutica; también la Universidad Autónoma de Nuevo León, y la Universidad Aeronáutica de Querétaro, por mencionar algunas”.

Es decir, agrega Herrera, que “en este sector estamos logrando que México tenga ventajas competitivas que hacen mucho más importante que este tipo de industrias vengan al país. Ya existió un acercamiento por parte de la empresa Airbus Safran Launchers, que está interesada en invertir en México. Pero hay muchas otras compañías interesadas en invertir en nuestro sector aeroespacial. Sobre todo en el tema de más alta tecnología, que es la colocación de satélites”.

Concluye que el punto de acuerdo que se presentó “es un exhorto de pronta resolución que hacemos; pedimos a toda la Cámara de Diputados el apoyo para que la SCT, en conjunto con la Agencia Espacial Mexicana, den respuesta y generen encuentros con este tipo de industrias: privilegiemos las competencias donde las tenemos, dispensemos precisamente las ventajas competitivas que tiene el país. El desarrollo nacional no puede esperar. Las soluciones que tenemos que dar a los ciudadanos son urgentes y es un momento oportuno ante la amenaza que representa el gobierno de Trump”.

Así, para los consultados la industria aeroespacial en México se mantiene en una continua innovación pero requiere de apoyo: en las dos últimas décadas nuestro país se ha convertido en el principal receptor mundial de inversiones en el sector de manufactura aeroespacial, pero también en uno de los más importantes productores de ingeniería, investigación y desarrollo.

 

Recuadro 1

Agencia Espacial Mexicana

La AEM es un organismo público descentralizado del gobierno federal y sectorizado en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Utiliza la ciencia y la tecnología espacial para atender las necesidades de la población mexicana y generar empleos de alto valor agregado, impulsando la innovación y el desarrollo del sector espacial, contribuyendo a la competitividad y al posicionamiento de México en la comunidad internacional, en el uso pacífico, eficaz y responsable del espacio. Cuenta con cinco coordinaciones generales: formación de capital humano en el campo espacial; investigación científica y desarrollo tecnológico espacial; desarrollo industrial, comercial y competitividad en el sector espacial; asuntos internacionales, normatividad y seguridad en la materia espacial, y financiamiento y gestión de la información en materia espacial.

Fuente: SCT

 

Recuadro 2

Ventajas que ofrece México a los inversionistas

Localización geográfica, al estar cerca del mercado más importante del mundo, lo que implica reducir costos de producción, principalmente de las compañías que realizan operaciones en Europa.

La experiencia y el nivel de competitividad alcanzados en otros sectores, como el automotriz y electrónico, permite contar con una base de personal y empresas que pueden orientarse al sector aeronáutico.

Diversos tratados de libre comercio que permiten el acceso en condiciones preferenciales a 43 mercados.

Fuente:Secretaría de Economía

#mercado
#aeroespacial
#mundo
#calificado
#sector

Acerca del Autor
Norberto Vázquez
Sin descripción